Gestoras Pro Amnistía

Gestoras Pro Amnistía (Amnistiaren Aldeko Batzordeak en euskera) fue una organización cuyos objetivos eran conseguir la excarcelación de los presos de ETA, así como el apoyo a los intereses de éstos y de sus familiares. Fue declarada ilegal en 2001.

Su ámbito de acción e implantación era el País Vasco y Navarra en España, extendiéndose al país vasco francés, abarcando el territorio comprendido por Euskal Herria.

Historia

Graffiti reclamando la amnistía de los presos políticos vascos, con el logotipo de la organización.

Sus antecedentes están en la Comisión Pro Amnistía, organización creada en 1976 para conseguir la amnistía de los presos políticos del franquismo. Dicha amnistía, se consiguió parcialmente en julio de 1976 y fue ampliada en marzo y mayo del año siguiente.[2] Gestoras Pro-Amnistía se formó dos años después, en 1979, como una refundación de la Comisión Pro Amnistía.

Con su labor, pretendía contribuir a que se abriera un proceso político democrático en el que desaparecieran «las causas que originan la existencia de presos y refugiados políticos vascos». En este sentido, ofrecía asistencia jurídica, económica y sanitaria, denunciando puntualmente las detenciones de carácter político y la práctica de la tortura. Entre 1977 y 1992 editó Gora, un periódico-mural que recogía información general sobre el movimiento por la amnistía. Con motivo de su despedida, sacó un número especial en formato revista que hacía un repaso de los hechos y actividades desarrolladas en estos años.[3]

Logotipo

Eduardo Chillida, que fue miembro de la primera comisión gestora pro amnistía hasta diciembre de 1977,[5] Las Gestoras Pro Amnistía siguieron utilizando el mismo logotipo.

Other Languages