Giacomo Casanova

Giacomo Casanova
Casanova ritratto.jpg
Retrato de Giacomo Casanova realizado por su hermano Francesco Casanova (alrededor 1750- 1755)
Información personal
Nombre de nacimiento Giacomo Girolamo Casanova Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 2 de abril de 1725
Venecia, República de Venecia
Fallecimiento 4 de junio de 1798 (73 años)
Dux, actual Duchcov ( República Checa), Bohemia
Nacionalidad República de Venecia Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padres Michele Grimani Ver y modificar los datos en Wikidata
Zanetta Farussi Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Escritor, poeta, bibliotecario, banquero, novelista y diplomático Ver y modificar los datos en Wikidata
Seudónimo Casanova
Lengua de producción literaria Francés, Italiano
Obras notables Historia de mi vida
(Las memorias de Casanova)
Distinciones
  • Caballero de la Orden de la Espuela de Oro Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Giacomo Girolamo Casanova [ˈdʒaːkomo dʒiˈrɔːlamo kazaˈnɔːva] ( Venecia, República de Venecia, 2 de abril de 1725Dux, actual Duchcov, Bohemia, República Checa, 4 de junio de 1798) fue un famoso aventurero, escritor, diplomático, bibliotecario y agente secreto italiano.

Se le conoce sobre todo como un hombre famoso por sus conquistas amorosas, que en toda su vida fueron 132[1] según su más importante obra autobiográfica: Histoire de ma vie, en la que el autor describe con máxima precisión y franqueza sus aventuras, sus viajes y sus innumerables encuentros galantes. Hizo un relato de estilo realista sobre su vida, donde las aventuras con diversas mujeres son mostradas con elegancia, lo que hizo de él, popularmente y a través del tiempo, el ideal de amante y aventurero. Su apellido se convirtió en arquetipo del amante seductor. Queda de él una producción literaria muy vasta.

Histoire de ma vie, conocida también como "las memorias de Casanova" fue escrita en francés y, por tal motivo, debería formar parte de la literatura de esta lengua, pero la elección de idioma fue dictada por motivos que sobre todo tenían en cuenta la difusión de la obra una vez editada, en consideración a que en esa época, el francés era el idioma más conocido y hablado en Europa, como acontece en el siglo XX con el inglés. Es el mismo Casanova, quien en el prefacio de sus memorias escribió, haciendo referencia a la anotada mayor difusión de la lengua francesa:

J'ai écrit en français, et non pas en italien parce que la langue française est plus répandue que la mienne.

He escrito en francés, y no en italiano porque la lengua francesa está más extendida que la mía.

Casanova escribió usando el idioma más difundido. Otras obras menores las escribió, en cambio, en italiano.

Es notable verificar, a este respecto, las notables analogías que se encuentran con otro veneciano célebre, contemporáneo de Casanova: Carlo Goldoni. Éste, del mismo modo, escogió escribir su biografía en francés.

La autobiografía de Casanova, aparte de su intrínseco valor literario, es un importante documento para la historia de las costumbres; acaso sea una de las obras literarias más importantes para conocer la vida cotidiana del siglo XVIII. Se trata de una «muestra» que, en virtud del mundo frecuentado por el autor y por la limitación prevista de los posibles lectores, se refiere de modo primordial a las clases dominantes de la época: nobleza y burguesía. Aunque esto no es un obstáculo para mantener vivo el interés en lo concerniente a personajes menos encumbrados del entorno, sean de la extracción que fueren. Todos son representados de manera vivísima.

Leer esta obra es una tarea fundamental para conocer la vida cotidiana de los hombres y las mujeres de entonces, para entender «desde dentro» la vida normal de cada día.

Entre cortes y salones, Casanova mencionó —casi sin darse cuenta— un momento crucial de la historia de Occidente. Se hallaba entre los personajes más destacados de su tiempo y dejó la reseña de tales encuentros. Son así dignas de mención las páginas que tratan de Rousseau, Voltaire, Madame de Pompadour, Mozart, Catalina II de Rusia, Federico II de Prusia...

Casanova no alcanzó a vislumbrar el espíritu de renovación que se avecinaba y que haría desviar la marcha de la historia en direcciones antes insospechadas. Así, permaneció como anclado hasta su muerte al Antiguo régimen, y a la adherencia a esa clase de la cual, por su nacimiento, estaba excluido, aun cuando siempre buscó —desesperadamente— formar parte de ella, incluso en su tiempo concreto, cuando la nobleza caminaba irremediablemente hacia su estrepitoso ocaso.

Biografía

Infancia y adolescencia

Hijo de comediantes, su madre llamada Zaretta Farussi, que viajaba por toda Europa con sus espectáculos, y su padre Gaetano Casanova, que murió cuando Giacomo tenía 8 años. Sus padres tuvieron 4 hijos más y no deseaban que ninguno de ellos se dedicara a ser actor. Su habilidad intelectual comenzó desde pequeño, gracias a la educación eclesiástica impartida por el abad Gozzi. Tradujo un pentámetro latino y cuatro años después realizó un par de tesis (una sobre Derecho Civil y otra sobre Derecho canónico). Aprendió filosofía y ciencia del senador veneciano Malipiero, pero poco tiempo después la relación entre ellos desapareció cuando Casanova tuvo un lío con la favorita del senador, una cantante llamada Teresa.

Las grandes aventuras

Con 21 años su madre entonces lo lleva a Roma para que entre al servicio del Cardenal Acquaviva y adopta la condición de fraile, que no le impide seguir con sus escarceos amorosos. Es a partir de este hecho cuando empiezan los grandes viajes y aventuras, nomadeando por toda Europa. En esta primera etapa pasa por Corfú y Constantinopla, para luego volver a Venecia y hacerse violinista, aunque se cansó pronto de este oficio. Sus affaires son continuos allá por donde va.

Se ofrece poco después gracias a su cultura para ser médico de un patricio veneciano (Matteo Bragadin). Casanova logra curar al patricio de un reciente infarto y consigue que le entregue una gran suma de dinero y lo introduzca en la magia y la cábala. Llega a los oídos de la inquisición la posesión de unos libros prohibidos que Casanova guardaba en su biblioteca. Por esto tiene que huir de Venecia. Entre 1749 y 1752, recorrerá Milán, Cremona, Cesena, Parma, de nuevo Milán, Génova, Lyon, París y Dresde. En estos años, entre otras mujeres, conoció a Henriette, con la que llegó a estar nueve meses relacionado pero que se separaron, aunque ella siempre tuvo presente a Casanova y en varias ocasiones mandó que lo cuidaran cuando estaba enfermo.

En 1753 vuelve a Venecia y en 1755 es arrestado y encarcelado en los Piombi, o prisión de los 'Plomos'. Un año después escapa increíblemente acompañado de un monje que conoce en prisión y se exilia durante 18 años. Se marchó a París donde se codeó con Luis XV, Madame de Pompadour y su corte. Tuvo gran confianza por parte de los reyes, se le atribuye la lotería estatal francesa en 1757 participando en la creación con celebridades políticas y nobles, además de realizar diversas misiones secretas y visitar a Voltaire, con quien no llegó a tener una amistad por diferencias de pensamiento político. Sin embargo, no desaparecían sus ajetreos. Un fraude en un negocio textil, falsificación de letras de cambio. De nuevo huye y vagabundea por Europa.

En esta parte de su vida inventa un alter ego con título nobiliario, pasando a llamarse Chevalier de Seingalt. Poco después apareció por Zúrich donde se enclaustra en una abadía, en Roma recibe una condecoración del papa Clemente XIII, deja embelesado a Federico II el Grande de Prusia, ofreciéndole éste el mando de los cadetes de su ejército, conoció a Catalina la Grande en San Petersburgo, cuando fue a Polonia elaboró una historia acerca de la violencia política en ese país, en Madrid concibe un plan para que suizos y alemanes allí residentes formen una colonia en Sierra Morena, y en Barcelona es arrestado en la cárcel durante 42 días por un affaire con la esposa del Capitán General del ejército (1768).

Deambula ahora por Italia, en donde tiene más escarceos amorosos y visita por segunda vez a su hija, Leonilda en Nápoles. Ella está casada con un noble masón por el cual Casanova tiene gran simpatía, ya que él también era masón. Como el noble no puede darle un hijo a su esposa ya que está gravemente afectado por la gota, le pide a Casanova que se acueste con ella (sin saber que es el padre). Así pasan unas semanas en la casa de campo del noble en donde tiene affaires con una de las doncellas con el propósito de disimular sus movimientos en la casa, con Leonilda y con Lucrezia (la madre de su hija y suegra del noble).

En 1771 se decanta por escribir una obra llamada Lana caprina, que cuenta las divagaciones de dos profesores universitarios sobre si la capacidad de razonamiento de las mujeres está afectada por el útero, y además tradujo la Ilíada de Homero. De nuevo va a Venecia, no sin antes haber cumplido una misión a favor de la ciudad para poder entrar. Pero otra vez la perdición, esta vez por vengarse de la acusación de unas deudas por un noble llamado Carlo Grimani. La venganza consistió en publicar una novela en donde decía que Carlo era hijo ilegítimo. De nuevo el destino lo invita al exilio en 1783.

Últimos años

Otra vez comienza otro tour de viajes partiendo de Viena, para ir después a Bolzano, Augsburgo, Aquisgrán, Spa, París, de nuevo Viena, Dresde, Berlín, Praga, donde se encuentra con Wolfgang Amadeus Mozart, que casualmente estaba componiendo su ópera Don Giovanni. Se dice que esta ópera está inspirada un poco en los romances e historias que contó al compositor cuando se volvió a encontrar con él una vez más en Viena. En 1785 se hizo amigo del conde de Waldstein, que era un aficionado a la masonería, algo que comparte con Casanova, y este conde le ofrece a Casanova el hacerse cargo de la biblioteca de Dux en Bohemia. Aquí no llega a ser feliz y comienza a escribir sus memorias en una autobiografía como terapia a su tristeza. No llegó a terminar sus memorias, ya que murió en 1798 con 73 años y le quedaron 27 años por contar de sus aventuras amorosas y demás avatares. Dejó escrito en el prólogo de sus memorias: «Comienzo declarando al lector que, en todo cuanto he hecho en el curso de mi vida, bueno o malo, estoy seguro de haber merecido elogios y censuras, y que, por tanto, debo creerme libre.»

Other Languages
Afrikaans: Giacomo Casanova
aragonés: Giacomo Casanova
asturianu: Giacomo Casanova
беларуская: Джакама Казанова
brezhoneg: Giacomo Casanova
čeština: Giacomo Casanova
Esperanto: Giacomo Casanova
français: Giacomo Casanova
Bahasa Indonesia: Giacomo Casanova
íslenska: Giacomo Casanova
ქართული: კაზანოვა
lietuvių: Giacomo Casanova
മലയാളം: കാസനോവ
Nederlands: Giacomo Casanova
norsk bokmål: Giacomo Casanova
Piemontèis: Giacomo Casanova
português: Giacomo Casanova
română: Casanova
sicilianu: Giacumu Casanova
srpskohrvatski / српскохрватски: Giacomo Casanova
Simple English: Giacomo Casanova
slovenčina: Giacomo Casanova
slovenščina: Giacomo Casanova
српски / srpski: Ђакомо Казанова
українська: Джакомо Казанова
Tiếng Việt: Giacomo Casanova
მარგალური: კაზანოვა