Geografía de Cabo Verde

archipiélago

Geografía de Cabo Verde
Topographic map of Cape Verde-en.svg
Tipo de entidad / Localización

ContinenteÁfrica
RegiónÁfrica occidental
Características geográficas
Superficie4.072 km²
 100 % km² (tierra)
Línea de costa965 km
Puntos extremos
Punto más bajo0 m (océano Atlántico)
Punto más alto2.829 m Pico do Fogo
Fronteras territoriales
Internacionales0 km (estado insular)
 
Cape Verde (orthographic projection).svg

Archipiélago situado en el océano Atlántico, a 570 km de la costa africana, frente a las costas de Senegal.

Volcán de Fogo, el punto más alto de las islas de Cabo Verde, con 2.829 m.

El archipiélago está formado por una docena de islas y una decena de islotes, y se encuentra dividido en dos grupos, cuyo nombre está relacionado con la dirección del viento predominante. Las islas de Barlovento incluyen las islas de Santo Antão, São Vicente, Santa Luzia (deshabitada), São Nicolau, Sal y Boavista. Las islas de Sotavento incluyen las islas de Maio, Santiago, Fogo y Brava.

El paisaje incluye llanuras secas, volcanes activos y vertiginosos acantilados sobre el océano. São Vicente y las tres islas llanas, Sal, Boa Vista y Maio, carecen de agua dulce. En Santiago, Fogo, Santo Antão y São Nicolau las montañas superan los 1.280 m de altitud, y en Fogo el volcán, que casi alcanza los tres mil metros, es el principal atractivo del turismo.

La deforestación, la introducción de especies invasoras, las cabras destinadas al avituallamiento de los barcos en escala, los asnos y los conejos han desequilibrado el medio vegetal original. Los numerosos visitantes extranjeros, entre ellos Charles Darwin, en 1832, mencionan la deforestación de los bosques para obtener madera de construcción y combustible.

La exposición a la arena transportada por el viento harmattan desde el Sahara ha causado una importante erosión en un medio debilitado, en particular en las vertientes expuestas al viento del este, los alisios. La vegetación solo subsiste en los valles interiores, que son también los únicos cultivables.

Los episodios de fuertes lluvias tropicales han contribuido a la erosión, provocando coladas de fango y sedimentos.

La debilidad e irregularidad de las precipitaciones ha provocado numerosas hambrunas. La media anual en Praia es de 240 mm. En invierno, el harmattan provoca una neblina de polvo que reduce la visibilidad y puede llegar a ocultar el sol, pero el resto del año la insolación es abundante. Las temperaturas están atemperadas por el océano y varían poco a lo largo del año, con medias entre 22 oC y 26 oC al nivel del mar, y más frescas en altitud.

Cabo Verde ha dado nombre a los huracanes de tipo Cabo Verde, que se forman en sus proximidades, y luego atraviesan el océano Atlántico para alcanzar las costas antillanas y americanas.

Relieve

Isla de Fogo

El territorio de Cabo Verde varía desde las islas geológicamente más antiguas y llanas, al este, a las más montañosas y jóvenes al oeste. Las islas orientales de Boa Vista, Maio y Sal han sido duramente erosionadas por el viento y son muy llanas y arenosas. En el lado occidental, la isla volcánica de Fogo es la más joven y ha sufrido erupciones recientes, en 1951, 1995 y la última, a finales de 2014.[2]

El conjunto del archipiélago es una cadena de islas volcánicas debidas al desplazamiento hacia el este de la placa africana. La isla de Fogo, casi circular, tiene unos 25 km de diámetro, y la caldera del volcán, no centrada en la isla sino situada hacia el nordeste, tiene unos 10 por 7 km, y está formada por un acantilado casi vertical en el interior, la bordeira, con una gran abertura hacia el este, por donde se ha escapado la lava. De hecho, Fogo es un estratovolcán situado sobre la placa africana debido a una anomalía térmica bajo el mano, lo que se llama un punto caliente. En esto, es similar al Teide, en las islas Canarias.[4]

Casi una cuarta parte de los suelos están formados por rocas volcánicas, dominadas por el basalto. Tres quintas partes de la tierra (arenas y calizas) carecen de una capa fértil de humus, por lo que se requiere un gran esfuerzo para cultivarla. Apenas hay agua y la erosión cuando llueve ha motivado una gran campaña de reforestación.[5]