Gnomo

Gnomo de jardín (2011).
Diversidad de gnomos de jardín.

Según la mitología de Europa del Norte, y ciertas doctrinas cabalísticas, los gnomos o nomos[1] son enanos fantásticos o elementales de la Tierra, en cuyas entrañas moran, trabajando en minas, custodiando tesoros subterráneos y cuidando de los metales y piedras preciosas. También se dice que les roban a las personas ambiciosas.

Los gnomos forman un pueblo sobrenatural de seres muy pequeños e invisibles, dotados de singular astucia.

Son unos seres fantásticos que aparecen en cuentos, dibujos animados, etc. Suelen estar representados en cerámica en los jardines de algunas casas, predominando sobre todo en los países de Occidente.

Una gnómida es la mujer del gnomo, que al contrario de éste, se suponía dotada de gran belleza.[2]

Etimología

La etimología del término no es clara. Para algunos proviene de la raíz griega gnosein, que significa ‘conocer’. Para otros, derivaría del griego genomós, que quiere decir ‘terrestre’.

Probablemente la palabra gnomo procede de una simple mala traducción en la que se unen la raíz del latín medieval gnomus y el verbo griego «conocer». También se deriva o es una equivocada traducción de una palabra griega que significa «del mar» o «procedente del mar», podría muy bien pensarse que significaba «de la tierra». De todos modos, el nombre resultante se empleó probablemente referido a una raza de gente menuda que se encuentra en las más remotas regiones del Hemisferio Norte y singularmente en los Montes Cárpatos. Esta gente, hace ya muchos siglos, solían minar las canteras rocosas de las montañas y de ahí que la leyenda popular pudiera decir de ellas que en realidad habitaban en las entrañas de la tierra más bien que a la manera de los enanos o los aldaboneros. También se dice que estaban íntimamente relacionados con los lugares donde hay metales y piedras preciosas.

Sin embargo, es probable que la teoría más verosímil sea la de que la palabra gnomo vino a ser empleada en el idioma inglés a través de los escritos de Paracelso, el alquimista suizo del siglo XVI. A Paracelso se le ha considerado diversamente como un sabio, un mago y un pícaro, pero evidentemente al hombre no le cabía duda sobre sus facultades, pues se llamaba a sí mismo Paracelso para proclamar su superioridad sobre Aulius Cornelius Celsus, el autor de De medicina. Una de las obras de Paracelso, Liber de numphis, sylphis, pygmaeis et salamandris et caeteribus spiritibus, expone la teoría de la existencia de cuatro seres espirituales: los silfos del aire, las salamandras del fuego, las ninfas del agua y los pigmeos de la tierra. Como escribía en latín, también denominaba a los pigmeos «gnomi», cuyo singular es «gnomus». Los «gnomo» de Paracelso podían desplazarse libremente por la tierra como los peces por el agua o los pájaros por el aire. Sin embargo, se desconoce si él mismo creó la palabra gnomo o sencillamente la tomó de los escritos de un autor anterior.

Other Languages
беларуская: Гном
беларуская (тарашкевіца)‎: Гном
български: Гном
bosanski: Gnom
català: Gnom
čeština: Gnóm
kaszëbsczi: Krôsniã
Deutsch: Gnom
English: Gnome
Esperanto: Gnomo
euskara: Gnomo
suomi: Gnoomi
français: Gnome
arpetan: Sèrvan
galego: Gnomo
hrvatski: Gnom
Bahasa Indonesia: Katai
Ido: Gnomo
italiano: Gnomo
Basa Jawa: Katé
ქართული: გნომები
한국어: 놈 (요정)
lietuvių: Gnomas
Nederlands: Kabouter
norsk bokmål: Gnom
polski: Gnom
português: Gnomo
română: Gnom
svenska: Gnom
Tagalog: Lamanlupa
Türkçe: Yer cücesi
中文: 地精