Fringe

Fringe (en España Fringe: Al límite, también conocida por sus títulos alternativos Fringe: La gran conspiración y Ciencia al límite) es una serie de ciencia ficción estadounidense creada por J. J. Abrams, Alex Kurtzman y Roberto Orci. Se estrenó a través de Fox Broadcasting Company el 9 de septiembre de 2008 y terminó el 18 de enero de 2013 después de cien episodios recopilados en cinco temporadas. La serie sigue a Olivia Dunham (Anna Torv), Peter Bishop (Joshua Jackson) y Walter Bishop (John Noble), quienes son miembros de la División Fringe de la Oficina Federal de Investigación cuya base se encuentra en Boston, Estados Unidos, bajo órdenes del Departamento de Seguridad Nacional. El equipo utiliza métodos de la ciencia fringe para ayudar al FBI a investigar diversos casos inexplicables, a menudo horribles, que están relacionados con un misterioso universo paralelo. La serie ha sido considerada como una mezcla entre The X-Files, Altered States y The Twilight Zone.

Fringe combina el formato de casos de la semana con una historia relevante de trasfondo. Comenzó con los tradicionales «misterios de la semana» y poco a poco formó su propia mitología donde dejó atrás aquellos episodios en posteriores temporadas. La mayoría de los episodios contienen una trama independiente a la general pero también varios episodios han explorado la mitología general de la serie.

La recepción de la crítica durante la primera temporada fue tibia, pero con el avance de las temporadas se hizo más favorable debido a que se comenzó a explorar su mitología, como el universo paralelo y la línea de tiempo alternativa. La serie, así como el reparto, ha sido nominada para varios premios importantes. A pesar de su traslado a «la maldición del viernes por la noche» y los bajos niveles de audiencias, tiene seguidores de culto. La serie también ha dado paso a dos series de comic book de seis partes y un juego de realidad alternativa.

Premisa

Fringe sigue los casos de la División Fringe, una Fuerza de Tarea Federal apoyada principalmente por la Oficina Federal de Investigación (FBI) que incluye a la agente Olivia Dunham, al Dr. Walter Bishop, el arquetipo de un científico loco y a Peter Bishop, el distanciado hijo de Walter y negociador por excelencia. Están respaldados por Phillip Broyles, director de la Fuerza, y la agente Astrid Farnsworth, quien sirve como asistente de laboratorio en las investigaciones de Walter. La División Fringe investiga casos relacionados con la ciencia fringe donde se encuentran casos como experimentos transhumanos destinados hacia un mal, para poner en perspectiva una singularidad tecnológica para una posible colisión de universos paralelos. El trabajo de la División Fringe se cruza con biotecnología avanzada desarrollada por una compañía llamada Massive Dynamic, fundada por el exsocio de Walter, el Dr. William Bell, y dirigido por su amiga en común, Nina Sharp. El equipo también es contemplado en silencio por un grupo de hombres calvos y pálidos llamados Observadores.

La primera temporada introduce a la División Fringe mientras investigan casos que están relacionados con «el patrón», muchos de los cuales están orquestados por una red internacional de científicos renegados que se basan en el ZFT (Zerstörung durch Fortschritte der Technologie, o en español, Destrucción por el Avance de la Tecnología), quienes son dirigidos por David Robert Jones y se preparan para un evento de juicio final. La amenaza del ZFT parece terminar cuando Peter mata a Jones en su intento de viajar a un universo paralelo.[1]

Durante la segunda temporada, los hechos se enfocan principalmente en las actividades del universo paralelo, especialmente en las singularidades que ocurren en los puntos débiles de la membrana que separa los dos mundos; en el otro lado, los científicos han desarrollado una sustancia similar al ámbar que aísla estas singulares, aunque ahí se encuentran personas inocentes que quedaron atrapadas por la solidificación del ámbar. El equipo Fringe se encarga de los casos que conducen a una «gran tormenta», es decir, cuando el universo paralelo entre en guerra con el principal. Además, se hallan híbridos humanos-máquinas con características metamórficas que vienen desde el universo alterno.[5]

La tercera temporada presenta episodios tanto en el universo principal como en el universo paralelo. «Walternativo», la versión alterna de Walter, es el Secretario de Defensa de los EE. UU. y ha puesto en marcha un plan, gracias a una máquina que puede destruir el universo principal, la cual reacciona ante la biología de Peter.[10]

La cuarta temporada comienza con una línea de tiempo alternativa, en la cual Septiembre no pudo salvar a la versión alternativa de Peter en 1985, según los Observadores.[15]

La quinta y última temporada continúa la historia del año 2036 visto en el episodio «Letters of Transit».[16]​ El equipo Fringe tuvo que ser encerrado en ámbar para evitar su captura poco después de «La Purga» y, gracias a Etta, versión adulta de la hija de Peter y Olivia que se había extraviado tras la invasión Observadora en 2015, logran ser liberados. Walter revela que Septiembre y él habían trabajado en un plan para derrotar a los Observadores, cuyas instrucciones fueron dejadas en cintas de vídeos en el laboratorio con ámbar. Las cintas conducen a varios componentes de un dispositivo, donde se incluye un niño Observador, llamado Michael, pero además se alude a un hombre llamado Donald, que había ayudado a Walter a elaborar el plan. Etta es asesinada mientras intentaba reunir algunos elementos, lo que lleva a Olivia y a Peter a querer completar el plan en su nombre. A través de Michael, el equipo descubre que Donald es Septiembre y que sus poderes de Observadores habían sido despojados de él por haber ayudado al equipo Fringe. Además, Michael es su hijo genético, el cual fue cultivado y resultó ser una anomalía en un futuro lejano. Septiembre explica que el plan consiste en enviar a Michael al año 2167, donde los experimentos genéticos humanos para sacrificar la emoción en desmedro de inteligencia se iniciaron, lo que llevó a la creación de los Observadores. Al enviar al chico al futuro se mostrará que la inteligencia y la emoción son posibles, que detienen los experimentos y hacen que los Observadores nunca existan. Septiembre está listo para llevar a Michael al año 2167 ya que el plan está en marcha, pero él recibe un disparo letal a último momento. Walter, que ya tenía consciencia de que debía sacrificarse, toma a Michael y lo lleva hacia el futuro para asegurar que el plan resulte. Como estaba previsto, el tiempo retrocede al momento de la invasión en 2015 y los Observadores nunca invadieron. Peter, Olivia y Etta viven sus vidas en paz, aunque Peter recibe una carta de su padre, el cual se convirtió en una paradoja: el dibujo de un tulipán blanco.

Universo paralelo

Una de las claras diferencias entre el universo principal y el universo alternativo es que en este último el World Trade Center no fue destruido en los atentados del 11 de septiembre de 2001, sino que la Casa Blanca fue destruida.

Gran parte del arco narrativo de Fringe involucra a un universo paralelo que básicamente es el reflejo del universo principal, pero con numerosas diferencias históricas. Un ejemplo significante usado son los efectos del atentados del 11 de septiembre de 2001: este evento también ocurrió en el universo paralelo, aunque el World Trade Center no fue atacado, que dejaron estos edificios en pie los cuales predominan en el «Manhatan» de este universo donde se encuentra la oficina del Dr. William Bell.[18]​ Otro ejemplo lo encontramos en el capítulo 16 de la segunda temporada, donde dos Observadores salen de un cine donde se proyecta una versión alternativa de la película «Back to the Future», protagonizada por Eric Stoltz en lugar de Michael J. Fox. De hecho, Stoltz trabajó en dicha película como protagonista, pero fue sustituido a las cinco semanas de rodaje por Michael.

Los productores estaban muy interesados en la construcción de este mundo y en la trama que envolvería al universo paralelo. Esto les permitió crear un mundo muy parecido al principal pero con una gran diferencia de detalles que enriquecían al universo paralelo. Un mundo alterno también les permitía mostrar el hecho de «cómo pequeñas decisiones que uno escoge nos hacen ser diferentes personas y cómo estas decisiones pueden cambiar en gran nivel la vida» según el coshow runner, Jeff Pinkner.[20]

Código glifo

Antes de las tandas comerciales, una breve imagen de un glifo aparece. Abrams afirmó en una entrevista que los glifos tenían un significado oculto. «Es algo que hacemos para las personas que cuidan entender y seguir la serie, pero no es algo que el espectador deba considerar para cuando vea» algún episodio.[23]

Secuencia de apertura

La secuencia de apertura estándar de la serie intercala imágenes de los símbolos glifos junto con palabras que representan a la ciencia marginal o ciencia fringe, como teleportación y materia oscura. En la tercera temporada, debido a episodios que tuvieron lugar tanto en el universo principal como en el paralelo, una nueva secuencia de apertura se usó para este último, el cual tenía un formato similar, aunque en vez de ser azul era roja, donde también se utilizaron conceptos alternativos de la ciencia fringe como hipnosis y neurociencias. La diferencia de color ha hecho que algunos fanáticos afirmen que el universo principal es el azul y que su versión alterna es el rojo.[30]

Other Languages
العربية: فرينج (مسلسل)
asturianu: Fringe
azərbaycanca: Fringe (teleserial)
беларуская: Грань (тэлесерыял)
català: Fringe
Ελληνικά: Fringe
euskara: Fringe
فارسی: فرینج
galego: Fringe
magyar: A rejtély
italiano: Fringe
latviešu: Viņpus
македонски: Фринџ
Bahasa Melayu: Fringe (rancangan TV)
norsk: Fringe
română: Fringe
Simple English: Fringe
slovenčina: Fringe
svenska: Fringe
Tagalog: Fringe
Türkçe: Fringe
українська: Межа (телесеріал)
vèneto: Fringe
Tiếng Việt: Giải mã Kỳ án
中文: 危机边缘