Glaucoma

Glaucoma
Acute angle closure glaucoma.JPG
Glaucoma de ángulo cerrado agudo en el ojo derecho. Note pupila mediana, que no reacciona a la luz, e inyectada
Clasificación y recursos externos
Especialidad Oftalmología
CIE-10 H40- H42
CIE-9 365
CIAP-2 F93
DiseasesDB 5226
MedlinePlus 001620
eMedicine neuro/578
Wikipedia no es un consultorio médico  Aviso médico 
[ editar datos en Wikidata]
Vista transversal de un ojo humano.
Glaucoma por país en 2002: afectados por cada 100.000 habitantes:      sin datos      menos de 25      25-50      50-75      75-100      100-125      125-150      150-175      175-200      200-225      225-250      250-350      más de 350

El glaucoma es una enfermedad de los ojos que se caracteriza generalmente por el aumento patológico de la presión intraocular, por falta de drenaje del humor acuoso y tiene como condición final común una neuropatía óptica que se caracteriza por la pérdida progresiva de las fibras nerviosas del nervio óptico y cambios en su aspecto.

La mayoría de las personas afectadas no presentan síntomas en las primeras fases de la enfermedad; más adelante aparecen defectos en el campo visual y pérdida progresiva de visión. La aparición de estos síntomas puede significar que la enfermedad está en un punto avanzado de su evolución. Es inusual que exista dolor ocular en el glaucoma crónico, pero es frecuente en el glaucoma agudo ( glaucoma de ángulo cerrado), el cual sí puede ocasionar intensos síntomas desde su inicio.[1]

Como se mencionó antes, uno de los principales factores que pueden influir en la aparición de glaucoma es la presión intraocular alta, aunque no existe una correlación exacta entre glaucoma y presión intraocular, pues algunas personas pueden desarrollar la enfermedad con cifras de presión intraocular consideradas normales y, sin embargo, en otras ocasiones existen cifras altas sin que se produzca ninguna repercusión ocular.

Existen varios tipos de glaucoma, cada uno de los cuales tiene un origen y una evolución diferentes, por lo cual la definición general anteriormente expuesta puede no corresponder a todas las formas de esta enfermedad. La mayor parte de los casos corresponde al llamado glaucoma crónico simple ( glaucoma de ángulo abierto).[2]

Clasificación

Según la amplitud del ángulo iridocorneal se puede clasificar en:[1]

  • Glaucoma de ángulo cerrado. Existe una disminución del ángulo iridocorneal, el cual está formado por la raíz del iris y la córnea. Suele cursar de forma aguda, con elevación brusca de la presión intraocular, dolor intenso, disminución de agudeza visual, visión de halos alrededor de las luces, enrojecimiento del ojo ( ojo rojo), dilatación de la pupila ( midriasis), náuseas y vómitos. Esto ocurre frecuentemente cuando la pupila se dilata, lo cual provoca en las personas con un ángulo iridocorneal cerrado un bloqueo de la red trabecular por parte de la zona exterior del iris. Esta situación requiere un tratamiento urgente e inmediato.
  • Glaucoma de ángulo abierto. El ángulo iridocorneal es normal. La evolución es lenta, no existen síntomas aparentes pero se deteriora progresivamente la visión, por lo que se le ha llamado «el ladrón de la vista».

Según el origen se clasifica en:

  • Primario. Si no existe otra enfermedad que lo cause. Dentro de este apartado se incluye el glaucoma crónico simple, que es la forma más frecuente de la enfermedad.
  • Secundario. Cuando existe otra enfermedad que lo origina. Dentro de este apartado se incluyen los siguientes:

Según el momento de aparición se clasifica en:

  • Glaucoma congénito. Es un problema poco frecuente que afecta al 0.05 % de la población. Los síntomas pueden aparecer en un periodo de tiempo comprendido entre el momento del nacimiento y los 3 años de edad. El 66% de los casos tienen afectación en ambos ojos.[3] Existen diferentes tipos de glaucoma congénito, siendo el más frecuente el glaucoma congénito primario. Otro tipo de glaucoma congénito es la hidroftalmía. En otras ocasiones se asocia a un conjunto de anomalías de diferentes estructuras del ojo, como en la anomalía de Peters, el síndrome de Rieger, el síndrome de Axenfel y la aniridia.
  • Glaucoma juvenil o infantil. En la mayor parte de las ocasiones es de origen hereditario y se caracteriza por existir una anomalía ocular en el nacimiento responsable de un aumento de la presión intraocular (PIO). Con frecuencia se presenta dentro de los primeros tres años de vida. En el embrión el ángulo de filtración se forma por una hendidura entre los elementos corneales y los elementos del iris, cuyo crecimiento es lento. Una hendidura incompleta, la cual no permite el desarrollo normal del ángulo, impide la salida normal del humor acuoso y provoca el glaucoma infantil.
  • Glaucoma del adulto. Se desarrolla en la vida adulta[4] .
Other Languages
العربية: ماء أزرق
azərbaycanca: Qlaukoma
беларуская: Глаўкома
български: Глаукома
bosanski: Glaukom
català: Glaucoma
čeština: Glaukom
Deutsch: Glaukom
Ελληνικά: Γλαύκωμα
English: Glaucoma
Esperanto: Glaŭkomo
eesti: Glaukoom
euskara: Glaukoma
فارسی: آب‌سیاه
suomi: Glaukooma
français: Glaucome
Gaeilge: Glácóma
עברית: גלאוקומה
हिन्दी: कांचबिंदु
hrvatski: Glaukom
Հայերեն: Գլաուկոմա
Bahasa Indonesia: Glaukoma
íslenska: Gláka
italiano: Glaucoma
日本語: 緑内障
қазақша: Суқараңғы
ಕನ್ನಡ: ಗ್ಲೊಕೊಮಾ
한국어: 녹내장
lietuvių: Glaukoma
latviešu: Glaukoma
македонски: Глаукома
മലയാളം: ഗ്ലോക്കോമ
मराठी: काचबिंदू
Bahasa Melayu: Glaukoma
नेपाली: जलबिन्दु
Nederlands: Glaucoom
norsk bokmål: Glaukom
ଓଡ଼ିଆ: ଗ୍ଲକୋମା
Papiamentu: Gloucoma
polski: Jaskra
Piemontèis: Glaucòma
português: Glaucoma
română: Glaucom
русский: Глаукома
srpskohrvatski / српскохрватски: Glaukom
Simple English: Glaucoma
slovenčina: Zelený zákal
slovenščina: Glavkom
српски / srpski: Глауком
svenska: Glaukom
Türkçe: Glokom
татарча/tatarça: Глаукома
українська: Глаукома
oʻzbekcha/ўзбекча: Glaukoma
Tiếng Việt: Glôcôm
中文: 青光眼
粵語: 青光眼