Gobierno y política de Nepal

Nepal fue, hasta 1990, una monarquía absoluta, tal vez la última del mundo junto con la de Brunéi. Experimentados los cambios internacionales producto del fin de la Guerra Fría, el pequeño país asiático pudo transformarse en un estado multiétnico, plurilinguístico e hiduísta. Bajo el régimen parlamentario iniciado con la aprobación de la Constitución de 1990, el rol de primer ministro como jefe de gobierno se encuentra separado del de jefe de estado, que continuaba en manos del Rey de Nepal. Sin embargo el 23 de diciembre de 2007, después de haber retirado al monarca sus funciones constitucionales como jefe de estado el 15 de enero de aquel año, se alcanzó un acuerdo para abolir la monarquía que finalmente fue proclamada por la Asamblea Constituyente el 28 de mayo de 2008. El sistema político del país está pendiente de la elaboración y aprobación de una nueva Constitución.

Visión de conjunto

El sistema panchyat de gobierno fue abolido en abril de 1990, al igual que gran parte de los remantentes feudales que regían al único estado Hindú del mundo. En un cambio que revivía el sistema democrático multipartidista que rigió al país en la década de 1960, el Rey Birendra convocó a los partidos políticos a redactar una nueva constitución. Esta fue aprobada por plebiscito, realizándose la primera elección libre en 1991, cuando sale ganador el Partido del Congreso (PCN). Este partido se mantuvo en el poder hasta el año 1994, cuando fue derrotado por el Partido Comunista de Nepal (Marxista-Leninista Unificado) PC-MLU, transformándose en el primer país del mundo que tuvo una monarquía dirigida por un partido comunista. A mitad de 1994, el Rey Birenda disolvió el Parlamento de Nepal, al producirse una división interna en el Partido del Congreso. Las elecciones subsecuentes del 15 de noviembre de aquel año, no dieron ningún ganador con la mayoría absoluta, por lo que se generó una serie de débiles gobiernos de coalición, la mayoría de ellos de corta duración. En las elecciones de mayo de 1999 el PCN se hizo con la mayoría de las bancas de la Cámara de Representantes, pudiendo gobernar de la mano de tres primeros ministros hasta el 1 de febrero de 2005, cuando el Rey Gyanendra tomó el control directo del gobierno, producto de la escalada en la guerra contra el Partido Comunista (Maoísta).