Futurología

Estudios del Futuro (También llamado futurología) es el estudio de los futuros: posible, probable y preferible, así como las visiones del mundo y mitos debajo de ellos. Existe un debate acerca de si esta disciplina es un arte o una ciencia. En general, puede ser considerado como una rama de las ciencias sociales y paralelo al área de la historia. La historia estudia el pasado, los Estudios del Futuro consideran el futuro. Los Estudios del Futuro (coloquialmente llamados “futuros” por muchos de los profesionales de esta disciplina) busca entender qué cosas posiblemente continuarán y cuáles pueden plausiblemente cambiar. Así pues, parte de esta disciplina busca un entendimiento sistémico basado en el reconocimiento de patrones en el pasado y presente para determinar la posibilidad de futuros eventos y tendencias.[1]  Diferente a las ciencias naturales, donde sistemas más delimitados y específicos son estudiados, los Estudios del Futuro hacen referencia a un mucho más grande y complejo sistema global. La metodología y conocimiento han sido menos demostrados en comparación a las ciencias naturales o incluso las ciencias sociales como sociología, economía y ciencias políticas.

Introducción

La futurología es una disciplina o más bien un campo de conocimiento interdisciplinario, con un de metodologías orientadas a la previsión del futuro. Entre los futurólogos han destacado los tecnólogos, los inventores y los divulgadores científicos con interés por la sociología, la evolución de la cultura o la psicología social. Los futurólgos tratan de imaginar escenarios futuros posibles, denominados futuribles, y en ocasiones de determinar su probabilidad, con el fin último de planificar las acciones necesarias para evitar o acelerar su ocurrencia.

Existen dos corrientes principales en el estudio de la futurología a nivel mundial. La primera corriente es de origen norteamericano; la segunda es europea principalmente francesa:

  • Desde 1946, una sinergia entre la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y la Compañía Douglas Aircraft había progresado en la creación de la Rand Corporation (Rand, es un acrónimo de Research and Development) y que hasta 1960 se dedicó casi exclusivamente a realizar estudios para la fuerza aérea.[3] Se le encargó a la Rand Corporation realizar estos estudios. Con esa corporación se iniciaron las técnicas hoy conocidas como método Delphi para obtener y sintetizar la opinión de expertos y un enfoque conocido como análisis de sistemas. Esta corriente estudia el futuro sólo para conocerlo; indaga lo que tienda a mejorar nuestro conocimiento sobre el mismo.
  • La otra corriente es la europea que busca comprender el futuro para influir en él para transformar la realidad como apunta el inicio de este artículo. Desde esta otra perspectiva, la futurología es entendida como una sistemática mental que, en su tramo más importante, viene desde el futuro hacia el presente; primero anticipando la configuración de un futuro deseable, luego, reflexionando sobre el presente desde ese futuro imaginado, para -finalmente- concebir estrategias de acción tendientes a alcanzar el futuro objetivado como deseable. Por su propia naturaleza la futurología no es una ciencia convencional ya que sus aseveraciones no pueden ser comprobadas en cualquier momento, sus predicciones generalmente son comprobables tras algunas generaciones.

Otras denominaciones son utilizadas en otros contextos culturales. Así, en el ámbito anglosajón la denominación genérica es futures studies y todo aquello que en ciertos contextos es traducido por prospectiva. Recientemente, ha aparecido un nuevo concepto foresight, que se ha utilizado profusamente en el Reino Unido y en el ámbito de la Unión Europea, pero que no presenta una especificidad muy clara respecto a los términos futurology o future studies o prescience.

La futurología es un campo interdisciplinario que estudia tanto los cambios de ayer como los de hoy, agregando y analizando las estrategias legales y profesionales, y las opiniones con respecto al mañana. Incluye el análisis de las fuentes, patrones, las causas del cambio, la estabilidad en el intento de desarrollar el pronóstico y de planear futuros posibles y escenarios prospectivos. La futurología (futures studies), y una de sus subdisciplinas, el pronóstico estratégico, es el término más usado en el campo académico en el mundo angloparlante.

Pronóstico puede ser el término más antiguo para este campo. En una entrevista en 1932, el autor H. G. Wells pidió el establecimiento de los "Departamentos y profesores del Pronóstico", presagiando el desarrollo de la futurología moderna 40 años antes. La futurología es un término común en las enciclopedias, aunque se usa casi exclusivamente por los no-profesionales en el ramo, actualmente, al menos en el mundo anglosajón. La futurología es definida como el "estudio del futuro". El término fue ideado por el profesor alemán Ossip K. Flechteim en la década de los cuarenta, quien lo propuso como una nueva rama del conocimiento que incluiría la nueva ciencia de la probabilidad. Este término ha perdido aceptación en las últimas décadas debido a que los profesionales modernos señalan la importancia de los futuros alternativos en vez del futuro monolítico, y las limitaciones de predicción y la probabilidad, contra la creación de futuros posibles y preferibles.

Other Languages
العربية: علم المستقبل
беларуская: Футуралогія
беларуская (тарашкевіца)‎: Футуралёгія
български: Футурология
bosanski: Futurologija
català: Prospectiva
čeština: Futurologie
Cymraeg: Dyfodoleg
Ελληνικά: Μελλοντολογία
euskara: Prospektiba
français: Futurologie
עברית: עתידנות
Bahasa Indonesia: Futurologi
italiano: Futurologia
日本語: 未来学
қазақша: Футурология
한국어: 미래학
Nederlands: Toekomstonderzoek
occitan: Futurologia
polski: Futurologia
português: Futurologia
română: Viitorologie
русский: Футурология
srpskohrvatski / српскохрватски: Futurologija
slovenčina: Futurológia
српски / srpski: Футурологија
Türkçe: Fütüristik
українська: Футурологія
中文: 未来学