Gérard de Ridefort

Gérard de Ridefort
Gerard de Ridefort 2.jpg

Armoiries Gérard de Ridefort.svg
10º Gran maestre de la Orden del Temple
1184- 1 de octubre de 1189
Junto a Guido de Lusignan
Predecesor Arnaldo de Torroja
Sucesor Robert IV de Sablé

Armoiries Gérard de Ridefort.svg
Senescal de la Orden del Temple
1183- 1 de octubre de 1189
Junto a Guido de Lusignan

Información personal
Nacimiento 1140
Flandes Flag of Flanders.svg Bélgica Bandera de Bélgica
Fallecimiento 1 de octubre de 1189 (49 años)
San Juan de Acre, Distrito Norte, Israel Bandera de Israel
Causa de muerte Pena de muerte Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Gérard de Ridefort, también llamado Girard de Ridefort ( Flandes, 1140 - San Juan de Acre, 1 de octubre de 1189), fue un noble que llegó a ser Gran maestre de la Orden del Temple desde 1184 hasta su muerte.

Biografía

Segundón de un noble flamenco, no esperaba conseguir fortuna en su país, por lo que se une a la Segunda Cruzada en 1146, con la idea de conseguir el señorío feudal. Raimundo III de Trípoli le prometió un rico matrimonio con su vasalla Lucía de Botrun, pero el rey cambió de parecer y prefirió aceptar la oferta de un rico comerciante pisano. Esto convirtió a Ridefort en su mortal enemigo.

Posteriormente se alió con Guy de Lusignan e ingresó en la Orden del Temple, llegando a ser Senescal en 1183 y logró ser elegido Gran Maestre en 1184. Tras la muerte de Balduino IV en 1185 y de Balduino V poco después, en 1186, Ridefort arrebató la corona del Reino de Jerusalén a Raimundo III en beneficio de su aliado Guy de Lusignan.

Las temerarias campañas que impulsó contra Saladino resultaron desastrosas y causaron numerosas pérdidas humanas en ambos bandos.

A su muerte ante la ciudad de San Juan de Acre, el 1 de octubre de 1189, los cuatro Estados cruzados estaban exhaustos y desangrados y la suerte de los combates es incierta.

Según Steven Runciman la muerte de Gerard de Ridefort sucedió cuando, en Acre:

Saladino cargó con todas sus fuerzas e hizo retroceder a los cruzados en desorden hacia su campamento, que se hallaba al mismo tiempo atacado por una salida procedente de la guarnición de Acre. Muchos caballeros francos cayeron en la batalla, entre ellos Andrés de Brienne. Las tropas alemanas fueron presa del pánico y sufrieron graves pérdidas, que fueron también muy elevadas entre los templarios. El gran maestre del Temple, Gerardo de Ridfort, espíritu maligno de Guido en los días que precedieron a Hattin, fue hecho prisionero y pagó con la vida sus insensateces. Conrado sólo se libró de ser capturado por la intervención de su rival, el rey Guido.

Steven Runciman
Other Languages