Gastronomía de Finlandia

Korvapuusti - Rollo de canela
Karjalanpiirakka - empanadilla de Carelia

La gastronomía de Finlandia es conocida por combinar la cocina de mercado y la alta cocina con estilo de cocina continental contemporáneo.  La carne y el pescado juegan un papel importante en los platos tradicionales en algunas partes del país, mientras que en el resto de regiones siempre ha habido la presencia de hortalizas y setas. Los refugiados de Carelia contribuyeron  gastronómicamente a otros partes de Finlandia. Habitualmente se utiliza productos integrales (centeno, cebada, avena) y bayas ( arándanos azules y rojos,  moras árticas y espino amarillo). Leche y sus derivados están utilizados tanto como bebida como en numerosas recetas. En la cocina tradicional se usaba nabos pero fueron sustituidos por la patata cuando la introdujeron en el siglo XIII.

Características

Antiguamente el clima duro del país impidió la disponibilidad de frutas y verduras frescas durante nueve mesas al año y esto causó la dependencia de los tubérculos (primero nabos, luego patatas), pan de centeno y productos lácteos fermentados, acompañados a veces con carne o pescado en conserva. Tradicionalmente no había disponible muchas especias salvo la sal y hierbas frescas como eneldo eran limitadas a los meses de verano. Muchos platos tradicionales finlandeses se preparan guisándolos muchas horas en el horno resultando un sabor soso. Los lagos y los bosques eran históricamente la fuente principal de alimentos y el uso de los productos del bosque es una característica importante de la  cocina finlandesa. La simplicidad de la gastronomía finlandesa tradicional se ha transformado en una ventaja con el uso de los productos frescos. Los restaurantes finlandeses modernos mezclan productos finlandeses de alta cualidad con técnicas continentales de cocina.

La internacionalización ha introducido  productos importados como pasta, pizza, kebab y hamburguesa que sustituyen los platos tradicionales del día a día  como el potaje do col y filetes de arenque báltico.

Además, durante el siglo XX la mayoría de mujeres finlandesas entraron en la población activa, y la mayoría de los platos típicos que requieren mucho tiempo para preparar, se dejan a las vacaciones.

A pesar de la agricultura moderna y la transportación, la comida es cara comparado a los otros países europeos. Aunque el ingreso al unión europeo en el año 1995 causó la caída de los precios de los alimentos como cereales, carne y leche hasta 50 %.  Anteriormente, los impuestos y las prohibiciones totales de importaciones que compitieran con los productos locales limitaban la disponibilidad de alimentos fuera de temporada o de otros países, pero hoy en día los supermercados y restaurantes sirven una gran variedad de comida de todo el mundo. La cocina finlandesa parece mucho a la cocina sueca, alemana y rusa.

La diferencia principal con la cocina sueca es la preferencia por comer sin azúcar, por ejemplo el pan de centeno finés no endulza mientras que el sueco lleva mucho jarabe y muchas especies. En cuanto a la diferencia entre la alemana y la rusa, la cocina finlandesa prioriza los ingredientes frescos en las conservas o los encurtidos ahora que las verduras, la carne y el pescado están disponibles durante todo el año.

Other Languages