Giganta (mitología)

Una giganta es un gigante de sexo femenino.

Mitología

Mitología griega

Las gigantas son merecedoras de una discusión separada de los gigantes masculinos por una serie de razones. Para empezar, aunque la mitología clásica contiene muchas referencias a gigantas, se da poca información sobre ellas (esto contrasta fuertemente con las detalladas historias de gigantes masculinos). La causa podría ser la naturaleza patriarcal de estas sociedades, que se opone a la idea de otorgar poder a las mujeres.

Mitología hinduista

En un manuscrito indio (hacia 1890), los padres de Krisná recuperan a su bebé del pecho de la giganta Putana. En la figura inferior se ve el proceso de cremación de Putana.

En el Rig-veda (el texto más antiguo de la India, de mediados del II milenio a. C.) no hay mención de ningún gigante femenino. Recién en las leyendas sobre el dios Krisná ―que se mencionan por primera vez en el Majábharata (texto épico-religioso del siglo III a. C. aproximadamente)― aparece la historia de una demonia giganta llamada Putana, que le dio de tomar de su pecho envenenado al bebé Krisná, pero terminó asesinada por este.

Según el mito, a pedido del malvado rey Kamsa ―tío del recién nacido dios Krisná― ella se envenenó los pezones para matarlo y se hizo pasar por una aldeana común y corriente (de estatura normal). Pero Krisná succionó su leche y también su «aire vital» (su prana, o energía espiritual). En ese momento ella no pudo ocultar su forma original: readoptó su estatura de varios cientos de metros de altura y con su caída aplastó un bosque entero. Como Krisná la aceptó aunque fuera momentáneamente como nodriza, ella alcanzó el mundo espiritual, a pesar de todo su mal karma como demonia.

De este mito los hinduistas extraen dos enseñanzas: a) que si se sirve a Dios, aunque sea un momento y con mala intención, se destruye todo el karma (las reacciones de las actividades buenas o malas), y los resultados son óptimos; y b) que las mujeres no tienen la fuerza moral necesaria para tener poder sin corromperse.

Esta leyenda fue versionada en varios Puranas posteriores, entre los cuales el Bhágavata-purana (del siglo X d. C. aproximadamente) presenta la más detallada.

Mitología nórdica

En la sociedad vikinga, las mujeres tenían una posición más prominente, lo que se reflejó en la mitología nórdica, donde las gigantas influían en el curso de los sucesos y hacían exigencias.

Gríðr era una giganta que salvó la vida de Thor. Estaba al tanto de los planes de Loki para hacer que Thor muriese a manos del gigante Geirröd y se propuso ayudarle proporcionándole algunos regalos mágicos. Estos fueron: un cinturón poderoso, un par de guantes de hierro mágicos y una varita mágica.

La giganta Gerd era muy bella y sus desnudos brazos brillantes iluminaban el aire y el mar. Frey se enamoró a primera vista y la historia de su cortejo se relata en el poema Skírnismál. Gerd nunca quiso casarse con Freyr, rechazó sus propuestas (enviadas a través de Skírnir, su mensajero) incluso después de recibir once manzanas doradas y el Draupnir. Finalmente Skírnir amenazó con usar la espada de Freyr para cubrir la tierra de hielo y Gerd accedió a casarse. Se convertiría en la madre de los primeros reyes suecos Fjölnir.

Skaði viajó a Asgard para vengar a su padre Þjazi, a quien habían matado los dioses. Accedió a renunciar a sus pretensiones si le permitían escoger un marido de entre ellos y si lograban hacerla reír. Los dioses le permitieron escoger un marido, pero tenía que hacerlo viendo sólo sus pies; Skaði eligió a Njörðr porque sus pies eran tan hermoso que pensó que era Balder. Entonces Loki logró hacerla reír, lográndose así la paz, y Odín hizo dos estrellas con los ojos de Þjazi. Después de un tiempo ambos se separaron, porque ella amaba las montañas ( Þrymheim), mientras él quería vivir cerca del mar ( Nóatún). La saga de los Ynglings cuenta que más tarde Skaði se convirtió en la esposa de Odín y tuvo muchos hijos con él.

En el funeral de Balder, su barco funerario fue puesto en el mar por Hyrrokin, una giganta que llegó montando un lobo y dio al barco tal impulso que salió fuego de los rodillos y toda la tierra tembló.

Tras las súplicas de Frigg, enviadas a través del mensajero Hermod, Hel prometió liberar a Balder del inframundo si todos los objetos animados o inanimados lloraban por él. Y todos lo hicieron excepto una giganta, Thok, que rehusó llorar al dios asesinado. Y así Balder tuvo que permanecer en el inframundo, de donde no emergería hasta el Ragnarök, cuando él y su hermano Höðr se hubieran reconciliado y gobernaran la nueva tierra junto con los hijos de Thor.

Other Languages
English: Giantess
日本語: 巨大娘
中文: 女巨人