Fulguración solar

Fulguración solar.

Una fulguración solar es una liberación súbita e intensa de radiación electromagnéticas en la Cromosfera del Sol con una energía de bombas de hidrógeno, de hasta 6 × 1025 Julios, las cuales aceleran partículas a velocidades cercanas a la de la luz y están asociadas como precursoras de las eyecciones de masa coronal. Las fulguraciones solares tienen lugar en la cromosfera solar, calentando plasma a decenas de millones de kelvin y acelerando los electrones, protones e iones más pesados resultantes a velocidades cercanas a la de la luz. Producen radiación electromagnética en todas las longitudes de onda del espectro electromagnético, desde largas ondas de radio a los más cortos rayos gamma. La mayoría de las fulguraciones suceden en las regiones activas asociadas a manchas solares, lazos y filamentos solares, donde emergen intensos campos magnéticos de la superficie del Sol hacia la corona. Las fulguraciones solares tienen duraciones de minutos[1]

Las fulguraciones solares se observaron por primera vez en el Sol en 1859. Se han observado erupciones estelares en otras estrellas.

La frecuencia de estos sucesos varía, de varios al día cuando el Sol está particularmente "activo" a menos de una semanal cuando está "tranquilo". La actividad solar varía en un ciclo de 11 años (el ciclo solar). En la cúspide del ciclo suele haber más manchas en el Sol, y por lo tanto más fulguraciones solares.

Historia

Las primeras observaciones ópticas fueron realizadas por Richard Christopher Carrington que observó una llamarada por primera vez el 1 de septiembre de 1859, proyectando la imagen producida por un telescopio óptico, sin filtros. Era una extraordinariamente intensa white light flare (llamarada de luz blanca). Dado que las llamaradas producen copiosas cantidades de radiación en , añadir un estrecho filtro de paso de banda (≈ 1 Å) centrado en esta longitud de onda en el telescopio óptico, permite la observación de las fulguraciones no muy brillantes con pequeños telescopios. Durante años Hα fue la principal, si no la única, fuente de información sobre las fulguraciones solares.

Other Languages
Afrikaans: Sonvlam
العربية: انفجار شمسي
беларуская: Сонечная ўспышка
bosanski: Sunčeve baklje
dansk: Soludbrud
Ελληνικά: Ηλιακή έκλαμψη
English: Solar flare
Gaeilge: Grianbhladhm
hrvatski: Sunčeva baklja
Kreyòl ayisyen: Eripsyon solèy
magyar: Fler
Bahasa Indonesia: Semburan matahari
italiano: Brillamento
日本語: 太陽フレア
한국어: 태양 플레어
Lëtzebuergesch: Sonneneruptioun
македонски: Сончев блесок
മലയാളം: സൗരജ്വാല
Bahasa Melayu: Suar suria
Nederlands: Zonnevlam
norsk nynorsk: Solstorm
norsk bokmål: Solstorm
português: Erupção solar
srpskohrvatski / српскохрватски: Sunčeve baklje
Simple English: Solar flare
slovenčina: Slnečná erupcia
српски / srpski: Сунчеве бакље
svenska: Solfackla
українська: Сонячний спалах
中文: 耀斑