Fuego fatuo

Imitación de un fuego fatuo.

Un fuego fatuo (en latín ignis fatuus) es un fenómeno consistente aparentemente en la inflamación de ciertas materias ( fósforo, metano, principalmente) que se elevan de las sustancias animales o vegetales en putrefacción, y forman pequeñas llamas que se ven andar por el aire a poca distancia de la superficie, se encuentran en los lugares pantanosos y en los cementerios. Son luces pálidas que pueden verse a veces de noche o al anochecer. Se dice que los fuegos fatuos retroceden al aproximarse a ellos. Existen muchas leyendas sobre ellos, lo que hace que muchos sean reacios a aceptar explicaciones científicas, tampoco se han logrado comprobar ninguna de estas teorías, ya que desde antaño las personas han tenido este fenómeno como el alma de un ser fallecido.

Teorías sobre su origen

Una posible explicación científica para el fenómeno es que la oxidación de la fosfano y los gases de metano producidos por la descomposición de materias orgánicas puede producir la aparición de luces brillando en el aire. Experimentos realizados por ejemplo por el científico italiano Luigi Garlaschelli han reproducido las luces al añadir sustancias químicas a los gases producidos por compuestos en putrefacción, sin producir dichas luces ignición alguna. Los críticos afirman que esta teoría no explica fácilmente los casos en los que se han descrito luces balanceándose, bajando, volando arriba y abajo o moviéndose contra el viento.

William Corliss escribe en Remarkable Luminous Phenomena in Nature (Sourcebook Project, Glen Arm, MD, 2001:290): «No se ha demostrado mecanismo satisfactorio alguno donde los gases que emanan de zonas pantanosas ardan espontáneamente. Más aún, la mayoría de las luces nocturnas bajas son frías, que no es lo que se esperaría de la combustión del metano. Además, nadie ha explicado cómo las nubes de gas luminoso pueden mantener su tamaño y forma mientras se mueven erráticamente durante varios minutos.»

Otros creen que organismos bioluminiscentes (por ejemplo el hongo fluorecente Armillaria mellea) o la fosforescencia natural de las sales de calcio presentes en las osamentas provocan la luz. Otras explicaciones incluyen causas similares a las del rayo globular.

Más recientemente, bajo la más amplia etiqueta de «luces terrestres», ciertas teorías pseudocientíficas sobre cómo se producen han sido propuestas por los profesores Derr y Persinger, y por Paul Deveraux. Derr y Persinger propusieron la teoría de que las luces terrestres pueden ser generadas por la tensión tectónica, que calentaría las rocas vaporizando el agua que contienen. Las rocas piezoeléctricas como el cuarzo producen así electricidad, que es conducida por esta columna de agua vaporizada hasta que alcanza la superficie, apareciendo como luces terrestres. Esta teoría implicaría que la mayoría de las luces terrestres se dan en lugares con tensión tectónica. De ser correcta, explicaría por qué tales luces suelen comportarse de forma errática e incluso a veces aparentemente inteligente, desafiando a menudo las leyes de la gravedad. Sin embargo, la explicación de Deveraux es más amplia, pues éste piensa que la relación entre las luces y el paisaje es más débil, estando también relacionadas probablemente con muchas otras cosas: condiciones climáticas, orografía, líneas telúricas, nivel freático, etcétera. Esta explicación, sin embargo, es rechazada por la mayoría de los expertos por no ser científica.

Sin embargo, otras explicaciones teóricas parecidas que incluyen la emanación de luz por parte de corrientes eléctricas producidas naturalmente no incluyen elementos pseudocientíficos. Además, las teorías basadas en fenómenos eléctricos explican más fácilmente el movimiento aparentemente libre atribuido a las luces y la reacción de éstas a la introducción de objetos cercanos (incluyendo seres humanos).

Other Languages
العربية: بوي-تاتا
অসমীয়া: ধনগুলৈ
žemaitėška: Žvakė (laukūs)
Bikol Central: Santilmo
বাংলা: আলেয়া
català: Foc follet
čeština: Bludička
Deutsch: Irrlicht
Esperanto: Vaglumo
eesti: Virvatuli
suomi: Virvatuli
français: Feu follet
galego: Fogo fatuo
hornjoserbsce: Błudnička
magyar: Lidércfény
íslenska: Hrævareldar
italiano: Fuoco fatuo
Latina: Ignis fatuus
lumbaart: Foeugh arz
lietuvių: Žaltvykslė
latviešu: Malduguns
Nederlands: Dwaallicht
norsk nynorsk: Lyktemann
norsk bokmål: Lyktemann
Nouormand: Bélengi
português: Fogo-fátuo
Simple English: Will o' the wisp
slovenščina: Varljivo svetlikanje
српски / srpski: Варљива светлост
svenska: Irrbloss
українська: Блукаючі вогні
Tiếng Việt: Ma trơi
West-Vlams: Dwoallucht
中文: 鬼火
粵語: 鬼火