Fumata negra y fumata blanca

Fumata negra de la Capilla Sixtina, indicando que ningún cardenal ha obtenido votos necesarios para ser nombrado Papa.
Fumata blanca.

Se llama fumata negra (o fumata nera en italiano) a la columna de humo de color negro que sale de la Capilla Sixtina al terminar una ronda de votación del Cónclave cuando no se llega a los 2/3 necesarios para elegir un Papa. Tradicionalmente se producía tal humo por quemar las papeletas de la votación inconclusiva con paja húmeda. Actualmente, perclorato de potasio, antraceno y azufre son agregados a la quema para originarla.[1]

La fumata blanca (o fumata bianca), contrariamente, significa que hubo una votación exitosa y que hay un nuevo Papa. Tras terminar la fumata, aparece en el balcón de la Basílica de San Pedro, el cardenal protodiácono quien anuncia el Habemus Papam y da a conocer al nuevo pontífice. Para obtener dicho color, clorato de potasio, lactosa y colofonia se añaden a dicha quema.[1]


Other Languages