Georgios Karayiannis

Georgios Karayiannis fue un oficial del Ejército griego retirado con el grado de general. El 18 de abril de 1964, el general Georgios Grivas toma contacto con él, ofreciéndole el comando de la Guardia Nacional Chipriota recién formada, puesto que acepta.

Incidentes intercomunales

En la fecha del ofrecimiento, debido a la negativa de la comunidad turca a reformar la constitución, ya se había reiniciado la lucha intercomunal en la isla. El 21 de diciembre de 1963, había sido acribillado un matrimonio turco – chipriota en un barrio de esa etnia en Nicosia, detonando los incidentes. Karayiannis dirá, en una entrevista publicada por Ethnikos Kirix el 15 de junio de 1965, “cuando los Turcos rechazaron la modificación de la Constitución, el Arzobispo Makarios puso su plan a trabajar y el ataque griego comenzó en diciembre de 1963”.

Desde abril a agosto de 1964, Karayiannis comanda y organiza la Guardia Nacional de Chipre, cuya misión sería defender la isla contra la posible invasión militar turca y luchar contra las fuerzas paramilitares del grupo turco - chipriota conocido como TMT.

En abril de 1964, Georgios Papandreou y Makarios se reúnen en Atenas y acuerdan un lineamiento básico para la enosis. Papandreou prometió el envío clandestino de tropas y armas a Chipre.

Ante la situación de deterioro, Turquía reinicia planes de desembarco. Esto obligó al Arzobispo Makarios, cuyos esfuerzos para incorporar a su nueva Guardia Nacional a los ejércitos privados habían fallado, a ordenar el 1 de junio la conscripción de todos los greco – chipriotas entre los 18 y 50 años.

El 14 de junio de 1964, el Primer Ministro Griego Georgios Papandreou, dudando de la calidad de Makarios como líder, envió a Chipre a Georgios Grivas, teniente general del Ejército Griego. Su propósito era el de coordinar las futuras acciones contra los turco – chipriotas. Tal designación fue realizada junto al envío de armas y personal griego, los que serían el corazón de la nueva Guardia Nacional Chipriota.

Grivas ingresó a Chipre con una única posición oficial, Comandante del Contingente Griego en Chipre ELDYK. Si bien respondía a la cadena de comando del Ejército Griego, muchas veces actuaba independientemente. Asimismo, inmediatamente pasó a tener el liderazgo de la Guardia Nacional, lo que, a la larga, haría pedirle la renuncia al comandante de esa fuerza, General Karayiannis. De esta forma, a tanto a Makarios como a Papandreu, perdieron el control sobre las fuerzas griegas en Chipre.

El 4 de julio, comenzaron en Ginebra las negociaciones por el conflicto intercomunal en Chipre. Participaron representantes de los gobiernos de los EE. UU. (cuyo jefe de la representación era Dean Acheson), de Grecia y de Turquía junto a representantes de las Naciones Unidas.

El 22 de julio, Grivas se estableció en el Comando de la Guardia Nacional y comenzó a impartir órdenes directamente a las unidades. Esto indignó a Karayiannis, por lo solicitó su dimisión. Esta no fue aceptada.

El 5 de agosto, Karayiannis y Grivas fueron llamados a Atenas para conferenciar con el gobierno griego. Karayiannis más tarde manifestó que el Ministro de Defensa, Petros Garoufalias, les reclamó que, debido a la inminencia de la enosis, toda acción que pueda devenir en una escalada, debía ser consultada con el Gobierno Griego.

Other Languages