Geografía de la República Checa

Vista desde la torre en lo alto de la montaña Kleť.

La República Checa (nombre local, Česká Republika) es un estado de Europa central, al sur de Alemania y Polonia. Limita también con Austria y Eslovaquia.[1]

Geografía física

Está formada por las regiones tradicionales de Bohemia y Moravia. Tiene una superficie de 78.866 km2, comparable con la de Portugal, Austria o Irlanda. País sin litoral, se encuentra estratégicamente ubicado sobre algunas de las rutas terrestres más antiguas y significativas de Europa.

Relieve

El paisaje de la República Checa es variado; Bohemia,[1] al oeste, consiste en una cuenca, drenada por el río Elba y el río Moldava y rodeada de montes bajos, donde se halla el punto más alto del país, monte Sněžka que llega a los 1.601 msnm y se encuentra en los montes Gigantes. Se habla del cuadrilátero de Bohemia en referencia a esta altiplanicie rodeada de montañas: montes Sudetes, montes Metálicos , montes Gigantes (Riesen Gebirge) y la selva de Bohemia, que formaban históricamente la frontera natural de los llamados Países Checos. En checo los nombres de estas montañas son: al noreste los Krkonose, Sudetes y Jeseníky; al noroeste, Krusné Hory; al suroeste el Cesky Les y el Sumava. Sólo la frontera sureste del país carece de cadenas montañosas. El punto más bajo es la salida del río Elba del territorio checo.

Moravia, la parte oriental, es también montañosa; está formada por un surco subalpino que se encuentra entre los Cárpatos occidentales al este y las colinas de Moravia al oeste, que es lo que la separa de Bohemia. La Puerta Morava (en checo, Moravská brána) es un corredor militar tradicional entre la llanura norteuropea y el Danubio en Europa central. Se trata de un rasgo geomorfológico en la región morava de la República Checa formada por la depresión entre las montañas de los Cárpatos en el este y los Sudetes en el oeste. Lo recorre el drenaje entre el río Oder superior y el mar Báltico en el norte y el río Bečva de la cuenca del Danubio.

Ríos y lagos

Los principales ríos de República Checa son el Elba y sus afluentes el Moldava (Moldau) y el Ohre; el Morava, con sus numerosos afluentes, drena Moravia. Estos cursos de agua de la República Checa fluyen a tres mares distintos: el Mar del Norte, el Mar Báltico y el Mar Negro. Al Elba y de ahí al mar del Norte van el Elba (Labe), el Ohře, el Teplá y el Vltava. El Oder pasa por la cuenca a la que da su nombre y que acaba en el Báltico. La cuenca del Morava va al mar Negro, y sus cursos más destacados son el Morava y el Regen o Řezná.

Clima

La República Checa tiene un clima continental templado, con veranos relativamente cálidos e inviernos fríos, nublados y con nieve. El clima continental es extremado en Bohemia y templado en Moravia.

Colinas onduladas de Králický Sněžník

La mayor parte de la lluvia cae durante el verano. La diferencia de temperatura entre verano e invierno es relativamente alto, debido a su posición geográfica sin salida al mar.

En la República Checa, las temperaturas varían enormemente, dependiendo de la altitud. En general, a altitudes más elevadas, las temperaturas bajan y las precipitaciones se incrementan. La zona más húmeda en la República Checa se encuentra alrededor de Bílý Potok en las montañas Jizera y la región más seca es el distrito de Louny al noroeste de Praga. Otro factor importante es la distribución de las montañas; por lo tanto, el clima es bastante variado.

En el pico más alto de Sněžka (1.602 msnm), la temperatura media es sólo -0,4 °C, mientras en las llanuras de la región de Moravia Meridional, la temperatura media llega hasta 9 °C. La capital del país, Praga, tiene una temperatura media similar, aunque esto está influido por factores urbanos.

El mes más frío es normalmente enero, seguido por febrero y diciembre. Durante estos meses, hay normalmente nieve en las montañas y a veces en las principales ciudades y en la llanura. Durante marzo, abril y mayo, la temperatura usualmente se incrementa rápidamente, especialmente durante abril, cuando la temperatura y el tiempo tiende a variar ampliamente a lo largo del día. La primavera también se caracteriza por altos niveles de agua, debido al deshielo de la nieve con inundaciones ocasionales.

El mes más cálido del año es julio, seguido por agosto y junio. De media, las temperaturas en verano son alrededor de veinte grados más altas que durante el invierno. El verano también se caracteriza por lluvia y tormentas.

El otoño generalmente comienza en septiembre, que es todavía relativamente cálido y seco. En octubre, las temperaturas usualmente caen por debajo de 15 y 10 °C y los árboles caducifolios comienzan a perder sus hojas. A finales de noviembre, las temperaturas usualmente están alrededor del punto de congelación.

Gnome-weather-few-clouds.svg  Parámetros climáticos promedio de Praga, capital de la República Checa  WPTC Meteo task force.svg
Mes Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic. Anual
Temp. máx. media (°C) 0.4 2.7 7.7 13.3 18.3 21.4 23.3 23.0 19.0 13.1 6.0 2.0 12.5
Temp. mín. media (°C) -5.4 -4.0 -1.0 2.6 7.1 10.5 11.9 11.7 8.7 4.3 0.2 -3.3 3.6
Precipitación total (mm) 23.5 22.6 28.1 38.2 77.2 72.7 66.2 69.6 40.0 30.5 31.9 25.3 525.8
Días de precipitaciones (≥ 1 mm) 6.8 5.6 6.2 7.3 9.8 10.3 9.1 8.8 7.0 5.5 7.0 6.8 90.2
Fuente: World Weather Information "Prague" 8 de julio de 2010

Medio ambiente

La vegetación natural está formada por extensas praderías y bosques, especialmente de coníferas. El bioma dominante es el bosque templado de frondosas, aunque también está presente el bosque templado de coníferas en los Cárpatos. WWF divide el territorio de la República Checa entre cuatro ecorregiones:

Conforme a la normativa de la Unión Europea, el territorio de este país se divide en dos regiones biogeográficas:[2] continental y panónica. Cuenta con seis reservas de la biosfera: Krivoklátsko, cuenca de Trebon, Morava inferior, Sumava, Bílé Karpathy y Krkonose. 54.681 hectáreas están protegidas como humedales de importancia internacional al amparo del Convenio de Ramsar, en total, 12 sitios Ramsar. Tiene cuatro parques nacionales, Podyji, Šumava, Krkonoše y České Švýcarsko.

El principal riesgo natural son las inundaciones. Las preocupaciones medioambientales son la contaminación atmosférica y del agua en regiones del noroeste de Bohemia y Moravia septentrional alrededor de Ostrava presentan riesgos para la salud; la lluvia ácida dañan los bosques; los esfuerzos para adecuar la industria a los códigos de la Unión Europea deberían mejorar la contaminación doméstica.

Other Languages