Fullereno

Fulereno C540.

Un fullereno (también, fulereno) es una molécula compuesta por carbono que puede adoptar una forma geométrica que recuerda a una esfera, un elipsoide, un tubo (llamado nanotubo) o un anillo. Los fullerenos son similares al grafito, compuesto de hojas de anillos hexagonales enlazadas, pero conteniendo anillos pentagonales y a veces heptagonales, lo que impide que la hoja sea plana. Los fullerenos son la tercera forma molecular estable conocida de carbono, tras el grafito y el diamante.

Los fullerenos fueron descubiertos en 1985 por Harold Kroto, Robert Curl y Richard Smalley, lo que les valió la concesión del Premio Nobel de Química en 1996.

El primer fullereno descubierto fue el C
60
, que consta de 12 pentágonos y 20 hexágonos. Cada pico corresponde a un átomo de carbono y cada lado a un enlace covalente. Tiene una estructura idéntica a la cúpula geodésica o un balón de fútbol. Por esta razón, se le llama « buckminsterfullereno» (en homenaje al arquitecto Buckminster Fuller quien diseñó la cúpula geodésica) o «futboleno». Los fullerenos esféricos reciben a menudo el nombre de buckyesferas y los cilíndricos el de buckytubos o nanotubos.

Destacan tanto por su versatilidad para la síntesis de nuevos compuestos. Su naturaleza y forma se han hecho ampliamente conocidas en la ciencia y en la cultura en general, por sus características físicas, químicas, matemáticas y estéticas.

El Buckminsterfullereno o fullereno de C60

Cristales de fulerenos
Buckminsterfulereno (C60).
Icosaedro truncado

El fullereno más conocido es el formado por 60 átomos de carbono (C60), en el que ninguno de los pentágonos que lo componen comparten un borde; si los pentágonos tienen una arista en común, la estructura estará desestabilizada (véase pentaleno). La estructura de C60 es la de un icosaedro truncado, que se asemeja al balón de fútbol cuyo diseño se inició con el Telstar 1970. Está configurado por 20 hexágonos y 12 pentágonos, con un átomo de carbono en cada una de las esquinas de los hexágonos y un enlace a lo largo de cada arista. Aunque su nombre viene de Richard Buckminster Fuller por sus domos geodésicos -el primero de 1948-, fue el ingeniero alemán Walther Bauersfeld el que en 1912 inició la construcción de una obra con esa forma[1] para la empresa de instrumentos ópticos de Carl Zeiss, en Jena. El dibujo más antiguo conocido del icosaedro truncado es el de Piero della Francesca y el más conocido el que Leonardo da Vinci hizo para el libro La Divina Proporción por encargo de Luca Pacioli.

Other Languages
العربية: فوليرين
беларуская: Фулерэн
български: Фулерен
bosanski: Fuleren
català: Ful·lerè
کوردیی ناوەندی: فولیرین
čeština: Fullereny
dansk: Fulleren
Deutsch: Fullerene
Ελληνικά: Φουλερένιο
English: Fullerene
Esperanto: Fulereno
eesti: Fullereen
euskara: Fulereno
فارسی: فولرن
suomi: Fullereeni
français: Fullerène
Frysk: Fullereen
Gaeilge: Fullairéin
ગુજરાતી: ફુલરિન (Fullerene)
עברית: פולרן
हिन्दी: फुलेरेन
hrvatski: Fuleren
magyar: Fullerén
Bahasa Indonesia: Fulerena
italiano: Fullereni
日本語: フラーレン
한국어: 풀러렌
lumbaart: Fülereen
lietuvių: Fulerenas
latviešu: Fullerēns
Bahasa Melayu: Fulerena
Nederlands: Fullereen
norsk bokmål: Fulleren
ਪੰਜਾਬੀ: ਫੂਲੇਰੀਨਜ਼
polski: Fulereny
Piemontèis: Fuleren
پښتو: فولېرېن
português: Fulereno
română: Fulerenă
русский: Фуллерен
Scots: Fullerene
srpskohrvatski / српскохрватски: Fuleren
Simple English: Fullerene
slovenčina: Fullerén
српски / srpski: Фулерен
Basa Sunda: Fuléréna
svenska: Fulleren
தமிழ்: ஃபுலரின்
Türkçe: Fulleren
українська: Фулерени
Tiếng Việt: Fullerene
中文: 富勒烯