Gandul (despoblado)

Panorámica de la Iglesia de San Juan Evangelista y de parte del despoblado de Gandul desde el cerro del Castillo.

Gandul es un despoblado situado en el término municipal de Alcalá de Guadaíra (Provincia de Sevilla, España) a 6 km del casco urbano en dirección a la vecina localidad de Arahal. Fue un municipio hasta 1840, cuando quedó absorbido por Alcalá de Guadaíra ante su escasez de vecinos, pasando a ser desde entonces una finca rústica de propiedad privada. En sus inmediaciones se encuentra una importante zona arqueológica en la que hay dólmenes calcolíticos y restos de una antigua ciudad ibero-romana. De la antigua villa de Gandul se mantienen en pie todavía algunos edificios en aceptable estado de conservación: una torre medieval, la iglesia de San Juan Evangelista (siglos XV-XVI), el palacio de los Marqueses de Gandul (siglo XVII) y la antigua Casa del Concejo (siglo XVIII).

En el Siglo de Oro varios escritores como Cervantes, Lope de Vega y Calderón de la Barca citaron en sus obras al pan de Gandul, que era el de mejor calidad que se podía consumir en Sevilla.

Toponimia

Amanecer en el despoblado de Gandul, con parte de las ruinas, la silueta de la torre y la Iglesia de San Juan Evangelista.

En la década de 1980 se publicaron algunos trabajos arqueológicos que se estaban realizando en la zona, cuyo nombre era referido erróneamente como El Gandul. A pesar de que tanto en la documentación antigua como en el habla de los pueblos cercanos se utiliza siempre el topónimo sin el artículo, desde aquellas publicaciones ha sido relativamente frecuente que la prensa de la provincia, así como muchos autores a nivel académico, utilizaran la expresión El Gandul para referirse al estado de conservación de esta importante la zona arqueológica de Los Alcores.

Gandul es uno de los pocos topónimos de Andalucía Occidental analizados por el filólogo Ramón Menéndez Pidal. Lo juzgó proveniente del prerromano ganda, que significa pedregal, cuya existencia al menos en otras zonas de Europa está demostrada.[3]​ El profesor Pascual Barea, de la Universidad de Cádiz, ha venido últimamente a reforzar la hipótesis de Corominas, aunque con un importante matiz. Barea mantiene que en época andalusí se denominaba también «gandul» a la retama espinosa, también conocida como aulaga, y por extensión a las demás variedades de retama, por lo que pudo ser más que factible que el topónimo fuera de origen árabe y que hiciera referencia a esta variedad vegetal.[4]

Other Languages