García Hurtado de Mendoza

García Hurtado de Mendoza
IV Marqués de Cañete
Garcia Hurtado de Mendoza 2.jpg
8.º Virrey del Perú
15891596
PredecesorFernando Torres y Portugal, Virrey del Perú.
SucesorLuis de Velasco y Castilla, Virrey del Perú.
Información personal
Nacimiento21 de julio de 1535
Cuenca
Fallecimiento4 de febrero de 1609
Madrid
ProfesiónMilitar
PredecesorAndrés Hurtado de Mendoza
SucesorGarcía II Hurtado de Mendoza y Manrique
Familia
DinastíaCasa de Mendoza
CónyugeTeresa de Castro y de la Cueva
[editar datos en Wikidata]

García Hurtado de Mendoza y Manrique, IV marqués de Cañete (Cuenca, 21 de julio de 1535 - Madrid, 4 de febrero de 1609). Fue un militar español, que llegó a ser gobernador de Chile y VIII virrey del Perú.Fue gobernador de Chile (1556-1561), donde derrotó a Caupolicán (1557) y se encargó de organizar la administración española. Durante su etapa como virrey del Perú, apresó a Hawkins (1594) y mejoró las finanzas y la administración.

Primeros años

Fue hijo de Andrés Hurtado de Mendoza, II marqués de Cañete y virrey del Perú, y de María Manrique, hija del conde de Osorno. Pertenecía a una de las más importantes familias de la aristocracia castellana: la Casa de Mendoza. Sucedió en el marquesado a su hermano Diego Hurtado de Mendoza y Manrique, III marqués de cañete.

En 1552 se había fugado de casa, con la intención de servir a su rey Carlos I en una expedición que se preparaba contra Córcega. Demostró gran valor en esta campaña y también en Toscana, cuando esta república quiso desprenderse del dominio español. Se incorporó al ejército imperial en Bruselas, y estuvo junto a Carlos I en su victoria en la Batalla de Renty.

Al conocer que su padre sería designado virrey del Perú, volvió a España y le pidió que lo llevase a América. Durante el viaje se encontraba también Jerónimo de Alderete, que había sido designado por el rey como sucesor de Pedro de Valdivia en la gobernación de Chile, pero cuando arribaron a Nombre de Dios en Centroamérica y tuvieron que atravesar el istmo para poder embarcarse en la ciudad de Panamá, Alderete cayó gravemente enfermo de fiebre amarilla y murió el 7 de abril de 1556 en la isla de Taboga, antes de llegar a destino.

Con estos acontecimiento y con el poder que tenía su padre como virrey del Perú, convocó a gente proveniente de Chile y viendo que diferían si Villagra o Aguirre calificaban como el sucesor de Valdivia, decidió mantenerse neutral y nombró a su hijo como nuevo gobernador de Chile, sumado a que un nuevo gobernador que no tuviese afinidades con el ya fallecido Valdivia haría atraer más españoles hacia Chile, además de unificar a los bandos en disputa. La primera medida de su gobierno fue la de mandar a apresar a estos dos aspirantes al puesto por insurrección y los enviaría a Lima.