Gabriel Bocángel

Gabriel Bocángel y Unzueta ( Madrid, 1603 - ibídem, 1658) fue un poeta y dramaturgo español del Siglo de Oro.

Biografía

Nació en Madrid en 1603, fue hijo del médico de la familia real Nicolás Bocángel, o Bocangelino, y de Teresa de Unzueta y Ribera, casados el 25 de abril de 1588 en Toledo. Fue bautizado en la parroquia de San Martín, frente a la cual estaba su casa. De orígenes genoveses, su abuelo paterno, Pietro Bocangelino, boticario, comerciante y cambista, se trasladó en tiempos de Carlos V a Toledo, donde inició un negocio familiar de exportación de lana. Según los vejámenes que se han conservado, era alto, enteco, de larga cabellera rubia y tan galán, "que no se hallaba en qué dalle vejamen".

Gabriel Bocángel estudió en Toledo y en Alcalá de Henares. Dominó el español, el italiano, el latín y tal vez el griego clásico. Desde 1629 desempeñó el cargo de Bibliotecario del Cardenal Infante don Fernando de Austria, hermano menor de Felipe IV, y otros elevados puestos en la corte. En 1637 se casó en primeras nupcias con Eugenia Bolero, que falleció a los catorce meses. En 1638 fue nombrado Cronista Real y, algo más tarde, Contador de Resultas y de Libros. En 1640 casó en segundas nupcias con Luisa de Urbina Pimentel, nieta de Juan Gutiérrez Solórzano, médico de cámara de Felipe III. Tuvo muchos hijos de ella; nos quedan los nombres de Nicolás, Jerónimo, Manuel, Teresa Antonia, Cristóbal Gabriel y María Josefa. De su pluma salieron escritos sobre fiestas, bautizos y otros acontecimientos destacados de la corte. Así, Retrato panegírico del Serenísimo Señor Carlos de Austria, Infante de España (1633), La fiesta real y votiva de toros (Madrid, 1648) o La perla de dos orientes (Madrid, 1651).

Como poeta de academia, participó en los certámenes de la Academia de Madrid, donde coincidió con genios como Lope de Vega o Luis de Góngora. Si bien no cultivó extensamente el teatro, fue el primero en introducir música en el drama, por lo que se le considera el precursor de la zarzuela. Debido a esto, el rey Felipe IV le concedió una pensión vitalicia.

Other Languages