Glándula sebácea

Las glándulas sebáceas están situadas en la dermis media y formadas por células llenas de lípidos que se desarrollan embriológicamente en el cuarto mes de gestación, como una gemación epitelial del folículo piloso.

Esta glándula se caracteriza por sintetizar el sebo, sustancia lipídica cuya función es la de "lubricar" y proteger la superficie de la piel.
Esta secreción glandular es de carácter continuo, con cierta predominancia durante el anagen del ciclo del folículo piloso. La secreción de cada lóbulo es de carácter holócrino, es decir, con ruptura de las células individuales, drenando desde los acinos al conducto sebáceo principal que va a desembocar en el canal piloso.

Estas glándulas se encuentran en toda la piel, variando en tamaño y número según su localización: en la cara y cuero cabelludo son grandes y numerosas (400 a 900 por cm²), en el tronco son pequeñas y menos abundantes, incrementándose en la parte anterior del tórax y línea media de la espalda.
Al microscopio electrónico se observa que las células periféricas glandulares contienen tonofilamentos, reflejando su origen epidérmico, y escasos lípidos. A medida que los lípidos se forman, el glucógeno se va consumiendo, los tonofilamentos se van desplazando y el citoplasma se rellena de vacuolas. En la célula las vacuolas se fusionan entre sí provocando un aumento de tamaño hasta cien veces el normal, adquiriendo un aspecto de célula de cuerpo extraño. En un estadio posterior se desorganiza la membrana y la célula se rompe eliminando su contenido al canal sebáceo.

Varias condiciones médicas involucran sebo, incluyendo acné, quistes sebáceos, hiperplasia, y adenoma sebáceo. Estas son normalmente atribuidas a glándulas sebáceas hiperactivas que producen sebo en exceso.

Estructura

Ubicación

Las glándulas sebáceas se encuentran a través de todas las áreas de la piel excepto por las palmas de las manos y las suelas del pie.[2]

Una o más glándulas pueden rodear cada folículo capilar, y las glándulas están rodeadas por músculos erectores de pili. Las glándulas tienen una estructura acinar, en la cual varias glándulas salen a partir de un ducto central. Las glándulas depositan sebo en los capilares y lo llevan a la superficie de la piel junto con el tallo de pelo. La estrucutura consitente de pelo, folículo capilar, músculos erectores de pili y glándula sebácea es una invaginación epidérmica conocida como la unidad pilosebácea.[2]

Las glándulas sebáceas también se encuentran en áreas sin pelo de los párpados, nariz, pene, labia minora, la membrana mucosa interna de la mejilla, y pezones.[3]

Desarrollo

Las glándulas sebáceas son visibles por primera vez entre las semanas 13 y 16 del desarrollo fetal.[3]

Las glándulas sebáceas de un feto humano secretan una sustancia llamada vernix caseosa, una sustancia cerosa, blanca traslúcida que recubre la piel de los recién nacidos.[4]

Other Languages
العربية: غدة دهنية
беларуская: Сальныя залозы
беларуская (тарашкевіца)‎: Сальныя залозы
български: Мастни жлези
čeština: Mazová žláza
dansk: Talgkirtel
Deutsch: Talgdrüse
euskara: Bilgor guruin
français: Glande sébacée
Bahasa Indonesia: Kelenjar minyak
日本語: 皮脂腺
қазақша: Май безі
한국어: 피지선
Bahasa Melayu: Kelenjar minyak
Nederlands: Talgklier
norsk bokmål: Talgkjertel
português: Glândula sebácea
srpskohrvatski / српскохрватски: Lojne žlezde
Simple English: Sebaceous gland
slovenščina: Lojnica
српски / srpski: Лојна жлезда
svenska: Talgkörtel
Türkçe: Yağ bezi
українська: Сальні залози
oʻzbekcha/ўзбекча: Yogʻ bezlari
中文: 皮脂腺