Front-end y back-end

Front-end y back-end son términos que se refieren a la separación de intereses entre una capa de presentación y una capa de acceso a datos, respectivamente. Pueden traducirse al español el primero como interfaz, frontal final o frontal y el segundo como motor, dorsal final[2] aunque es común dejar estos términos en inglés.

Informática

En diseño de software el front-end es la parte del software que interactúa con el o los usuarios y el back-end es la parte que procesa la entrada desde el front-end. La separación del sistema en front-ends y back-ends es un tipo de abstracción que ayuda a mantener las diferentes partes del sistema separadas. La idea general es que el front-end sea el responsable de recolectar los datos de entrada del usuario, que pueden ser de muchas y variadas formas, y los transforma ajustándolos a las especificaciones que demanda el back-end para poder procesarlos, devolviendo generalmente una respuesta que el front-end recibe y expone al usuario de una forma entendible para este. La conexión del front-end y el back-end es un tipo de interfaz.

En diseño web (o desarrollo web) hace referencia a la visualización del usuario navegante por un lado (front-end), y del administrador del sitio con sus respectivos sistemas por el otro (back-end).

Muchos métodos conocidos para interactuar con ordenadores pueden ser conceptualizados en términos de front-end y back-end. Por ejemplo, un administrador de archivos gráfico como Windows Explorer, Dolphin, Nautilus y Finder puede ser considerado como un front-end para el sistema de archivos de la computadora. Otro ejemplo consiste en considerar al Shell como front-end que sirve como interfaz para interactuar con el núcleo del sistema operativo que cumple el rol back-end.


En un compilador el front-end traslada el lenguaje del código fuente a una representación intermedia que a su vez funciona con el back-end para producir en la salida el código.

En sintetizadores del habla, el front-end se refiere a la parte del sistema que convierte la entrada del texto en una representación simbólico- fonética y el back-end convierte la representación fonética y simbólica en el sonido.

Muchos programas tienen su concepto de diseño dividido en front-ends y back-ends, pero en la mayoría de los casos, el back-end está oculto del usuario final y solo pueden utilizarlo el cliente intermedio o el administrador que se encargará de gestionar el sistema de información. Sin embargo, muchos programas están escritos para servir de simple front-end para otros que ya existen, como es el caso de las interfaces gráficas construidas sobre una interfaz de línea de órdenes. Este tipo de front-end es común en entornos de escritorio Unix (como los GUI), donde los programas son desarrollados siguiendo la filosofía de diseño de muchos programas pequeños capaces de ejecutarse independientemente o combinados.

Other Languages