Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos

Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos
United States Army Air Forces
US Army Air Corps Hap Arnold Wings.svg
Escudo de las USAAF.
Activa 20 de junio de 1941 - 17 de septiembre de 1947
País Bandera de Estados Unidos  Estados Unidos
Tipo Fuerza aérea
Tamaño 2,4 millones de efectivos (marzo de 1944)
Parte de Ejército de los Estados Unidos
Equipamiento 79.908 aeronaves (julio de 1944)
Disuelta 18 de septiembre de 1947
Comandantes
Comandantes
notables
Henry H. Arnold
Carl Andrew Spaatz
Insignias
Escarapela
(1943-1947)
US roundel 1943-1947.svg
Escarapela
(1943)
USAAF roundel 1943.svg
Escarapela
(1942-1943)
US roundel 1942-1943.svg
Escarapela
(1941-1942)
USAAC Roundel 1919-1941.svg
Cultura e historia
Mote USAAF
Guerras y batallas
Segunda Guerra Mundial
[ editar datos en Wikidata]

Las Fuerzas Aéreas del Ejército de Estados Unidos (en inglés: United States Army Air Forces, USAAF o AAF) fueron el arma de aviación militar independiente del Ejército de los Estados Unidos durante e inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial, esta era la sucesora del Cuerpo Aéreo del Ejército de los Estados Unidos y fue la precursora directa de la actual Fuerza Aérea de los Estados Unidos, y existió formalmente entre 1941 y 1947. La AAF era un componente del Ejército de Estados Unidos, que en 1942 fue dividido funcionalmente por orden ejecutiva en tres fuerzas autónomas: las Fuerzas Terrestres del Ejército, los Servicios de Logística (que en el año 1943 se convirtió en las Fuerzas de Logística del Ejército) y las AAF. Cada una de estas fuerzas tenía un general comandante que dependía directamente del Jefe de Estado Mayor del Ejército de los Estados Unidos.

La AAF administraba todos los componentes de la aviación militar que anteriormente estaban distribuidos entre Cuerpo Aéreo del Ejército, el Cuartel General de la Fuerza Aérea y los comandantes de área de los cuerpos de las fuerzas terrestres, y de esta forma se convirtió en la primera organización aérea del Ejército de Estados Unidos en controlar sus propias instalaciones y personal de apoyo. En la práctica, la AAF era virtualmente autónoma al interior del Ejército. En su tamaño máximo la AAF tenía más de 2,4 millones de hombres y mujeres prestando servicio y cerca de 80.000 aviones en el año 1944, y 783 bases domésticas en diciembre de 1943.[2]

El Cuerpo Aéreo se convirtió en las Fuerzas Aéreas del Ejército en junio de 1941 para proporcionar al arma aérea una mayor autonomía con la cual poder expandirse en forma más eficiente, y proveer una estructura para escalones de comando adicionales que se requerían para una fuerza vastamente más grande. Aunque otras naciones ya tenían fuerzas aéreas separadas e independientes del ejército o la armada (tales como los británicos con la Real Fuerza Aérea y los alemanes con la Luftwaffe), la AAF permaneció como una parte del Ejército de Estados Unidos hasta que la Fuerza Aérea de Estados Unidos fue creada en septiembre de 1947.

Sin embargo, en su expansión y la conducción de la guerra, la AAF se convirtió en mucho más que solo un arma de una organización más grande. Hacia el final de la Segunda Guerra Mundial, la AAF había pasado a ser virtualmente un servicio independiente. Por reglamento y orden ejecutiva, la AAF era una agencia subordinada del Departamento de Guerra de Estados Unidos encargado con la organización, entrenamiento y el equipamiento de las unidades de combate, limitado en responsabilidad a los Estados Unidos continentales, como lo era las Fuerzas Terrestres del Ejército y las Fuerzas Logísticas del Ejército. En realidad, los Cuarteles Generales de la AFF controlaban la conducta en todos los aspectos de la guerra aérea en todo el mundo, determinando la política aérea y la impartición de órdenes sin transmitirlas a través del Jefe de Estado Mayor. Este contraste entre la teoría y la práctica es... fundamental para comprender a la AAF.[3]

Creación

Unidad en los problemas de comando en el Cuerpo Aéreo

Las raíces del AAF surgieron en la formulación de las teorías del bombardeo estratégico en la Escuela Táctica del Cuerpo Aéreo las que dieron nuevo impulso a los argumentos por una fuerza aérea independiente. A pesar de una percepción de resistencia o incluso obstrucción por el Estado Mayor del Departamento de Guerra, mucho de lo cual era atribuible a la falta de fondos, el Cuerpo Aéreo realizó grandes avances en la década de 1930, tanto organizacionalmente como en doctrina. De esta forma surgió una estrategia que enfatizaba el bombardeo de precisión de blancos industriales mediante el uso de bombarderos de largo alcance fuertemente armados, formulada por los hombres que se convertirían posteriormente en sus comandantes.[4]

En marzo de 1935 se dio un importante paso hacia lograr una fuerza aérea separada cuando el mando de todas las unidades aéreas de combate en Estados Unidos continental fue centralizado en un solo cuartel general llamado Cuartel General de la Fuerza Aérea. Desde el año 1920, el control de las unidades de aviación había residido en los comandantes del área de cuerpo (un escalón administrativo en tiempos de paz de las fuerzas terrestres), siguiendo el modelo establecido por el general John J. Pershing durante la Primera Guerra Mundial. En el año 1942 el Estado Mayor General planificó la activación de un Cuartel General del Ejército (abreviado en inglés GHQ), similar al modelo usado por las Fuerza Expedicionaria Estadounidense durante la Primera Guerra Mundial, con un cuartel general de la fuerza aérea como un componente subordinado. Ambos fueron creados en el año 1933 cuando parecía posible una guerra con Cuba después de un golpe en dicho país, pero no fueron activados.

La activación del Cuartel General de la Fuerza Aérea representó un compromiso entre los partidarios de un poder aéreo estratégico y los comandantes de las fuerzas terrestres que demandaban que la misión del Cuerpo Aéreo permaneciera atada a la de las fuerzas terrestres. Los partidarios del poder aéreo lograron un control centralizado de las unidades aéreas bajo un comandante aéreo, mientras que el Departamento de Guerra dividió la autoridad al interior del arma aérea y aseguró una continuada política de apoyo de las operaciones terrestres como su rol principal.[6]

En el año 1940 se realizó una división de la defensa aérea de Estados Unidos en cuatro distritos geográficos que puso las bases para las subsecuentes fuerzas aéreas numeradas. En julio, el Departamento de Guerra ordenó que los Cuarteles Generales del Ejército (en inglés: Army General Headquarters, GHQ) fueran activados en noviembre de 1940 para planificar y expandir el entrenamiento de las fuerzas terrestres. El Jefe del Estado Mayor del Ejército George C. Marshall solicitó una reorganización del Cuerpo Aéreo, y el 5 de octubre de 1940, el Jefe del Cuerpo Aéreo mayor general Henry H. Arnold envió una propuesta para crear un estado mayor aéreo, unificando el arma aérea bajo un solo comandante, y dándole igualdad con las fuerzas terrestres y logísticas. A la propuesta de Arnold se opuso inmediatamente el Estado Mayor General en todos los aspectos, repitiendo sus tradicional argumento doctrinal de que, en el caso de guerra, el Cuerpo Aéreo no tendría una misión que no fuera el apoyo de las fuerzas terrestres. Marshall implementó una solución de compromiso, la que el Cuerpo Aéreo encontró completamente inadecuada, nombrando a Arnold como "Jefe Adjunto del Estado Mayor del Aire" en funciones pero rechazó todos los puntos organizacionales de su propuesta. En vez se puso bajo control del Cuartel General el Ejército al Cuartel General de la Fuerza Aérea, aunque este era un componente para realizar entrenamiento y no operacional.[7]

Creación de la Fuerzas Aéreas del Ejército

General del Ejército Henry H. Arnold.

La posibilidad de que Estados Unidos participara en la Segunda Guerra Mundial provocó la reorganización más radical de la rama de aviación en su historia, desarrollando una estructura que unificó el mando de todos los componentes aéreos y le dio total autonomía e igualdad con las fuerzas terrestres en marzo de 1942.

En la primavera del año 1941, el éxito de las operaciones aéreas en Europa bajo un control centralizado dio claras luces de que la división de la autoridad en las fuerzas aéreas estadounidenses, pareciera, según un congresista, una "autoridad aérea tipo hydra",[9]

El 20 de junio de 1941, para otorgar una autonomía adicional a las fuerzas aéreas y evitar una lucha legislativa en el Congreso, el Departamento de Guerra revisó las regulaciones del ejército que controlaban la organización de la aviación del ejército, las AR 95-5.[10]

Arnold y Marshall acordaron que la AAF disfrutaría de autonomía al interior del Departamento de Guerra hasta el final de la guerra, a cambio de que sus comandantes dejaran de hacer lobby para lograr la independencia del arma aérea. Marshall, un fuerte partidario del poder aéreo, hizo entender que la Fuerza Aérea lograría su independencia después de finalizar la guerra. Poco después del ataque a Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941, en reconocimiento de la importancia del rol de las Fuerzas Aéreas del Ejército, se le otorgó a Arnold un asiento en el Estado Mayor Conjunto de los Estados Unidos, el estado mayor de planificación que sirvió como el punto focal del planeamiento estratégico estadounidense durante la guerra, con el propósito de que Estados Unidos tuviera un representante del arma aérea en las conversaciones con sus contrapartes británicas con los Jefes Combinados. En términos prácticos la cabeza de la AAF había ganado una posición de igualdad con respecto a Marshall. Mientras este paso nunca fue oficialmente reconocido por la Armada de Estados Unidos, y fue agriamente disputado detrás de bambalinas en cada oportunidad posible, sin embargo, fue exitoso como una base práctica para la futura separación de la Fuerza Aérea.[11]

Cartel de reclutamiento de la USAAF. Donde se puede leer "A la victoria. Fuerza Aérea del Ejército de Estados Unidos.

En enero de 1941, los cuatro distritos geográficos del antiguo Cuartel General de la Fuerza Aérea fueron convertidos en fuerzas aéreas numeradas, con una organización subordinada de 54 grupos. Desde el punto de vista de la organización, la Fuerza Aérea del Ejército fue creada como el escalón de mando más alto que abarca tanto el Comando de Combate de la Fuerza Aérea como el Cuerpo Aéreo, por lo que por primera vez, toda el arma aérea se encontraba bajo la autoridad de un aviador. Sin embargo, estas reformas eran sólo temporales, y duraron tan sólo nueve meses. En noviembre de 1941, en la víspera de la entrada de Estados Unidos a la guerra, la división de la autoridad dentro del Ejército como un todo, causada por la activación del Cuartel General del Ejército un año antes, había llevado a una "batalla de memorandos" entre ésta y de otras agencias sobre la administración de la AAF, lo que llevó a que Marshall dijera que tenía "el puesto de mando más pobre del Ejército". Para agilizar el AAF en preparación para la guerra, con el objetivo de una planificación centralizada y una ejecución descentralizada de las operaciones, Arnold presentó a Marshall esencialmente el mismo plan de reorganización rechazado por el Estado Mayor en octubre de 1940.[14] Los tres componentes reemplazaron a una multitud de ramas y organizaciones, lo que hizo que el Estado Mayor General redujera drásticamente su tamaño, y por lo tanto aumentando proporcionalmente la representación de los miembros de la fuerza aérea que participaban en este.

Además de disolver tanto el Cuartel General del Ejército y los jefes de las armas de combate, y asignar las funciones de entrenamiento a las Fuerzas Terrestres del Ejército, la Circular 59 del Departamento de Guerra reorganizó la Fuerza Aérea del Ejército, desbandando tanto el Comando de Combate de la Fuerza Aérea como la Oficina del Jefe del Cuerpo Aéreo (como con la infantería, eliminando todas sus funciones de entrenamiento y de organización), lo que provocó la eliminación de todo un nivel de la cadena de mando.[Nota 2] Para tomar sus antiguas funciones se crearon once fuerzas aéreas numeradas, más tarde aumentadas a dieciséis, y seis grandes comandos, que pasaron a ocho en enero de 1943, y que fueron los siguientes comandos: entrenamiento de vuelo, entrenamiento técnico, transporte de tropas, transporte aéreo, material, servicio aéreo, ensayos y antisubmarino. En julio de 1943, los comandos de entrenamiento de vuelo y el de entrenamiento técnico se fusionaron en el Comando de Entrenamiento de la AAF, y un año más tarde el Comando de Servicio Aéreo y el Comando de Material fueron reorganizados como el Comando de Servicio Técnico de la AAF.

Entre marzo de 1942 y marzo de 1943 la AAF funcionaba con una compleja división de control administrativo realizada por un estado mayor de políticas, un estado mayor de operaciones y por los comandos de apoyo. Las actividades en terreno de muchos comandos de apoyo funcionaban con una estructura de "departamento", sin ninguna separación de las funciones de políticas y de operación. A menudo los oficiales del estado mayor ejercían autoridad de mando y de políticas sin ninguna responsabilidad por los resultados, un sistema heredado de los años del Cuerpo Aéreo. El concepto de un "estado mayor operativo", o de directores, resultó del deseo de colocar expertos en varios aspectos de la aviación militar en posiciones claves para su implementación. Sin embargo, a menudo las funciones se traslapaban, y las comunicaciones y la coordinación entre las divisiones fallaban o eran ignoradas, las prerrogativas políticas fueron usurpadas por los directores, y fueron sobrepasadas por los detalles. Finalmente, más de treinta oficiales estaban autorizados a enviar órdenes en el nombre del comandante general.[16]

La película de reclutamiento Winning Your Wings (1942) (en castellano: Ganando tus Alas) ayudó a reclutar 100.000 pilotos.

El principio de comando jerárquico, en el que un solo comandante es que tiene la responsabilidad final directa pero que delega su autoridad al estado mayor, fue adoptado a través de la AAF en una gran reorganización y consolidación el 29 de marzo de 1943. Las cuatro direcciones principales y las 19 direcciones subordinadas (el "estado mayor operativo") fueron abolidos como un nivel innecesario de autoridad, y la ejecución de las políticas fueron sacadas de los estados mayores para ser asignadas únicamente a las organizaciones de terreno de acuerdo a líneas funcionales.[17]

La mayoría del personal de las Fuerzas Aéreas del Ejército seguía siendo miembro del Cuerpo Aéreo. En mayo de 1945, el 88 por ciento de los oficiales que estaban sirviendo en las Fuerzas Aéreas del Ejército fueron comisionados en el Cuerpo Aéreo, mientras que el 82 por ciento del personal de tropa asignados a las unidades y bases del AAF tenía al Cuerpo Aéreo como su rama de combate.[Nota 3] También esta denominación errónea fue usada en los carteles de reclutamiento oficiales (ver la imagen arriba a la derecha) y fue importante en promover la idea de una "Fuerza Aérea" como un servicio independiente. Jimmy Stewart, un piloto y oficial del Cuerpo Aéreo, usaba el término indistintamente en su narración en el cortometraje de reclutamiento realizado en el año 1942 Winning Your Wings (en castellano: Ganando tus Alas). También el término apareció prominentemente en la película de adoctrinamiento del Departamento de Guerra del año 1945 realizada por Frank Capra titulada War Comes to America (en castellano: La Guerra llega a Estados Unidos), de la serie Why We Fight (en castellano: ¿Por Qué Luchamos?), en un mapa gráfico animado al mismo nivel de importancia que el Ejército y la Armada.

Other Languages