George Bernard Shaw

George Bernard Shaw Nobel prize medal.svg
George Bernard Shaw.jpg
Shaw en 1909.
Información personal
Nacimiento 26 de julio de 1856 Ver y modificar los datos en Wikidata
Dublín, Irlanda Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 2 de noviembre de 1950 Ver y modificar los datos en Wikidata (94 años)
Ayot St. Lawrence, Reino Unido Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de muerte Accidente Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Británica (doble nacionalidad irlandesa-británica: 1934-1950)
Partido político Partido Laborista Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padres George Carr Shaw Ver y modificar los datos en Wikidata
Lucinda Elizabeth Shaw Ver y modificar los datos en Wikidata
Cónyuge
  • Charlotte Payne-Townshend (1898–1943) Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Crítico musical, político, dramaturgo, lingüista, guionista, artista, periodista y biógrafo Ver y modificar los datos en Wikidata
Miembro de
Distinciones
Firma George Bernard Shaw signature.svg
[ editar datos en Wikidata]

George Bernard Shaw ( Dublín, 26 de julio de 1856- Ayot St. Lawrence, Reino Unido; 2 de noviembre de 1950), conocido a petición del propio autor simplemente como Bernard Shaw, fue un dramaturgo, crítico y polemista irlandés cuya influencia en el teatro, la cultura y la política occidentales se extiende desde 1880 hasta nuestros días. Escribió más de sesenta obras, algunas tan importantes como Hombre y superhombre (Man and Superman, 1902), Pigmalión (Pygmalion, 1912) o Santa Juana (Saint Joan, 1923). Con una obra que incluye la sátira contemporánea y alegoría histórica, Shaw se convirtió en el principal dramaturgo de su generación. Recibió el Premio Nobel de Literatura en 1925 y en 1938 compartió el Óscar al mejor guion adaptado por la versión cinematográfica de Pigmalión, convirtiéndose en la primera persona en recibir el Premio Nobel y un Premio Óscar.

Nacido en Dublín, se trasladó a Londres en 1876, donde se estableció como escritor y novelista. A mediados de la década de 1880 era un respetado crítico de teatro y música. Tras un despertar político, se unió a la gradualista Sociedad Fabiana, convirtiéndose en su propagandista más destacado. Shaw venía escribiendo obras de teatro desde hacía años antes de su primer éxito, El hombre y las armas (Arms and the Man, 1898). Influenciado por Henrik Ibsen, trató de introducir un nuevo realismo en la dramática en lengua inglesa, utilizando sus obras como vehículos para difundir sus ideas políticas, sociales y religiosas. A principios del siglo XX su reputación como dramaturgo se aseguró con una serie de éxitos populares y de crítica como El comandante Bárbara (Major Barbara, 1905), El dilema del doctor (The Doctor's Dilemma, 1906) y César y Cleopatra (Caesar and Cleopatra, 1901).

Sus opiniones eran a menudo polémicas: promovía la eugenesia y el alfabeto shaviano mientras que se oponía a la vacunación y a la religión organizada. Se hizo impopular denunciando a ambos bandos en la Primera Guerra Mundial como igualmente culpables. Censuró la política británica en Irlanda durante el período de la posguerra, llegando a hacerse ciudadano del Estado Libre Irlandés en 1934, manteniendo una doble ciudadanía. Durante los años de entreguerras escribió una serie de obras a menudo ambiciosas que lograron diversos grados de éxito popular. Su interés por la política y la controversia no había disminuido; a finales de la década de 1920 había renunciado en gran medida al gradualismo fabiano y a menudo escribió y habló favorablemente de las dictaduras de derecha e izquierda, expresando su admiración tanto por Mussolini como por Stalin. En la última década de su vida realizó menos declaraciones públicas, pero siguió escribiendo prolíficamente hasta poco antes de su muerte, a los 94 años de edad, habiendo rechazado todos los honores estatales que la habían otorgado, incluida la Orden del Mérito en 1946.

Desde la muerte de Shaw, la opinión sobre sus obras ha variado. En ocasiones ha sido calificado como el segundo dramaturgo en lengua inglesa más importante tras William Shakespeare; numerosos estudiosos de su obra lo consideran su como un personaje de gran influencia en varias generaciones de dramaturgos.

Biografía

Primeros años

Nació en el n.º 3 de Upper Synge Street[n 2]

Su padre, un alcohólico inútil, estaba entre los miembros menos afortunados de la familia;[4]

Exterior de su modesta casa en la ciudad.
Lugar de nacimiento de Shaw (fotografía de 2012). En una placa se puede leer «Bernard Shaw, autor de muchas obras, nació en esta casa, 26 de julio de 1856».

Cuando nació Shaw, su madre venía manteniendo relaciones con George John Lee, una extravagante figura muy conocida en los círculos musicales de Dublín. Shaw mantuvo toda su vida la obsesión de que Lee pudo haber sido su padre biológico,[2]

En 1862, Lee y los Shaw acordaron compartir una casa, el n.º 1 de Hatch Street, en un opulento barrio de Dublín, y una cabaña en el campo situada en Dalkey Hill, con vistas a la bahía de Killiney.[14]

Entre 1865 y 1871 asistió a cuatro escuelas, todas las cuales odiaba.[n 5]

En junio de 1873 Lee dejó Dublín para irse a Londres y nunca volvió. Dos semanas más tarde Bessie lo siguió, y las dos niñas se unieron a ella.[6]

Londres

A principios de 1876 Shaw supo por su madre que Agnes se estaba muriendo de tuberculosis. Renunció a su trabajo con los administradores de fincas y en marzo viajó a Inglaterra para reunirse con su madre y Lucy en el funeral de Agnes. Nunca más volvió a vivir en Irlanda y no la visitó hasta 29 años después.[2]

Inicialmente se negó a buscar un trabajo administrativo en Londres. Su madre le permitió vivir de forma gratuita en su casa de South Kensington, pero necesitaba un salario. Había abandonado su ambición adolescente de convertirse en pintor y no pensaba todavía en dedicarse a escribir como medio de vida, pero Lee le consiguió un pequeño trabajo escribiendo una columna musical, bajo el nombre de Lee, en un semanario satírico, The Hornet.[n 8]

Eventualmente se vio obligado a desempeñar trabajos de oficina. Entre tanto, consiguió un permiso de lectura para la Sala de Lectura del Museo Británico (precursora de la Biblioteca Británica) y pasaba la mayor parte de los días de la semana allí, leyendo y escribiendo.[27]

Durante los siguientes cuatro años percibió unos ingresos insignificantes de la escritura y recibió ayuda económica de su madre.[n 10]

William Archer, amigo y benefactor de Shaw.

En 1880 comenzó a asistir a las reuniones de la Zetetical Society, cuyo objetivo era «buscar la verdad en todos los asuntos que afectan a los intereses de la raza humana».[36]

Su siguiente intento dramático fue una obra de teatro de un acto en francés, Un Petit Drame, escrita en 1884 pero no publicada en vida.[40]

Despertar político

El 5 de septiembre de 1882 Shaw asistió a una reunión en el Memorial Hall de Farringdon, dirigida por el economista político Henry George.[43]

Después de leer un tratado, Why Are The Many Poor?, publicado por la recién formada Sociedad Fabiana,[45]

«El resultado más llamativo de nuestro actual sistema de ceder la tierra y el capital nacionales a particulares ha sido la división de la sociedad en clases hostiles, con grandes apetitos y sin cenas en un extremo y grandes cenas y sin apetito en el otro.»[n 12]
—Shaw, Fabian Tract No. 2: A Manifesto (1884).[47]

De 1885 a 1889 asistió a las reuniones quincenales de la British Economic Association; esto fue, según Holroyd, «lo más cercano a una educación universitaria a lo que Shaw había llegado nunca». Esta experiencia cambió sus ideas políticas; se alejó del marxismo y se convirtió en paladín del gradualismo.[50]

A lo largo de la década de 1880 la Sociedad Fabiana se vio reducida, y su mensaje de moderación a menudo no se escuchaba entre otras voces más estridentes.[54]

Novelista y crítico

A mediados de la década de 1880 se produjo un punto de inflexión en la vida de Shaw, tanto personal como profesionalmente: perdió su virginidad, publicó dos novelas y comenzó su carrera como crítico.[n 13]

Las novelas publicadas, ninguna de ellas comercialmente exitosa, fueron sus dos últimos esfuerzos en este género: La profesión de Cashel Byron (Cashel Byron's Profession) escrita en 1882-83 y Un socialista asocial (An Unsocial Socialist), iniciada y finalizada en 1883. Esta última fue publicada por entregas en la revista ToDay en 1884, aunque no apareció en forma de libro hasta 1887. Cashel Byron apareció en la revista y en forma de libro en 1886.[6]

En 1884 y 1885, gracias a la influencia de Archer, Shaw fue contratado para escribir críticas de libros y música para los periódicos de Londres. Cuando Archer renunció como crítico de arte de The World en 1886 aseguró a Shaw como su sucesor.[62]

De sus diversas actividades críticas que realizó durante las décadas de 1880 y 1890, por la que fue más conocido era la de crítico musical.[67]

De 1895 a 1898 fue el crítico teatral del The Saturday Review, editado por su amigo Frank Harris. Al igual que en The World, utilizó «G.B.S.» como pie de autor. Hizo campaña contra las convenciones artificiales y las hipocresías del teatro victoriano y demandó obras de ideas realistas y de personajes verídicos. Por esta época se había embarcado con fervor hacia una carrera como dramaturgo: «Había iniciado precipitadamente el proceso, y en lugar de dejarlo colapsar, construí la evidencia».[6]

Dramaturgo y político: años 1890

Después de utilizar la trama de la fallida colaboración de 1884 con Archer para concluir Casa de viudos —se representó dos veces en Londres, en diciembre de 1892—, continuó escribiendo obras de teatro. Al principio los progresos fueron lentos; The Philanderer, escrita en 1893 pero no publicada hasta 1898, tuvo que esperar hasta 1905 para su puesta en escena. Del mismo modo, Trata de blancas (Mrs Warren's Profession, 1893) fue escrita cinco años antes de su publicación y nueve años antes de llegar a un escenario.[n 15]

Swaw en 1894, año del estreno de El hombre y las armas.

Su primer éxito de taquilla fue El hombre y las armas (Arms and the Man, 1894), una parodia quimérica que satirizaba las convenciones amorosas, el honor militar y las clases.[74]

El éxito de El hombre y las armas no tuvo una réplica inmediata. Cándida, que mostraba a una mujer joven que escogió una opción romántica convencional por razones no convencionales, solo se representó una vez en South Shields en 1895;[2]

En enero de 1893 asistió como delegado fabiano a la conferencia de Bradford que condujo a la fundación del Partido Laborista Independiente.[82]

A finales de la década de 1890, sus actividades políticas disminuyeron cuando se concentró en hacerse un nombre como dramaturgo.[85]

Charlotte y Bernard (en el centro) con Sidney y Beatrice Webb (sentados a los lados), partiendo para un viaje a Rusia en 1932.

En 1898, como resultado del exceso de trabajo, la salud de Shaw se resintió. Fue cuidado por Charlotte Payne-Townshend, una rica mujer anglo-irlandesa a quien había conocido a través de los Webb; el año anterior ella le había propuesto que se casaran.[94]

Etapa de éxito: 1900-1914

Durante la primera década del siglo XX, Shaw se ganó una sólida reputación como dramaturgo. En 1904 J. E. Vedrenne y Harley Granville-Barker montaron una compañía en el Royal Court Theatre en Sloane Square, Chelsea, para representar drama moderno. Durante los siguientes cinco años escenificaron catorce obras se Shaw.[104]

Harley Granville Barker y Lillah McCarthy en la primera producción de Hombre y superhombre, Royal Court Theatre, Londres, 1905.

Hombre y superhombre (Man and Superman), finalizada en 1902, fue un éxito tanto en el Royal Court en 1905 como en la producción de Robert Loraine en Nueva York en el mismo año. Entre las obras de Shaw producidas por Vedrenne y Granville-Barker se encontraban La comandante Bárbara (Major Barbara, 1905), que contrastaba la moralidad de los fabricantes de armas y el Ejército de Salvación;[107]

Ahora autor ya próspero y establecido, Shaw experimentó con formas teatrales poco ortodoxas, descritas por su biógrafo Stanley Weintraub como «drama de debate» y «farsa seria».[109]

Philip Merivale (segundo desde la derecha) y Mrs. Patrick Campbell (a la derecha), en la representación de Pigmalión en Broadway en 1914.

Androcles y el león (Androcles and the Lion, 1912), un estudio menos herético sobre las posturas religiosas verdaderas y falsas que Blanco Posnet, se mantuvo en cartel ocho semanas entre septiembre y octubre de 1913.[n 25]

Años fabianos: 1900-1913

Shaw en 1914.

En 1899, cuando se inició la Segunda Guerra Bóer, Shaw quería que la Sociedad Fabiana adoptara una postura neutral sobre lo que él consideraba, como el Home Rule, un asunto «no socialista». Otros, incluido el futuro primer ministro británico Ramsay MacDonald, eran partidarios de una oposición inequívoca en contra de la guerra, que consideraban como una consecuencia del imperialismo, y abandonaron la Sociedad cuando ésta respaldó la postura de Shaw.[118]

Con el inicio del nuevo siglo, Shaw estaba cada vez más desilusionado por la escasa influencia de los fabianos en la política nacional.[122]

En los años posteriores a las elecciones de 1906, consideró que los fabianos necesitaban un nuevo liderazgo, que vieron en su colega escritor H. G. Wells, que se había unido a la sociedad en febrero de 1903.[129]

En 1912 invirtió 1000 libras esterlinas por una quinta parte en la nueva empresa editorial de los Webb, el semanario socialista The New Statesman, que apareció en abril de 1913. Se convirtió en director fundador, publicista y posteriormente colaborador, la mayor parte de las veces de forma anónima.[131]

Primera Guerra Mundial

«Veo a los junker y militaristas de Inglaterra y Alemania saltar ante la oportunidad que han anhelado en vano durante muchos años de aplastarse unos a otros y establecer su propia oligarquía como el poder militar dominante del mundo.»[n 26]
—Shaw: Common Sense About the War (1914).[132]

Tras el estallido de la Primera Guerra Mundial en agosto de 1914, Shaw escribió su tratado Common Sense About the War, que sostenía que las naciones en guerra eran culpables por igual.[133]

A pesar de su reputación errante, sus habilidades propagandísticas fueron reconocidas por las autoridades británicas, y a principios de 1917 fue invitado por el mariscal de campo Douglas Haig a visitar los campos de batalla del Frente Occidental. El informe de 10 000 palabras de Shaw, que enfatizaba los aspectos humanos de la vida del soldado, fue bien recibido y se volvió una voz menos solitaria. En abril de 1917 se unió al consenso nacional para dar la bienvenida a la entrada de Estados Unidos en la guerra: «un activo moral de primera clase para la causa común contra el junkerismo».[134]

Durante la guerra estrenó tres obras cortas. El inca de Perusalem (The Inca of Perusalem), escrito en 1915, tuvo problemas con el censor parodiar no sólo al enemigo sino al mando militar británico; se representó en 1916 en el Birmingham Repertory Theatre.[136]

Irlanda

El centro de la ciudad de Dublín en ruinas tras el Alzamiento de Pascua de abril de 1916.

Durante mucho tiempo Shaw había apoyado el principio del Home Rule irlandés dentro del Imperio británico (que creía que debía convertirse en la Commonwealth británica).[139]

En la posguerra, Shaw estaba desesperado por las políticas coercitivas del gobierno británico hacia Irlanda,[146]

Años 1920

Cabaña giratoria en el jardín de Shaw's Corner, donde Shaw solía escribir sus obras.[n 27]

Su primera obra importante tras la guerra fue La casa de las penas (Heartbreak House), escrita en 1916-17 y estrenada en 1920. Se representó en Broadway en noviembre y tuvo una fría acogida; según The Times: «El Sr. Shaw en esta ocasión tiene más de lo habitual que decir y se toma el doble de tiempo que lo habitual para decirlo».[151]

Su obra teatral más extensa fue Volviendo a Matusalén (Back to Methuselah), escrita en 1918-20 y puesta en escena en 1922. Weintraub la describe como «el intento de Shaw de defenderse 'del pozo sin fondo de un pesimismo desalentador'».[6]

Este estado de ánimo duró poco. En 1920 Juana de Arco fue declarada santa por el papa Benedicto XV; desde hacía mucho tiempo Shaw había considerado a Juana un personaje histórico interesante, y su visión sobre ella varió entre «genio poco inteligente» y alguien de «sensatez excepcional».[n 28]

Pasaron 5 años tras Santa Juana para que escribiera una nueva obra de teatro. A partir de 1924, pasó cuatro años escribiendo lo que describió como su « magnum opus», un tratado político titulado Manual de socialismo y capitalismo para mujeres inteligentes (The Intelligent Woman's Guide to Socialism and Capitalism).[166]

Volvió al teatro con lo que él llamó «una extravagancia política», El carro de las manzanas (The Apple Cart)), escrita a finales de 1928. Fue, según Ervine, inesperadamente popular, adoptando una línea conservadora, monárquica y antidemocrática que atrajo al público contemporáneo. El estreno fue en junio de 1928 en Varsovia, y la primera producción británica dos meses más tarde en el primer Malvern Festival, fundado por Shaw junto con el director teatral Sir Barry Jackson.[168]

Durante la década de 1920 comenzó a perder la fe en la idea de que la sociedad podría cambiarse a través del gradualismo fabiano, y estuvo cada vez más fascinado con los métodos dictatoriales. En 1922 había dado la bienvenida a la llegada de Mussolini al poder en Italia, comentando que en medio de la «indisciplina y confusión y paralización parlamentaria», Mussolini era «el tipo correcto de tirano».[170]

Años 1930

«Los abajo firmantes hemos visitado recientemente la URSS ... Deseamos dejar constracia de que no vimos en ninguna parte evidencia de esclavitud económica, privación, desempleo y cínica desesperanza de mejora. ... Por todas partes vimos [una] clase obrera esperanzada y entusiasmada ... estableciendo un ejemplo de industria y conducta que nos enriquecería en gran medida si nuestros sistemas proporcionaran a nuestros trabajadores cualquier incentivo para seguirlo.»[n 30]
—Carta al The Manchester Guardian, 2 de marzo de 1933, firmada por Shaw y 20 personas más.[171]

El entusiasmo de Shaw por la Unión Soviética se remonta a principios de la década de 1920 cuando había alabado a Lenin como «el estadista más interesante de Europa».[171]

La admiración de Shaw por Mussolini y Stalin demostró su creciente creencia de que la dictadura era el único orden político viable. Cuando el Partido Nazi llegó al poder en Alemania en enero de 1933, Shaw describió a Hitler como «un hombre muy notable, un hombre muy capaz»,[180]

Su primera obra de la década fue Too True to be Good, escrita en 1931 y estrenada en Boston en febrero de 1932. La recepción fue poco entusiasta. Brooks Atkinson, del The New York Times, comentó que Shaw había «cedido ante el impulso de escribir sin tener un tema», juzgó que la obra era una «inconexa e indiferentemente tediosa conversación». El corresponsal del New York Herald Tribune dijo que la mayor parte de la obra eran «discursos, conferencias increíblemente largas» y que aunque la audiencia disfrutaba de la obra se sentía desconcertada por ella.[181]

Durante la década Shaw viajó con frecuencia. La mayor parte de sus viajes eran con Charlotte, a quien le gustaban los viajes en los transatlánticos y donde encontró paz para escribir durante las largas travesías por mar.[187]

A pesar de su desprecio por Hollywood y sus valores estéticos, estaba entusiasmado con el cine y, a mediados de la década, escribió guiones para futuras versiones cinematográficas de Pigmalión y Santa Juana.[194]

Las últimas obras de Shaw de los años 1930 fueron Cymbeline Refinished (1936), Ginebra (Geneva, 1936) y In Good King Charles's Golden Days (1939). La primera, una revisión fantástica de Shakespeare, causó poca impresión, pero la segunda, una sátira sobre los dictadores europeos, atrajo más atención, aunque generalmente desfavorable.[197]

Hacia el final de la década, los Shaw comenzaron a padecer mala salud. Charlotte estaba cada vez más incapacitada a causa de su osteítis deformante, y él desarrolló una anemia perniciosa, cuyo tratamiento, que incluía inyecciones de hígado concentrado de animales, tuvo éxito, pero esta ruptura con su credo vegetariano lo angustió y supuso la condena de los vegetarianos militantes.[198]

Segunda Guerra Mundial y últimos años

Aunque desde El carro de las manzanas sus obras habían sido recibidas sin gran entusiasmo, durante la Segunda Guerra Mundial sus primeras obras se volvieron a representar en el West End, protagonizadas por actores como Edith Evans, John Gielgud, Deborah Kerr y Robert Donat.[202]

«El resto de la vida de Shaw fue tranquila y solitaria. Sintió la pérdida de su esposa más profundamente de lo que jamás había imaginado que pudiera ser una pérdida: porque se enorgullecía de una fortaleza estoica en toda pérdida y desgracia.»[n 33]
—St John Ervine en Shaw, 1959.[2]

Tras el estallido de la guerra el 3 de septiembre de 1939 y la rápida conquista de Polonia, Shaw fue acusado de derrotismo cuando, en un artículo en el New Statesman, declaró la guerra absurda y exigió una conferencia de paz.[204]

Su último tratado político, Everybody's Political What's What, fue publicado en 1944. Holroyd lo describe como «una narrativa que divaga ... que repite ideas que había dado mejor en otro lugar y luego se repite».[207]

A Pascal se le dio una tercera oportunidad para llevar al cine el trabajo de Shaw con César y Cleopatra (1945). La película fue mal recibida por los críticos británicos, aunque las críticas estadounidenses fueron más amigables; costó tres veces su presupuesto original y fue calificada como «el mayor fracaso financiero de la historia del cine británico».[209]

En 1946, el año de su nonagésimo cumpleaños, aceptó la liberación de Dublín y se convirtió en el primer hombre libre honorario del municipio de St. Pancras, Londres.[211]

Con más de 90 años, Shaw continuó escribiendo. Sus últimas obras fueron Buoyant Billions (1947), su último trabajo extenso; Farfetched Fables (1948) un conjunto de seis obras cortas que revisaban varios de sus trabajos anteriores; una obra cómica para un espectáculo de marionetas, Shakes versus Shav (1949), una pieza de diez minutos en la que Shakespeare y Shaw discuten sombre quen es mejor escritor;[213]

Durante sus últimos años disfrutó cuidando los jardines de Shaw's Corner. Murió a los 94 años de edad de una insuficiencia renal provocada por las lesiones producidas al caerse mientras podaba un árbol.[215]

Other Languages
azərbaycanca: Corc Bernard Şou
беларуская (тарашкевіца)‎: Джордж Бэрнард Шоў
Mìng-dĕ̤ng-ngṳ̄: George Bernard Shaw
客家語/Hak-kâ-ngî: George Bernard Shaw
interlingua: George Bernard Shaw
Bahasa Indonesia: George Bernard Shaw
қазақша: Бернард Шоу
Lëtzebuergesch: George Bernard Shaw
македонски: Џорџ Бернард Шо
norsk nynorsk: George Bernard Shaw
srpskohrvatski / српскохрватски: George Bernard Shaw
Simple English: George Bernard Shaw
slovenčina: George Bernard Shaw
slovenščina: George Bernard Shaw
српски / srpski: Џорџ Бернард Шо
татарча/tatarça: Джордж Бернард Шоу
українська: Бернард Шоу
oʻzbekcha/ўзбекча: George Bernard Shaw
Tiếng Việt: George Bernard Shaw
中文: 萧伯纳
文言: 蕭伯納
Bân-lâm-gú: George Bernard Shaw
粵語: 蕭伯納