Fresco

Un fresco (palabra procedente del italiano affresco)[1] es una pintura realizada sobre una superficie cubierta con dos capas de mortero de cal, la primera (arricio) de mayor espesor, con cal apagada, arena de río y agua, y la segunda (intonaco) más fina formada por polvo de mármol, cal apagada y agua, sobre la que se van aplicando los pigmentos, cuando todavía esta última capa está húmeda, y por jornadas (giornate, al plural; giornata al singular), de ahí su nombre. En este arte destaca las decoraciones de la capilla sixtina hechas por Michelangelo Buonarroti. El fresco se ejecuta en jornadas de trabajo de 8 horas, ya que la cal en un periodo de 24 horas comienza su proceso de secado y no admite más pigmentos. Por ello algunos acabados se realizaban en seco, con temple, es decir, aglutinados con cola. A esa técnica se la conoce como fresco seco.

Fases

Frescos minoicos, Museo Arqueológico Nacional de Atenas (siglo XVI a.C.)
Frescos de época romana, villa de los misterios de Pompeya, (siglo I d.C.)
Frescos bizantinos en una iglesia de Göreme, Turquía (siglo XI)

La realización de un fresco se desarrolla en tres fases: arriccio (soporte), intonaco, aplicación de pigmento (color).

El soporte, de piedra o ladrillo, debe estar seco y nivelado. Antes de la fase de intonaco, se prepara con una capa llamada arriccio ejecutada con mortero de cal apagada y arena, de un centímetro de espesor aproximadamente, con el fin de dejar la superficie lo más lisa posible. En algunos casos se puede encontrar entre el soporte y el arriccio, una primera capa trullisatio cuyo fin es el de regularizar la superficie de soporte, aportando más humedad para evitar que se sequen con demasiada rapidez las capas sucesivas.

Sobre el arriccio se pinta la sinopia, que es el dibujo lineal transferido desde los cartones de diseño, que han sido perforados en sus líneas, y estarcidos con tierras sobre la superficie del arriccio, de forma que se puedan ir marcando y tendiendo las distintas giornate de intonaco.

El intonaco es una capa de unos milímetros de espesor, que se ejecuta con un mortero fino compuesto de polvo de mármol, cal apagada y agua. El color se aplica mediante los pigmentos diluidos, sobre el intonaco, mientras éste se encuentra aún húmedo. La gama de colores se reduce a los de origen mineral. Al secarse la cal, los pigmentos quedan integrados químicamente en la propia pared, por lo que su durabilidad se vuelve muy alta.

Inconvenientes

La principal dificultad de esta técnica es el hecho de que no se puede corregir lo hecho. Una vez que el color ha sido aplicado es inmediatamente absorbido por la base. Las únicas correcciones posteriores se pueden hacer sólo cuando el fresco ha secado, mediante aplicaciones de temple. Sin embargo, estas correcciones carecen de la permanencia del buon fresco.

Otra dificultad consiste en la diferencia de tono del color entre el momento de aplicación y el resultado final una vez seco. El pintor debe anticipar y adivinar el resultado final.

Other Languages
Alemannisch: Fresko
العربية: تصوير جصي
azərbaycanca: Freska
беларуская: Фрэска
български: Стенопис
বাংলা: ফ্রেস্কো
bosanski: Freska
čeština: Freska
dansk: Fresko
Deutsch: Fresko
Ελληνικά: Νωπογραφία
English: Fresco
Esperanto: Fresko
eesti: Fresko
euskara: Fresko
فارسی: فرسکو
suomi: Fresko
français: Fresque
furlan: Fresc
Gaeilge: Freascó
galego: Fresco
עברית: פרסקו
hrvatski: Freska
magyar: Freskó
Հայերեն: Ֆրեսկո
Bahasa Indonesia: Fresko
Ido: Fresko
íslenska: Freska
italiano: Affresco
日本語: フレスコ
ქართული: ფრესკა
қазақша: Фреска
한국어: 프레스코
Lëtzebuergesch: Freskemolerei
Limburgs: Fresco
lietuvių: Freska
latviešu: Freska
македонски: Фреска
norsk nynorsk: Freskomåleri
norsk bokmål: Freskomaleri
occitan: Fresca
polski: Fresk
português: Afresco
română: Frescă
русский: Фреска
саха тыла: Фреска
Scots: Fresco
srpskohrvatski / српскохрватски: Freska
Simple English: Fresco
slovenčina: Freska
slovenščina: Freska
српски / srpski: Фреска
Seeltersk: Fräsko
svenska: Al fresco
Türkçe: Fresk
українська: Фреска
Tiếng Việt: Bích họa
中文: 濕壁畫