Gerard van Swieten

Gerard van Swieten
Vanswieten.JPG
Información personal
Nacimiento7 de mayo de 1700 Ver y modificar los datos en Wikidata
Leiden, Provincias Unidas de los Países Bajos Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento18 de junio de 1772 Ver y modificar los datos en Wikidata (72 años)
Viena, Habsburg Monarchy Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadNeerlandesa y austríaca Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Hijos
Educación
Educacióndoctorado Ver y modificar los datos en Wikidata
Alma máter
Supervisor doctoralHerman Boerhaave Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
OcupaciónMédico y anatomista Ver y modificar los datos en Wikidata
Miembro de
Distinciones

Gerard van Swieten (Leiden; 7 de mayo de 1700Viena; 18 de junio de 1772), médico de origen neerlandés.

Biografía

Van Swieten nació en Leiden. Fue un gran discípulo de Hermann Boerhaave y en 1745 llegó a ser el médico personal de la emperatriz María Teresa de Austria. En esta posición implantó una transformación en el servicio sanitario austriaco y en la educación universitaria de la medicina. Introdujo la primera formación por experimentación y la observación en medicina clínica en su país. Contrató médicos para los hospitales y para las provincias En Viena fue elegido director de la Biblioteca de la corte y allí impartió sus conferencias, sobre todo de fisiología. Creó un elegante jardín botánico y un laboratorio de química, que fueron dirigidos por Nikolaus Joseph von Jacquin. Amplió la obra de su maestro y explicó sus aforismos. Se ocupó de la anatomía, la patología y mejoró el tratamiento de las enfermedades venéreas, creando un licor que trataba la sífilis. Reorganizó las universidades de Praga y Friburgo en sus Facultades de medicina. Además mejoró la situación de los recluidos en manicomios, y de los huérfanos.

Por encargo de la emperatriz María Teresa, investigó casos en territorios del este del imperio y en su informe de 1755 aseguró que los vampiros no eran reales, que la creencia en los mismos era superticiosa e irracional, apoyándose con argumentos científicos[1]​ con base en lo cual la emperatriz prohibió mediante un edicto las profanaciones de tumbas, el estacamiento, decapitación y quema de cadáveres sospechosos de ser vampiros, prácticas comunes de ese tiempo.

Le gustaba investigar todo tipo de temas y se esfuerza en encontrar los métodos científicos y racionales para juzgar tanto casos misteriosos como libros religiosos. Nunca soportó la censura, desdeñando a los jesuitas, que eran los que más censuraban sus investigaciones y experimentos.

Sabía varias lenguas, ayudó a los pobres del imperio y gestionó muchos estudios de estudiantes con talento para la medicina.

Fue padre de Gottfried van Swieten.

Un género de caoba fue denominado con su nombre, Swietenia, por Nikolaus Joseph von Jacquin.