Fundamentalismo cristiano

Jonestown, Guyana, en 1979 varias personas se suicidaron y otras fueron asesinadas por el Templo del Pueblo, secta cristiana que predicaba que la muerte solo era el tránsito para llegar a otro nivel, el nivel de Dios.

El fundamentalismo cristiano, es el movimiento ultraconservador surgido entre los cristianos protestantes evangélicos en Estados Unidos, a finales del siglo XIX como consecuencia de las teorías de la Alta Crítica Alemana y el liberalismo teológico. Se caracterizan por lo general en estipular: la inerrancia de la Biblia y su historicidad plena, el literalismo bíblico, la creación en una semana literal (rechazo de la Teoría de la Evolución), la independencia de la Iglesia del Estado, el nacimiento virginal de Jesús, el rapto de los creyentes a la segunda venida de Cristo con el Milenio.[2]

Caracterización del fundamentalismo cristiano

El fundamentalismo cristiano, según Idelfonso Murillo, cumpliría las siguientes características:[1]

  • El fundamentalismo cristiano es básicamente la interpretación literal de la Biblia.
  • Rechaza el aporte de lo científico.
  • Es la dogmatización de la concepción cristiana.
  • El cristianismo en el fondo es tradición. No tradicionalismo es cuando se idolatra el cristianismo.
  • El fundamentalismo también está en el Cristianismo. Ejemplo: sostener que la creación se dio tal como está anunciada en el Génesis.
  • Para los que defienden la letra de la Biblia: Creación y evolución son incompatibles.
  • El fundamentalismo bloquea el diálogo (también el cientifismo).
  • Se opone a cualquier variante religiosa revelada fuera de las concepciones anteriormente dichas considerándolas como anticristianas o apócrifas (ej: catolicismo, judaísmo, islamismo, entre otros)
Other Languages