Gerardo Salvador Merino

Gerardo Salvador Merino

Delegado nacional de Sindicatos
9 de sept. de 1939-13 de sept. de 1941

Información personal
Nacimiento8 de septiembre de 1910
Herrera de Pisuerga
Fallecimiento31 de julio de 1971
Barcelona
NacionalidadEspañola Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político
Información profesional
OcupaciónNotario
Miembro de

Gerardo Salvador Merino (Herrera de Pisuerga, 8 de septiembre de 1910 – Barcelona, 31 de julio de 1971)[2]

Partidario de Manuel Hedilla en el transcurso de la Guerra Civil, posteriormente, durante los primeros años de la dictadura franquista, desde su puesto como líder de los sindicatos tuvo un destacado papel en la colaboración con la Alemania nazi.[3]​ Considerado una persona ambiciosa, en su ascenso dentro de la administración franquista logró amasar un gran poder, pero también generó numerosos enemigos en su contra. Siguió manteniendo un gran poder e influencia política hasta mediados de 1941, cuando una acusación de haber pertenecido a la masonería supuso su inmediata caída en desgracia. Alejado de los círculos de poder, durante el resto de su vida se dedicó a actividades empresariales.

Biografía

Primeros años

Nació el 8 de septiembre de 1910 en la localidad palentina de Herrera de Pisuerga.[9]

Tras el estallido de la Guerra Civil combatió en el frente de Asturias,[14]​ hundido por los republicanos, si bien Salvador Merino logró salvar la vida.

Delegado nacional de Sindicatos

Tras el fin de la guerra civil, en un marco de tendencia a la fascistización del régimen,[21]

Además de su cargo al frente de los Sindicatos, también fue miembro del Consejo Nacional de FET y de las JONS.[23]

Uno de los primeros objetivos de Salvador Merino fue movilizar a la organización sindical para hacer frente al rampante desempleo, que en 1940 alcanzó unas cifras oficiales de 500 000 personas en situación de paro; dio directivas a sus delegados provinciales para que propusieran planes de empleo.[26]​ Como parte del nuevo entramado sindical, en la primavera de 1940 puso en marcha un nuevo periódico que en junio acabaría quedando configurado como el diario Pueblo.

El 31 de marzo de 1940, durante el primer aniversario por la victoria de la Guerra civil, logró convocar y reunir una gran masa de obreros desfilando por Madrid, provocando las iras de los sectores más derechistas del régimen franquista.[c]

Abiertamente simpatizante de la Alemania nazi,[34]

Caída en desgracia

Progresivamente falto de apoyos entre la jerarquía franquista por su dialéctica populista nacionalsindicalista y por su cercanía a los nazis, en septiembre de 1941 fue defenestrado de la dirección de los Sindicatos Verticales.[38]​ acción que habría estado relacionada por su abierta germanofilia.

El proceso contra Salvador Merino comenzó en julio de 1941, coincidiendo con su luna de miel en Mallorca.[d]

En ese contexto, algún miembro del gabinete llegó incluso a pedir el fusilamiento de Salvador Merino.[44]

Vida posterior

Tras su caída en desgracia, fue expulsado del partido y quedó confinado en las islas Baleares.[48]

Other Languages