Fuerzas Armadas Españolas (período del franquismo)

Fuerzas Armadas Españolas
Flag of Spain (1945–1977).svg
Bandera del bando nacional 1936-1938.svg
Banderas de las fuerzas armadas franquistas, la primera durante el gobierno de Franco y la segunda durante la Guerra Civil Española.
Fundada1936
Disuelta1978
Cuerpos• Ejército Nacional
• Fuerza Aérea
• Armada
Mandos
MinistrosVéase Ministros titulares
Personal
Servicio militar obligatorio
Industria
Proveedores nacionalesHispano-Suiza
Proveedores extranjerosBandera de Alemania nazi Alemania (1936-1944)
Italia (1936-1944)
Bandera de Estados Unidos Estados Unidos (1953-1975)

Las Fuerzas Armadas Españolas durante el período del franquismo fueron la institución encargada de la defensa nacional y el orden público del territorio español durante el periodo histórico del Reino de España bajo la tutela del general Francisco Franco. Su historia se desarrolla desde el inicio de la Guerra Civil, pasando por la dictadura militarista, hasta 1978 durante los primeros años de la transición a la democracia.

Durante la Guerra Civil y la dictadura fueron autodenominadas como Ejército "Nacional" o simplemente Ejército español. Debido a su fidelidad y obediencia a Francisco Franco, por ello también son denominadas como el Ejército Franquista. De hecho, en la Dictadura de Francisco Franco se convirtió en uno de los resortes y los principales apoyos del poder franquista, y como tal se mantuvo hasta después de su muerte en 1975 y la reinstauración de la democracia durante el periodo de la Transición.

Tienen sus orígenes en las fuerzas que se sublevaron en 1936 contra el Gobierno republicano, dando comienzo a la Guerra Civil que duraría casi 3 años. Cuando ésta finalizó con la victoria de Francisco Franco como dictador absoluto del país, su organización cambió y pasó a burocratizarse su estructura interna, manteniendo un tamaño sobredimensionado en época de paz. El historiador Gabriel Cardona destaca en sus obras la crónica penuria en medios materiales, así como las situaciones de corrupción y enchufismo que no contribuían a mejorar las Fuerzas armadas españolas.[1]

Introducción

La base del poder franquista

Francisco Franco junto con mandos militares en unas maniobras en 1944.

Ya durante la guerra civil el Ejército quedó convertido en nervio central del nuevo Estado totalitario, y a cuya cabeza se situaba el generalísimo Franco, situación que quedó confirmada con la victoria final en la contienda.[6]

Desde ese momento, las Fuerzas Armadas quedaron envueltas en un monolitismo en torno a la Dictadura franquista, en tanto que ellas participan del poder: Su poder se manifestaba tanto en la dirección del país como a través de su influencia en el gobierno o en la administración estatal.[7]

Una escala de oficiales sobredimensionada

Reclutas haciendo el servicio militar, hacia 1945.

En 1968 el Ministerio del Ejército destinaba 17.400 millones de pesetas en remuneraciones al personal, un 82,2% del gasto total del Ministerio, mientras que en inversiones (material, tecnología) solo se destinaban 1.400 millones de pesetas (un 6,5% del total).[8]

Hacia 1970 la macrocefalia de oficiales continuaba: De 289.000 efectivos que tenían las fuerzas armadas (sin contar los de las Fuerzas de seguridad), 824 pertenecían a la escala de generales y de ellos solo 216 se encontraban en puestos activos.[11]

Pobreza del equipo y carencias tecnológicas

Other Languages