Geografía económica

La geografía económica es la rama de la geografía humana que relaciona la actividad económica ( consumo y producción) con el lugar del mundo en que se lleva a cabo. Los geógrafos se interesan no solo por dónde están las cosas sino por qué están situadas en donde se encuentran, y la naturaleza de los procesos que afectan a consumidores y un conjunto de establecimientos de producción dentro de algún espacio definido. Los consumidores (todas las personas) son móviles, mientras que los establecimientos son fijos. Los consumidores se desplazan para consumir bienes y servicios, aunque en ocasiones son los productos los que se mueven desde el lugar de producción hasta el consumidor (entrega a domicilio), pero lo normal es que el producto y el consumidor se muevan hasta un lugar de encuentro: el mercado.

Teóricamente, en una economía de libre mercado, la demanda y la oferta se reflejan en los precios. Pero si introducimos la variable espacial necesitamos, también, tener en cuenta el coste del desplazamiento tanto del producto como de los consumidores, que se mide tanto en dinero como en tiempo empleado en el traslado. El precio refleja la última unidad (marginal) de un artículo o servicio colocado en el mercado, mientras que el valor depende de lo necesario que sea para el consumidor.

Todas las personas son consumidores. Las fábricas que producen artículos y servicios se clasifican en industrias. Una empresa es una unidad de propiedad de negocio. En realidad, el espacio económico es todo menos homogéneo, y no todos los consumidores piensan y se comportan de la misma manera, y cambian en el tiempo lo que complica mucho el análisis geográfico de los fenómenos económicos. Y para complicar las cosas los sistemas económicos que se desarrollan en las diferentes regiones no están aislados unos de otros, sino que se interfieren. De cómo, por qué, dónde, cuándo sucede esto trata la geografía económica.

Importancia de la Geografía Económica

Desde el principio de su existencia el hombre ha buscado satisfacer sus necesidades básicas: reproducción, alimentación, vestido y casa, aprovechando los recursos que el medio le proporciona. Las formas de vida de los grupos humanos se fueron complicando conforme avanzaba la civilización, pasando por varias etapas: recolección, pastoreo, pesca, agricultura, ganadería, industria, etc.

El comercio es la actividad que más ha influido en el modo de vida de los grupos humanos, pues ya no producen para satisfacer únicamente sus necesidades, sino lo hacen con el fin de intercambiar sus productos con los de otros grupos dedicados a distintas actividades. De esta manera se inicia la división del trabajo y la regionalización de las actividades productivas. Estos cambios en la forma de vida se aceleran con el desarrollo de las actividades industriales, comerciales y medios de transporte y comunicación, conformando las actuales formas económicas de la sociedad moderna.

Para comprender las diferentes formas de organización económica y explotación de los recursos naturales que se realizan en las diferentes regiones y países del mundo, además de los factores geográficos, deben conocerse otros aspectos tales como: la revolución tecnológica del siglo XX, que determinó una creciente automatización, la aplicación de tecnologías adecuadas, disponibilidad de capitales, existencia de mano de obra calificada, estabilidad de los gobiernos y políticas administrativas estimulantes. Por último, se debe tener en cuenta la organización económica del mundo, dividido en grandes bloques económicos que tienen una influencia muy significativa en sus respectivas áreas.

Todos estos hechos son estudiados y analizados por la Geografía Económica, a partir de la localización, causalidad y relación de los fenómenos económicos, por lo que su importancia es evidente.

La geografía económica se basa en
La economía La historia La demografía Las ciencias de la tierra La política
Permite identificar y analizar el proceso productivo de bienes y servicios destinados a la satisfacción de las necesidades humanas.[1] Que facilita la comprensión de los procesos temporales que configuran las dinámicas socioeconómicas actuales.[1] Que aporta el análisis de la dinámica poblacional, tanto en la dimensión individual, como en la colectiva.[1] Que permiten conocer las características de los recursos naturales y las posibilidades de uso por parte de la sociedad.[1] Que se encarga de analizar las relaciones de poder que se dan alrededor de la distribución y acceso de los recursos, bienes y servicios.[1]

La geografía económica analiza la combinación de factores naturales y espaciales en el estudio de las actividades económicas de una región o un país.

Esta especialidad estudia la localización y naturaleza de las actividades económicas, los patrones de uso de la tierra, el valor de la misma en relación con las vías de transporte, la rentabilidad del suelo, la distribución espacial de las actividades productivas en las ciudades y el mundo.

La geografía económica estudia las relaciones oferta-demanda desde una perspectiva espacial, para ello analiza la localización y características de los lugares "productores" y su relación espacial y temporal con los lugares "consumidores". Estos procesos están relacionados con las leyes de mercado, comercio nacional e internacional, los procesos de mundialización de la economía y la situación económica propia de cada país.

Other Languages
azərbaycanca: İqtisadi coğrafiya
беларуская (тарашкевіца)‎: Эканамічная геаграфія
भोजपुरी: आर्थिक भूगोल
日本語: 経済地理学
한국어: 경제지리학
Bahasa Melayu: Geografi ekonomi
srpskohrvatski / српскохрватски: Ekonomska geografija
Tiếng Việt: Địa lý kinh tế