Frontera de Maedhros

Frontera de Maedhros
El Silmarillion,
de J. R. R. Tolkien.
Tipo Localización
Nombre original March of Maedhros
Otros nombres Frontera Occidental
Capítulo(s) «Del retorno de los Noldor»
«De Beleriand y sus reinos»
Detalles
Localización Beleriand, Tierra Media
Capital Himring
Fundación 7 P. E.
Gobernante Maedhros
Población Elfos Noldor
Lengua Sindarin
[ editar datos en Wikidata]

Frontera de Maedhros es el nombre que recibe una localización ficticia que forma parte del legendarium creado por el escritor británico J. R. R. Tolkien y que aparece en su novela póstuma El Silmarillion. Ubicadas en la región de Beleriand, entre Dorthonion y Ered Luin y al sur de Lothlann, estas tierras fueron ocupadas por los hijos del elfo Fëanor conducidos por el mayor de ellos, Maedhros, en los primeros años de la Primera Edad del Sol. Su nombre se debió a que, al norte, no existían prácticamente defensas naturales contra los ataques provenientes de Angband, la fortaleza del vala Morgoth.[1]

Historia

En el año 7 de la Primera Edad del Sol, los hijos de Fëanor abandonaron un consejo de los Noldor en Mithrim ante el malestar que provocó en ellos el mensaje enviado por el rey Thingol de Doriath. Fue entonces cuando se dirigieron al este de Beleriand y se establecieron por orden de Maedhros, el mayor de los hermanos, en las tierras situadas en torno a Hithrim; desde ese momento las designaron el nombre de Frontera de Maedhros, pues no existían casi defensas naturales al norte de ellas y estaban expuestos a los ataques del enemigo desde Angband. Maedhros eligió este lugar para establecer su reino debido a que disminuía las posibilidades de disputa con el resto de su raza y porque deseaba que el máximo riesgo de ataque recayera sobre él mismo.[1]

Maedhros estableció su fortaleza principal en las colinas de Himring. Celegorm y Curufin fortificaron el Paso de Aglon y las tierras de Himlad. Maglor edificó su fuerte entre los brazos del río Gelion.[2]

Caranthir, el quinto de los hermanos, se estableció en las tierras de Thargelion, junto al lago Helevorn. Llegó a explorar parte de las Ered Luin y de esta forma entró en contacto con los enanos; a pesar de que ambos pueblos no tenían buenas relaciones, el enemigo común y la simpatía que sentían por la artesanía provocó la realización de un pacto entre ellos y Caranthir obtuvo así grandes riquezas al pasar por su manos todos los productos que los enanos elaboraban para comerciar con el resto de Beleriand.[1]

Other Languages