Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia

Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo
Flag of the FARC-EP.svg
Bandera de las FARC-EP
Operacional 14 de mayo de 1964[1] - presente
Liderado por

Miembros del Secretariado del Estado Mayor:

Objetivos Establecer un Estado socialista en Colombia[2]
Regiones activas
Ideología

Comunismo, marxismo-leninismo[3]

  • Designada como agrupación terrorista por Estados Unidos,[9]
  • Designada como agrupación beligerante por Venezuela[10]
Tamaño

17500 integrantes a 2016

  • 6700 hombres armados a 2014 (CERAC)[11]
  • 10000 milicianos[14]
[ editar datos en Wikidata]

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo o FARC-EP es un grupo guerrillero de extrema izquierda que se autoproclama marxista-leninista.[26]

Los orígenes de las FARC son anteriores a 1964, año en que el entonces presidente Guillermo León Valencia decidió bombardear Marquetalia, lugar donde estaba asentado un grupo de liberales y comunistas. Este y otros lugares habían sido denunciados como repúblicas independientes por estas agrupaciones de origen campesino.[27]

Aunque inicialmente el cauce de las actividades realizadas por las FARC eran de autodefensa y guerra de guerrillas, en la década del 80 incursionaron en el narcotráfico,[ cita requerida] minería ilegal, con el uso de técnicas de guerra propias del Viet Kong como la implantación de minas antipersona, el asesinato de civiles, miembros del gobierno, policías y militares,[32]

Para el año 2010, se estimaba que las FARC estaban presentes y ejercían su influencia en algunas zonas de 24 de los 32 departamentos de Colombia[38]

Su número de efectivos varía según las fuentes, en 2001 se estimaban hasta en 16.000,[43]

El 23 de junio de 2016, después de casi cuatro años de diálogos entre el Gobierno colombiano y las FARC-EP desarrollados en La Habana ( Cuba), se declaró el cese temporal pero indefinido de las acciones militares de ambos bandos además de la desmovilización, entrega de armas y reinserción a la vida civil de los militantes del grupo subversivo, siendo el fin de las FARC como organización insurgente y alzada en armas.[48]

Historia

Fundada después de la ofensiva que, con el fin de reafirmar la autoridad del llamado Frente Nacional, el Ejército Colombiano realizó en 1964 contra la " República de Marquetalia",[49] una de las comunidades autónomas creada por autodefensas armadas comunistas a finales de la época de La Violencia, consecuencia del Bogotazo en 1948. Este ataque fue dado a conocer por el gobierno como " Operación Soberanía".

Orígenes

Los antecedentes del surgimiento de las FARC se encuentran en la aparición de autodefensas armadas comunistas en el sur del Tolima. El antecedente político data en la existencia del Partido Comunista Colombiano, para la época en el que el Partido Comunista de Colombia,[50] en su Sexto Congreso había caracterizado la situación política nacional a partir de 1946 como “de duras luchas y de reacción creciente”.

La orientación de la autodefensa ya había sido puesta en práctica y ya era un hecho desde 1949. Las Ligas Campesinas de los comunistas en Chaparral, dentro de su seno crearon las estructuras de autodefensa. Cuando el gobierno buscó controlar estas bandas armadas imposibilitando su accionar, las Direcciones de los grupos de autodefensa comunista de Irco, Horizonte y Chicalá deciden, a finales de 1950, organizar lo que denominaron Columna de Marcha o Columna Guerrillera, que tenía el propósito de tomar las alturas de la Cordillera Central.

“La Columna Guerrillera” en realidad era una estructura de combatientes y sus familias dirigida por los comunistas, durante 3 meses, pero pasado este tiempo los comunistas, reciben la propuesta de las guerrillas liberales de Gerardo Loaiza para que una comisión de los destacamentos comunistas viaje hasta su comando para que enseñen algunos métodos de acción y organización. Con esta propuesta la Dirección Guerrillera Liberal en cabeza de los Loaiza y Leopoldo García planteó que “La Columna” en lugar de disolverse se trasladara hacia el área de influencia de los Loaiza.

Entre los guerrilleros que marcharon estaban Marco Aurelio Restrepo (fundador del Partido Comunista en Chaparral), Pedro Pablo Rumique (originario de Chaparral, también llamado Teniente Canario), los hermanos Bermúdez (entre ellos Andrés Bermúdez, conocido como Llanero), los hermanos Valbuena (entre ellos Raul Valbuena, originario de Chicalá, a quien llamaban Baltazar), José Alfonso Castañeda (también llamado Richard, quien comandaba la retaguardia de “La Columna” en la marcha hacia el cañón del Cambrín) y, entre otros Jorge Hernández Barrios quien tomó el nombre de Olimpo. Fue este grupo de comunistas quien condujo la organización, el accionar y la marcha de “La Columna” hasta su arribo a La Lindosa, en lo alto del cañón del Cambrín; estos dirigentes orientaban el movimiento comunista de toda la región de Chaparral.[51]

En la región de la Quebrada de la Lindosa se encontraron comunistas y liberales en una asamblea donde “los comunistas reciben la propuesta de quedarse, constituir un destacamento fuerte y crear un Estado Mayor Unificado para todo el sur del Tolima”[52]

Se integraría el Estado Mayor Unificado con ocho comunistas y siete liberales, para comandar las misiones conjuntas y algunos destacamentos del municipio de Rioblanco. Entre los liberales que integraban la Dirección estaban Gerardo Loaiza, los cuatro hijos de G. Loaiza y Leopoldo García. Entre los comunistas estaban Olimpo, Manjarrés, Rumique, Baltazar, Richard y Peñuela.

Las familias y guerrilleros conducidos por el Partido Comunista se ubicaron en una cumbre que tenía el nombre de Filo de las Culebras, pero allí llegó la policía conservadora y entonces se produjo el primer combate que liberales y comunistas tuvieron que enfrentar conjuntamente en aquella zona, los comunistas concluyeron que el Filo de la Culebra era indefendible y que lo mejor era buscar una nueva posición más favorable. Fue entonces cuando establecieron su campamento bajo el nombre del Comando Davis, que fue fundado en la cumbre de una montaña que se empina partiendo de la hoya hidrográfica de la quebrada de La Lindosa, hacia el sur el terreno es cortado por la profunda depresión en cuya parte más baja se alberga el lecho del río Cambrín, "aquí se establece la sede central de toda una cadena de destacamentos. Fue durante algún tiempo el cuartel general de las guerrillas, unidas bajo el mando del Estado Mayor Unificado...",[53] a la región comunista llegaría Isauro Yosa, que se incorporaría al Estado Mayor. Los liberales establecen su Comando Principal, en La Ocasión.

Los comunistas constituyen nueve comandos lo que les permitió moverse hacia Chaparral, Riogrande (Huila) y en tierras indígenas caucanas, desarrollando pequeños combates y escaramuzas que fueron dando experiencia y formación a los primeros comandantes como Richard, Baltazar, Gratiniano Rocha (Ave Negra), Jorge Peñuela y José Enoch Leal (Diamante).

En la zona liberal y comunista llegarían comandantes guerrilleros liberales como Jacobo Prías Alape, que responde al alias de Charro Negro o Ciro Trujillo, quien accede trasladarse al Davis y ponerse bajo las órdenes de dicho comando. En esta época a su vez se incorpora a las guerrillas comunistas Pedro Antonio Marín, alias Manuel Marulanda Velez o Tirofijo, pariente de los Loaiza y miembro de las guerrillas liberales que giraban en torno al comando de la ocasión.

El comandante liberal Gerardo Loaiza había enviado un emisario a buscar a Olimpo (miembro de la Dirección del Davis), al cual le muestra una carta enviada por la Dirección Liberal Departamental en la que le “aconceja” (se trataba de una orden) no continuar su alianza con el Partido Comunista, al que consideran “enemigo de un gobierno democrático” y “lacayo de la URSS”. Gerardo Loaiza convoca una asamblea en la que se votó por la disolución de la alianza, luego de que los comunistas decomisaran un arma de los liberales, deciden atacarlos.

Hacia agosto de 1952, promovida por el Partido Comunista Colombiano, se da la Conferencia Guerrillera Nacional en una vereda cercana a Viotá. Dicho evento se le da como denominación Conferencia de Boyacá o Primera Conferencia del Movimiento Popular de Liberación Nacional, a la que además de los comunistas asistieron guerrilleros liberales de Antioquia y Santander, y otros grupos liberales y comunistas de Cundinamarca y oriente del Tolíma, sin contar con los delegados del comando de La Ocasión.

El combate de comunistas contra los liberales continúa, con breves lapsos donde se da la tregua y se combate al gobierno, dos hijos de Loaiza mueren en un ataque al Davis, que posteriormente sería disuelto.[54]

En 1953 el General Gustavo Rojas Pinilla llegó al poder luego de un golpe de estado y buscó llevar a su fin la época de violencia. Por medio de las amnistías, cerca de 5000 guerrilleros dejaron las armas.[56]

Entre 1956 y 1958 liberales y conservadores llegan a un acuerdo de reparto del poder con la intención de frenar la violencia bipartidista y se crea el Frente Nacional. El nuevo régimen, en el contexto de la Guerra Fría, considera que debe poner fin a cualquier influencia comunista y califica a las zonas liberadas de "repúblicas independientes", al estar fuera del control y jurisdicción de la administración nacional.[ cita requerida]

En 1960 es asesinado en zona rural del municipio de Gaitania ( Tolima) uno de los comandantes que habían recibido amnistía de parte de Rojas Pinilla en la época de La Violencia: Jacobo Prías Alape, alias Charro Negro, en complicidad con miembros del ejército colombiano; lo que originó que otro comandante amnistiado de La Violencia, alias Tirofijo, regresara a las montañas alzado en armas junto con algunos liberales radicales para constituir la República de Marquetalia, siendo el precedente para la fundación en 1964 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, las FARC, luego de la expulsión de los insurgentes de los "territorios liberados" por parte del Ejército en el marco de la Operación Soberanía.[58] Campesinos acosados por bandoleros y en algunos casos por el ejército colombiano se establecieron en estas "zonas liberadas", surgiendo una administración civil y armada que alimentó de insurgentes a la futura organización subversiva.

Período 1980-1989

Hasta la década de 1980, las FARC crecieron de manera relativamente lenta; además de sufrir una escisión por parte de Javier Delgado y Hernando Pizarro Leongómez, antiguos comandantes de las FARC, formando a parte una guerrilla llamada Comando Ricardo Franco Frente-Sur. Las FARC contaban entonces con entre 1000 y 3000 hombres. En la Séptima Conferencia del 4 al 14 de mayo de 1982, bajo el mando del líder político « Jacobo Arenas», se plantearon varias directrices estratégicas nuevas y se reafirmó el principio de la «combinación de todas las formas de lucha», la lucha política y la armada.[59]

A partir de ese momento las FARC se nombran «Ejército del Pueblo» (FARC-EP) y se plantea la política del desdoblamiento de frentes, con objetivo duplicar el número de integrantes y se fijan fechas para una futura toma efectiva del poder en los años noventa.[60]

Se produce también un rechazo a toda relación con el emergente fenómeno del narcotráfico y de sus cultivos, pero gradualmente durante los años 80 se termina aceptando porque en los campos se constituye en una actividad creciente. Se establece gradualmente el cobro de impuestos a productores y a narcotraficantes como fuente de financiación, mediante el llamado «gramaje».

El 28 de marzo de 1984, tras una reunión de los líderes de los 27 frentes y del Estado Mayor, se establece un alto el fuego, como parte de los acuerdos firmados con el gobierno de Belisario Betancourt («Acuerdos de Cese al Fuego, Tregua y Paz», conocidos como los Acuerdos de la Uribe). Las FARC formaron la Unión Patriótica (UP) para liderar el movimiento político.[61]

Este intento de negociación fracasó debido en gran medida a dos elementos: las violaciones del cese de hostilidades por las dos partes, y la violencia política de sectores de la extrema derecha, entre ellos líderes políticos locales y varios miembros de las Fuerzas Armadas, así como actores de izquierda (entre ellos sectores de las FARC), incluyendo entre ambas partes (derecha e izquierda) algunos mandos importantes y narcotraficantes.[62]

A pesar de un intento inicial de miembros de las diferentes guerrillas por llegar a un acuerdo con Pablo Escobar, entre otros narcotraficantes, eventualmente se rompen los contactos formales debido a los secuestros de familiares y amigos de los mismos por parte de los insurgentes.[63]

El narcotráfico, posteriormente también en guerra frontal contra el estado para impedir el inicio de la posible extradición de sus miembros a Estados Unidos, decide tomar venganza contra la guerrilla y los campesinos simpatizantes,[64]

En septiembre de 1987, el EPL, las FARC y el ELN se constituyeron en la Coordinadora Guerrillera Simón Bolívar (CGSB), que sería el resultado del ingreso de los anteriores grupos armados a la ya existente Coordinadora Nacional Guerrillera (CNG) en asocio con el Comando Ricardo Franco Frente-Sur (el cual luego sería declarado enemigo de las FARC y expulsado de la CGSB por los sucesos de Tacueyó) y el Movimiento Armado Quintín Lame; buscando coordinar tanto las acciones armadas como las negociaciones de paz hacia el futuro. Este intento tuvo muy poca eficacia y eventualmente se dividió.[64]

Conformación de la Unión Patriótica (UP)

Bandera de la Unión Patriótica (UP), movimiento político conformado por las FARC y el Partido Comunista Colombiano como una salida al Conflicto armado en Colombia.

La Unión Patriótica fue el resultado de un proceso de negociación de paz entre el Gobierno y la coordinación guerrillera del frente Simón Bolívar. Las FARC como uno de sus actores principales delegaba a varios líderes la función de hacer política y competir en comisiones electorales y se le delegaría al Secretariado de las FARC la dirección del movimiento. El Partido Comunista se integraría a la Unión Patriótica que a su vez fue un encuentro de movimientos sociales, movimientos civiles, sindicales y obreros de todo el país por lo cual muchos personajes de la vida civil hicieron parte de la propuesta de este partido político. Más de 3000 militantes de este partido político fueron asesinados sistemáticamente por alianzas entre paramilitares, policías y miembros del ejército colombiano, lo cual llevaría el rompimiento del proceso de paz y la separación de las FARC del experimento político de la UP.

A principios del siglo XXI, el Estado Colombiano fue acusado formalmente de genocidio político ante la corte interamericana de derechos humanos por la presunta participación en varios asesinatos a integrantes del movimiento UP.[65]

La violencia cobró las vidas de importantes políticos tanto del establecimiento legal tradicional opuesto al narcotráfico, entre ellos el ministro Rodrigo Lara Bonilla, quien bautizara a las comunidades autodeterminadas y gestionadas del país como "repúblicas independientes".

Período 1990-1998

El 9 de diciembre de 1990, día de las elecciones para la Asamblea Constituyente, el ejército, desarrolló un ataque coordinado sobre el principal campamento de las FARC y de los pasados diálogos de paz, como inicio de una ofensiva contra Casa Verde, sede del Secretariado Nacional de las FARC, pero fracasó y obtuvo pocos resultados.[67]

El gobierno colombiano no sólo negociaba con las FARC en aquel entonces, también sostenían negociaciones con otros grupos armados, lográndose por acuerdos políticos y contactos con otras guerrillas la desmovilización de varios grupos armados en 1991 (proceso en el que no participaron las FARC).[ cita requerida] La gran mayoría de los desmovilizados, si bien no recibieron contrapartidas específicas, fueron indultados, se incorporaron a la vida civil y no se les siguieron procesos legales. Bajo la firma de la paz se desmovilizaron algunos grupos ( EPL, ERP, Movimiento Armado Quintín Lame, M-19), y pronto lo que quedaba de la Coordinadora Guerrillera Simón Bolívar comenzó una serie de negociaciones con el estado.

Durante ese mismo año murió el jefe guerrillero Jacobo Arenas.

El 3 de junio de 1991 se reinició el diálogo entre la Coordinadora y el gobierno, en territorio venezolano ( Caracas) y luego mexicano ( Tlaxcala).[72]

Antes de dicho rompimiento, se dio a conocer una carta escrita por un grupo de intelectuales colombianos (entre los cuales se incluía el Nobel de Literatura Gabriel García Márquez) dirigida a la Coordinadora Guerrilla Simón Bolívar, donde se les reclamaba acerca de la forma en que están llevando a cabo su lucha y las consecuencias nefastas que ésta estaba dejando en el país.[73]

A inicios de los años noventa, las FARC disponían de entre 7000 y 10 000 combatientes, organizados en 70 frentes distribuidos en todo el país.[76]

Por este mismo periodo en Colombia se expandían los cultivos de las diferentes drogas y se organizaron amplias marchas de campesinos cocaleros, que paralizaron varias vías del sur de Colombia, en las cuales, según el gobierno de este país, las FARC tuvieron influencia. No se ha investigado a fondo cuál sería o no su responsabilidad específica en dicha situación.[78]

Plan Colombia (1998-2002)

En 1998, mediante acuerdos con el gobierno del recién elegido presidente Andrés Pastrana Arango, se creó la Zona de distensión, una zona desmilitarizada que se extendida en 40 000  km², aproximadamente el tamaño de Dinamarca, entre los municipios de Mesetas, La Uribe, La Macarena, Villahermosa y San Vicente del Caguán, con el fin de llevar a cabo un proceso de paz con este grupo armado.[81]

Al mismo tiempo, amparados por el proceso de paz del gobierno, se afirma que las FARC incrementaron la producción y tráfico de drogas, la compra de armamento ilegal y la presión sobre las autoridades locales. El "proceso de paz" duró entre 1998 y 2002, pero, a pesar de varios avances teóricos y documentales,[79]

El 20 de febrero de 2002, la columna móvil de las FARC Teófilo Forero, secuestró un avión de la aerolínea Aires en el que viajaba el senador Jorge Gechem. La guerrilla liberó ese mismo día a todos los pasajeros excepto al senador.[79]

Durante todo el proceso de paz, el Gobierno Colombiano y las FARC se acusaron mutuamente de impedir el normal desarrollo del proceso:[79]

  • Organizaciones defensoras de los derechos humanos como Human Rights Watch, dieron a conocer denuncias de pobladores de la zona acerca de la violación permanente de los Derechos Humanos, entre los que sobresale el reclutamiento de civiles por parte de las FARC (entre los cuales se incluían menores de edad desde los 10 o 12 años, acción prohibida internacionalmente)[85]
  • El gobierno acusó a las FARC del uso de la zona de distensión (zona desmilitarizada) para fortalecerse militarmente, lanzar ataques, esconder prisioneros, secuestrados y realizar actividades relacionadas con el narcotráfico, además de incumplir las condiciones pactadas entre las partes.
  • Al mismo tiempo las FARC, acusaron al gobierno de utilizar el proceso de diálogo para implementar el Plan Colombia y de esta manera fortalecerse militarmente.[86]
  • El gobierno de la época mostró a la opinión pública fotografías aéreas donde se veían campos de entrenamiento armados instalados por las FARC en la zona, a pesar de que esta zona se consideraba como zona "desmilitarizada"[ cita requerida].
  • Además de acciones directas que realizaron las FARC contra la población civil, como el presunto envenenamiento de un acueducto en el departamento del Huila días antes de que el gobierno finalmente terminara con las negociaciones[87]
  • El tema de cultivo de coca direcionado al narcotráfico ha sido relacionado con el accionar de las FARC por el gobierno de los EE. UU.[88]

Período 2002-2016

EL 23 de febrero de 2002, tres días después de la terminación de la Zona de distensión por parte del gobierno Pastrana, se presentó el secuestro de la candidata presidencial Íngrid Betancourt cuando intentaba llegar por tierra a la población de San Vicente del Caguán.[89] Varios funcionarios de la época señalaron la responsabilidad de la misma candidata al ignorar las advertencias de presencia guerrillera en la zona.

La llegada a la presidencia de la República de Colombia de Álvaro Uribe, quien inicia la implementación del Plan Patriota, implicó la intensificación del combate contra las FARC,[94]

Hacia el año 2002, según cifras del gobierno, el número de guerrilleros en armas de las FARC solía estimarse en alrededor de 18 000 y, a inicios del 2005, según estas mismas cifras su número estaría entre 12 000 y 13 000.[97]

Durante el primer periodo presidencial de Álvaro Uribe, no hubo contactos serios entre las FARC y la administración para hablar de paz. Posteriormente, continuaron algunas esporádicas gestiones diplomáticas en pro de la realización de un acuerdo humanitario, conocido también como intercambio de prisioneros o canje, entre las FARC y el gobierno colombiano.[99]

Las FARC pedían que se liberaran todos sus guerrilleros presos, incluidos alias «Simón Trinidad» y alias «Sonia» (quienes fueron extraditados a Estados Unidos acusados de tráfico de drogas y terrorismo) y después de ser reintegrados a la organización, Las FARC liberarían un pequeño grupo de 44 secuestrados, los denominados «canjeables». Para que dicho cambio se hiciera realidad, las FARC pidieron como requisito la desmilitarización de dos municipios ( Pradera y Florida). Lo cual para varios observadores se aprovechó con fines políticos y militares y ante lo que se recibió numerosas críticas de la población civil nacional e internacional[101] . Algunos crímenes de este grupo y sucesos representativos de este período son:

El 7 de febrero de 2003 las FARC atentaron contra el Club El Nogal donde murieron 36 personas y 200 más quedaron heridas, el atentado fue perpetrado por la Columna Teófilo Forero y Miembros del secretariado.

El 6 de mayo de 2003 las FARC asesinaron al gobernador de Antioquia Guillermo Gaviria y a su asesor de paz Gilberto Echeverri a quienes secuestraron un año antes durante una marcha por la paz, engañándolos al hacerles creer que iban a hablar con ellos.

Luis Edgar Devia Silva alias Raúl Reyes abatido el 1 de marzo de 2008.

El 18 de junio de 2007 las FARC asesinaron a 11 diputados a quienes había secuestrado en 2002, argumentando supuestos ataques del ejército, lo cual no lograron demostrar.

El 1 de marzo del 2008 las FARC sufren uno de los más duros golpes de toda su historia, al morir Luis Edgar Devia Silva alias Raúl Reyes durante un bombardeo por parte de la Fuerza Pública de Colombia su campamento guerrillero ubicado en Ecuador, cerca de la frontera colombiana.[102] A su vez, esta incursión desencadena una crisis diplomática entre Colombia, Ecuador y Venezuela.

El 7 de marzo de 2008 se anuncia que otro miembro del secretariado de las FARC: Iván Ríos fue asesinado por su guardia personal,[103] quienes huyeron entregándose al gobierno colombiano.

El 26 de marzo de 2008, Manuel Marulanda, el fundador y jefe de las FARC también muere (por causas naturales), por lo que en menos de un mes la cúpula de la organización es sacudida fuertemente.

Las negociaciones por el "acuerdo humanitario" prosiguieron en un relativo estancamiento hasta que el 1º de julio de 2008 las Fuerzas Armadas de Colombia realizaron un operativo de rescate de un importante grupo de secuestrados en poder de las FARC en las selvas del Guaviare. Este operativo, llamado " Operación Jaque" consistió en montar una sofisticada operación de engaño durante varios meses, interceptando las limitadas comunicaciones entre los diferentes jefes de la guerrilla para hacerles creer a los custodios de los secuestrados que se preparaba una nueva liberación, probablemente auspiciada por el presidente venezolano Hugo Chávez y algunos emisarios europeos, entre ellos Jean Pierre Gondard,[106] cualquier participación voluntaria en la operación Jaque y sostienen que fueron engañados por las autoridades colombianas alegando el aislamiento y los problemas de comunicación que tenían con el Secretariado, lo cual no les permitió verificar a plenitud la veracidad del supuesto traslado de cautivos con fines de una liberación acordada por sus jefes.

La operación Jaque se considera, junto con la operación Fénix 2 (la que dio de baja a Raúl Reyes), uno de los golpes más duros que el gobierno de Álvaro Uribe propinó las FARC durante su mandato.

Junto a Ingrid Betancourt también convivieron otros dos liberados: Alan Jara, actual gobernador del Meta y Clara Rojas. Alan Jara fue liberado el 3 de febrero de 2009. A las 2:12 p.m. arribó al aeropuerto Vanguardia de Villavicencio, donde se reencontró con su esposa y su hijo Alan Felipe. Agradeció a, a los miembros de "Colombianos por la Paz". Entre los comentarios que hizo, Jara mencionó que las "FARC no estaban derrotadas para nada", del trato de la guerrilla dijo "no hay maltratos, no hay grosería, no hay humillación" y que la solución al conflicto armado colombiano no solo es militar, también es "política" y que no ve una solución que no sea "la negociada".[108]

Alan Jara aseguró que el presidente Álvaro Uribe le dio un manejo político al intercambio o acuerdo humanitario y dijo que "no había hecho nada por los secuestrados". El presidente Uribe se declaró dispuesto al acuerdo humanitario, pero declaró que siempre y cuando fuera un proceso serio de parte de las FARC y de que los guerrilleros eventualmente liberados no volvieran a la subversión, además de seguir insistiendo en el cerco humanitario o el rescate de los secuestrados.[110]

El 22 de diciembre de 2009, un comando de las FARC asesinó al Gobernador de Caquetá, Luis Francisco Cuéllar, secuestrado el día anterior en la localidad de Florencia.[112]

El 22 de septiembre de 2010 murió en el departamento del Meta el jefe militar de las FARC Víctor Julio Suárez, alias Jorge Briceño, mejor conocido como El Mono Jojoy, en un ataque del Ejército conocido como Operación Sodoma.

El 9 de abril de 2011 detuvieron al guerrillero Víctor Ramón Vargas Salazar en una operación desarrollada por el ejército y la armada de Colombia. Víctor Ramón Vargas Salazar buscaba apoyo de la banda terrorista española E.T.A. para asesinar en España a dos expresidentes colombianos.

El 4 de noviembre de 2011 fue abatido Guillermo León Sáenz Vargas, alias ‘ Alfonso Cano’, sucesor en al comandancia de las las FARC de Manuel Marulanda, "Tirofijo"; operativo llamado por las Fuerzas Militares Operación Odiseo. El 26 de noviembre del mismo año la guerrilla asesinó a tres policías y a un militar que llevaban más de diez años secuestrados en la selva de Caquetá.[113]

El 3 de febrero de 2012 una oleada de atentados en el suroeste de Colombia causaron al menos 19 muertos y un centenar de heridos en Tumaco, Villa Rica y otras localidades.[115]

El 21 de marzo de 2012 el Gobierno puso en marcha el plan de guerra 'Espada de honor', cuya primera operación tuvo lugar en Arauca dejando 33 guerrilleros muertos y un capturado pertenecientes al frente 10 de esa guerrilla. En la madrugada del 28 de marzo intensos operativos denominados Operación Armagedón en Vista Hermosa Meta dejan 36 guerrilleros muertos y tres capturados pertenecientes al Bloque Oriental, dando un total de 73 guerrilleros dados de baja y capturados en una misma semana, siendo dos de los operativos más contundentes estratégica y logisticamente dados a dicha organización neutralizando a seis cabecillas de frentes guerrilleros, y siete segundos-cabecillas.

El 5 de abril de 2013 cuatro militares colombianos murieron durante los combates con la guerrilla en el norte de Cauca.[117] siendo el mayor ataque de la guerrilla desde que se iniciaron las conversaciones de paz a finales de 2012.

El 15 de abril de 2015 las FARC lanzaron un ataque en la región de Cauca que costó la vida de 11 militares colombianos y otros 15 resultaron heridos, rompiendo el alto el fuego iniciado en diciembre de 2014 para continuar sin contratiempos con el proceso de paz iniciado con el gobierno de Juan Manuel Santos desde el año 2012.[118]

El 23 de junio de 2016, las FARC y el gobierno de Colombia firman el último de los seis (6) puntos de una agenda de negociaciones iniciadas el 4 de septiembre de 2012 para dar fin al conflicto armado de más de 50 años con este grupo subversivo. Esta acción fue realizada en La Habana, Cuba, donde se desarrollaron los diálogos de casi cuatro (4) años. Luego de la firma oficial de los acuerdos que se realizará en Colombia, se empieza a proceder con la movilización de los ahora ex-insurgentes a las llamadas “ Zonas Generales Transitorias Veredales de Normalización” y campamentos en el país destinados a la desmovilización y la entrega del armamento a la ONU.

El 26 de septiembre de 2016 se firma de manera oficial el Acuerdo de La Habana en la ciudad de Cartagena, con presencia de varios jefes de estado y personalidades de otros países, además del Secretario General de la ONU; Ban Ki-moon.

Acuerdo humanitario

En agosto de 2007, Uribe designó a la senadora del Partido Liberal y opositora del gobierno Piedad Córdoba como facilitadora para el Acuerdo Humanitario de prisioneros y rehenes. Posteriormente se autoriza también la participación del Presidente de Venezuela Hugo Chávez en la facilitación. Los sujetos del eventual acuerdo incluían, entre otros, a Íngrid Betancourt, tres ciudadanos estadounidense, prisioneros de las FARC así como a alias «Simón Trinidad» y alias «Sonia», dos integrantes de FARC extraditados a los EE. UU.

Las gestiones de Córdoba y de Chávez lograron que se aceptara la ciudad de Caracas como territorio neutral para las conversaciones. Los gobiernos de EE. UU, Francia, España y Suiza demostraron gran interés en el proceso iniciado. El Movimiento de Países No Alineados, Brasil, Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y el partido gobernante en Uruguay también respaldaron las gestiones.[119]

Durante su gestión la senadora Córdoba logró que tanto «Sonia» como «Trinidad» manifestaran el hacerse a un lado para evitar que el canje no se lograra. Durante el mes de noviembre, en medio de la visita de Chávez a París, el gobierno Uribe estableció como límite de las gestiones el 31 de diciembre de 2007 para lograr el intercambio. Según el gobierno, este plazo era motivado por el hecho de que se trataba de un proceso puntual que no debía dilatarse excesivamente en el tiempo.[120]

El 21 de noviembre de 2007 el gobierno colombiano decidió terminar con la mediación del presidente Chávez. El gobierno mencionó que tuvo lugar una conversación telefónica entre el presidente venezolano y el Comandante del Ejército Colombiano General Mario Montoya, añadiendo que Uribe le había dicho a Chávez con anterioridad que «no estaba de acuerdo con que el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela se comunicara directamente con el Alto Mando institucional de Colombia».[122]

Organizaciones de apoyo a los secuestrados[64]

El 29 de noviembre, el ejército colombiano incautó a milicianos urbanos de las FARC en Bogotá unas grabaciones en vídeo donde se muestran con vida y en precarias condiciones a varios rehenes, entre ellos la excandidata presidencial. Según Córdoba, esta era la prueba de que la gestión de Chávez y de ella iban por buen camino.[124] La interrupción de la gestión de Chávez causó un incidente diplomático entre los dos países.

Tanto «Iván Márquez», representante las FARC,[125] expresaron su confianza en la mediación de Sarkozy para que el proceso de canje de rehenes siguiera adelante.

Posteriormente a la Operación DJ el acuerdo cayó casi en el olvido de los medios y la opinión pública, aunque en el transcurso del 2009 las FARC han realizado una nueva liberación de secuestrados de manera unilateral el 30 de enero de 2009.[126]

Más adelante, en abril las FARC anunciaron la próxima liberación del cabo del Ejército Pablo Emilio Moncayo[129]

Other Languages
беларуская (тарашкевіца)‎: Рэвалюцыйныя збройныя сілы Калюмбіі
български: ФАРК
dansk: FARC
Deutsch: FARC-EP
English: FARC
Esperanto: FARK
eesti: FARC
فارسی: فارک
suomi: FARC
føroyskt: FARC
עברית: FARC
Bahasa Indonesia: FARC
íslenska: FARC
مازِرونی: فارک
norsk bokmål: FARC
polski: FARC
sicilianu: FARC
Scots: FARC
srpskohrvatski / српскохрватски: FARC
Simple English: FARC
svenska: FARC