Genocidio selknam

Genocidio selknam
Expedición Popper 9.jpg
Mercenarios de Julio Popper disparando a selknams; delante yace el cadáver de un selknam
Lugar Isla Grande de Tierra del Fuego,
Chile y Argentina
Blanco(s) Étnia selknam
Fecha Entre los años 1880 y 1910
Tipo de ataque asesinato en masa
Arma(s) rifles, escopetas
Muertos +900
Heridos indeterminados
Perpetrador(es) colonos ganaderos, mercenarios del Estado Argentino, mercenarios financiados por la SETF
Julio Popper
Ramón Lista
José Menéndez Menéndez
Motivo Conflicto entre ganaderos y selknams por ganados y cultivos
[ editar datos en Wikidata]
Niños selknam; fotografía de 1898 del libro Genocidio selknam.

Por genocidio selknam (genocidio selk'nam o genocidio ona) se conoce a los hechos definidos como genocidio ocurridos entre la segunda mitad del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX en contra de los selknam u onas, pueblo amerindio de la isla Grande de Tierra del Fuego. La última representante pura de este pueblo, Ángela Loij, falleció en 1974. Actualmente solo existen algunos descendientes mestizos de esta etnia.[1]

Hacia fines del siglo XIX la isla Grande de Tierra del Fuego concitó el interés de grandes compañías ganaderas. La introducción de las estancias ovejeras creó fuertes conflictos entre los nativos y los colonos británicos, argentinos y chilenos, conflicto que adquirió ribetes de guerra de exterminio. Las grandes compañías ovejeras llegaron a pagar una libra esterlina por cada selknam muerto, lo que era confirmado presentando manos u orejas de las víctimas. Las tribus del norte fueron las primeras afectadas, iniciándose una oleada migratoria al extremo sur de la isla para escapar de las masacres. En busca de alternativas a la matanza, en 1890 el Gobierno chileno cedió la isla Dawson, en el estrecho de Magallanes, a sacerdotes salesianos que establecieron allí una misión dotada de amplios recursos económicos. Los selknam que sobrevivieron al genocidio fueron virtualmente deportados a la isla, la que en un plazo de veinte años cerró dejando un cementerio poblado de cruces.

Antecedentes

Los selknam fueron los principales habitantes de la isla de Tierra del Fuego.[2] El etnólogo Martin Gusinde, que visitó la isla hacia fines de 1918, reconoció la presencia de tres grupos selknam distribuidos en distintos espacios de la isla. El antropólogo decía que, a pesar de las diferencias de distribución territorial existía entre esos tres grupos una clara unión lingüística, racial y cultural.[ cita requerida]

Estudios recientes demuestran que los selknam se dividieron en las siguientes parcialidades:[ cita requerida]

  1. párika (pamperos del norte).
  2. herska (de los bosques del sur)
  3. chonkoyuka (de las serranías frente a bahía Inútil), además de los haush.

La disminución de su población en cifras

Los últimos selknam en Puerto Harris ( Isla Dawson), en 1896.

Sobre el número aproximado de población selknam y sus tres parcialidades étnicas, existen dificultades serias para estimar cifras razonables, debido a la falta de estudios demográficos previos al proceso colonizador. Sin embargo, para tener una visión aproximada, Martin Gusinde estimó la población antes del proceso colonizador entre 3500 a 4000 personas. En 1887, El Boletín Salesiano estimaba unos 2000 indígenas y más tarde el padre Borgatello contaría entre 2000 y 3000 almas. En la memoria del gobernador de Magallanes Manuel Señoret ( 1892- 1897), se precisaba que:

Cuando la Tierra del Fuego era apenas conocida se creía que el número de indios onas era muy reducido. Ahora que se ha fundado numerosas estancias y que es cruzada día a día por lo empleados de esas estancias, se ha visto que su número es mucho mayor. Se estima, siendo un cálculo muy exacto y aproximado, que no hay menos de cuatro mil indígenas de la raza ona en la grande isla de Tierra del Fuego.

Manuel Señoret, Gobernador de Magallanes entre 1892 y 1897.

Un estudio demográfico más fiable es el realizado por Esteban Lucas Bridges en 1899, donde registró la población selknam de la siguiente manera

Al sur de río Grande habitaban 250 onas repartidos en diversos puntos de la isla; en el norte, no integrados en la misión de la Candelaria, vivían unos 20 indios más. En ese mismo año hay bajo control de las misiones 163 indios en la Candelaria (de los diarios de la misión) y un máximo de 350 en Dawson. Es decir que al finalizar el siglo XIX quedaban unos 783 onas en Tierra del Fuego.

Estas cifras demuestran que la población aparentemente pudo ser bastante cercana a las estimaciones de Martín Gusinde (de 3500 a 4000 en toda la isla). Existe poca claridad de la cantidad exacta de cuántos de éstos indígenas murieron en los 18 años antes del inicio de la colonización, por los asesinatos, enfermedades y deportaciones. Por ejemplo en el episodio de la expedición de Ramón Lista, que en un solo enfrentamiento mató a lo menos 28 personas.

Other Languages