Giorgio Perlasca

Giorgio Perlasca
Giorgio Perlasca.jpg
Busto de Giorgio Perlasca delante del Instituto de la Cultura Italiana en la calle Bródy Sándor de Budapest
Información personal
Otros nombres Jorge Perlasca
Nacimiento 31 de enero de 1910
Como, Italia
Fallecimiento 15 de agosto de 1992
Padua, Italia Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de muerte Infarto agudo de miocardio Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Italia
Información profesional
Ocupación Comerciante
Participó en Guerra Civil Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Distinciones
[ editar datos en Wikidata]
Busto de Giorgio Perlasca.

Giorgio o Jorge Perlasca (n. 31 de enero de 1910 Como (Italia) — f. 15 de agosto de 1992 Padova (Italia)) fue un comerciante italiano que se hizo pasar por cónsul español en Hungría durante el invierno de 1944 y continuó la tarea iniciada por Ángel Sanz Briz para salvar a 5 200 judíos de los nazis y del Holocausto.

Biografía

Perlasca nació en Como y creció en Maserà di Padova, provincia de Padua.

África

Durante la década de 1920, apoyó el fascismo y luchó en el este de África durante la Invasión de Etiopía

España

También luchó en la Guerra Civil Española integrado en el Corpo Truppe Volontarie, donde recibió un salvoconducto para las misiones diplomáticas españolas de Francisco Franco. Sin embargo, se desilusionó del fascismo a causa de la alianza con el nazismo y del antisemitismo.

Hungría

Durante la Segunda Guerra Mundial, Perlasca trabajó obteniendo abastecimientos para el Ejército italiano en los Balcanes.

Cuando los nazis ocuparon Hungría en marzo de 1944, en lugar de retirarse junto con otros diplomáticos ( Italia ya se había rendido a los Aliados en esa fecha), se refugió en la embajada española en Budapest, convirtiéndose de forma inmediata en ciudadano español con el nombre de Jorge Perlasca en virtud de su estatus como veterano de la guerra civil española.

Trabajó con el embajador Ángel Sanz Briz y otros diplomáticos de estados neutrales para sacar de forma ilegal a judíos del país.

Ante la inminente llegada del Ejército Rojo a Budapest, Sanz Briz fue trasladado a Suiza a finales de noviembre de 1944, y el Gobierno húngaro títere de los nazis ordenó la evacuación del edificio de la embajada española y otros edificios extraterritoriales donde se refugiaban los judíos. Perlasca inmediatamente dio el falso anuncio de que Sanz Briz estaba a punto de volver de una corta ausencia y que le había nombrado cónsul de España.

Durante el invierno, Perlasca fue muy activo escondiendo, dando cobertura y alimentando a miles de judíos en Budapest, así como expidiendo salvoconductos basados en la ley de derecho a la ciudadanía española que había aprobado Miguel Primo de Rivera en 1924 para los judíos de origen sefardí tal como Sanz-Briz había venido haciendo.[1]

Cuando en enero de 1945 los soviéticos tomaron la capital húngara, Perlasca se las arregló para desaparecer, llegando a Italia tras un azaroso viaje. Cuando llegó a Italia, Perlasca guardó en secreto su increíble aventura por más de 30 años, hasta que un grupo de mujeres de una comunidad judía en Hungría comenzó a rastrear al diplomático español que había salvado sus vidas.

Italia

Escuela de Formación Profesional Giorgio Perlasca en Budapest.
El monumento de los Justos entre las Naciones, en el parque Raoul Wallenberg (Budapest), con Ángel Sanz Briz y Giorgio Perlasca.

Giorgio Perlasca murió de un ataque al corazón en 1992. En vida recibió numerosas condecoraciones de los gobiernos de Italia, Hungría y España y fue considerado por Israel como Justo entre las Naciones.[2]

Other Languages