Gobierno de España

Gobierno de España
Logotipo del Gobierno de España.svg
Logotipo del Gobierno de España

Palacio de la Moncloa (2).jpg
Pabellón de Consejos del Palacio de La Moncloa
Información general
TipoÓrgano constitucional del poder ejecutivo
Fundación1978
JurisdicciónEspaña
PaísFlag of Spain.svg España
SedePalacio de la Moncloa
Organización
PresidentePedro Sánchez
VicepresidentaCarmen Calvo
ComposiciónConsejo de Ministros
RelacionadosAdministración General del Estado
Sitio web

El Gobierno de España, comúnmente denominado Gobierno de la Nación, es el órgano constitucional que encabeza el poder ejecutivo del país y dirige la Administración General del Estado. El Gobierno depende políticamente del Congreso de los Diputados a través de la investidura o censura de su presidente, conforme al sistema parlamentario establecido por la Constitución de 1978.

Su regulación fundamental se sitúa en el Título IV de la Constitución, así como en el Título V de dicho documento —respecto de su relación con las Cortes Generales—, y en la Ley 50/1997, de 27 de noviembre, del Gobierno.

De acuerdo con el artículo 97 de la Constitución y el artículo 1.1 de la Ley de Gobierno, «el Gobierno dirige la política interior y exterior, la Administración militar y la defensa del Estado. Ejerce la función ejecutiva y la potestad reglamentaria de acuerdo con la Constitución y el rey».

El actual Gobierno de España es el Gobierno Sánchez.

Principios

La actuación del Gobierno está regida por los siguientes principios de funcionamiento:

  • Principio de dirección presidencial: el presidente del Gobierno dirige a los ministros y puede nombrarlos o cesarlos libremente.
  • Principio de responsabilidad: El presidente responde políticamente ante el Congreso de los Diputados por la actuación del Gobierno. El eventual cese del presidente supone el cese del Gobierno.
  • Principio de colegialidad: el Gobierno, entendido como Consejo de Ministros, es un órgano colegiado integrado por una pluralidad de miembros del Gobierno.
  • Principio de solidaridad: el Gobierno responde en forma solidaria por la actuación de cada uno de los miembros del Gobierno.
  • Principio departamental: Los miembros del Gobierno, además de integrantes de dicho órgano colegiado, son también los titulares de los órganos departamentales encargados de un área competencial más o menos homogénea.