Glucósido cianogénico

Los glucósidos cianogénicos son toxinas vegetales derivadas de aminoácidos producidas como metabolitos secundarios de las plantas con función de defensa. La mayoría de las plantas que los contienen son consumidas por humanos y al ser ingeridas se hidrolizan dichos glucósidos cianogénicos, liberan de cianuro de hidrógeno (Hegnauer 1977[2]

Estructura química

Estructura química general de un glucósido cianogénico.

Están formados por una aglicona, un azúcar y una molécula de ácido cianhídrico.[4]

Son compuestos muy dispares estructuralmente hablando, pero se cree que casi todos derivan de seis aminoácidos (L-valina, L-isoleucina, L-leucina, L-fenilalanina, L-tirosina, ciclopentenilglicina).[2]