Gaspare Spontini

Gaspare Spontini

Gaspare Luigi Pacifico Spontini ( Maiolati, Ancona, 14 de noviembre de 1774ibíd., 24 de enero de 1851) fue un compositor de ópera y director de orquesta italiano. Nacido en Maiolati, en la provincia de Ancona, llamado ahora Maiolati Spontini, ejerció la mayor parte de su carrera en París y Berlín y regresó a su lugar de nacimiento hacia el final de su vida. Durante las primeras dos décadas del siglo XIX fue una de las figuras más importantes de la ópera seria francesa. Su obra más exitosa fue La Vestale.

Biografía

Hijo de artesanos, pero dotado para la música, no quiso dedicar su vida a la iglesia, como sus padres habrían querido. Entró en el Conservatorio della Pietà de’ Turchini, en Nápoles (1793). Más adelante se trasladó a Palermo para trabajar como director musical de la corte. Después de componer diversas óperas y habiendo captado la atención, en 1802 viajó a París y se estableció allí durante casi dos décadas.

En 1804 obtuvo un primer éxito en el Théâtre de l'Imperatrice, con la revisión de una de las óperas que compuso en Italia: La finta filosofa (La falsa filósofa) en febrero de 1799. Entre mayo de 1804 y marzo de 1805 estrenó en la Opéra Comique hasta 3 óperas, todas ellas de un solo acto. Se convirtió en 1805 en Compositeur particulier de la chambre de la emperatriz Josefina y gracias a esto pudo estrenar en la Ópera de París el 15 de diciembre de 1807 La Vestale (La virgen vestal), ópera con la que obtuvo un gran éxito. Esta misma ópera fue ofrecida anteriormente a Boieldieu, a Cherubini y a Méhul, pero parece ser que las versiones en las que estaban trabajando no eran suficientemente potentes, atributo que sí destacó Spontini.[2]​ Con su ópera Fernand Cortez (1809), el éxito no fue tan abrumador aunque también gustó al público. Contó con el apoyo del mismo Napoleón: fue la música de propaganda para su campaña en España. La ópera trata sobre Hernán Cortés y su conquista de México. Esta ópera fue revisada por el mismo autor en 1817 y 1832.

De 1810 a 1812 fue director de la ópera buffa en el Teatro Italiano de París. En esta época, concretamente en 1811, se casó con Céleste Érard, de la familia de fabricantes de pianos Érard y con la Restauración Borbónica (1814) supo ganarse a la corte y pudo continuar estrenando sus óperas, con una recepción variable por parte del público. No obstante, Olimpie (1819) fue un fracaso (se consideró anticuado el libreto de Armand-Michel Dieulafoy y Charles Brifaut) y por ello decidió abandonar Francia y aceptar la invitación del rey de Prusia, Guillermo III, de irse a Berlín, donde obtuvo el título de Generalmusikdirektor de su corte (1820 - 1842). Spontini solamente escribió tres óperas de gran formato en París: La Vestale, Fernand Cortez y Olimpie. Éstas tres predecen, o prácticamente inauguran, junto con algunas óperas de Meyerbeer, un nuevo subgénero: la Grand Opéra.

En Berlín revisó Olimpie y la estrenó con éxito en una versión en alemán, con la traducción de E.T.A. Hoffmann, y bajo el nombre Olimpia (1821). Pero su éxito no duró mucho a causa del estreno de Der Freischütz (El Cazador Furtivo), ópera de C.M. von Weber estrenada el mismo año, que inició una ola de nacionalismo alemán que le dejaría a Spontini algunas críticas incluso más duras que las recibidas en París. De todos modos se le sigue reconociendo como un buen director de ópera y sus principales obras parisinas se continúan representando. Sus óperas aquí ya se empapan del espíritu romántico, como por ejemplo Agnes von Hohenstaufen (1829), su última ópera, no obstante, el público siguió prefiriendo la ópera autóctona de, por ejemplo, C.M. von Weber. A medida que pasa el tiempo su situación empeora, sobre todo con la muerte del rey en el año 1840. Su no muy profundo dominio del alemán le lleva a ser acusado de ofensa a su majestad ( Federico Guillermo IV), debido a unas frases no muy acertadas, aunque al final no se lleva a cabo la condena.

En el 1842 volvió a París así retirándose y en 1851 vuelve a Italia, recibe algunas distinciones como la de Conde de San Andrea, otorgado por el papa, y allí fallece.

Other Languages