Frente Patriótico Manuel Rodríguez

Frente Patriótico Manuel Rodríguez
FPMR Chile.SVG
Operacional 1983- 1999 (como organización armada)
Liderado por
Objetivos Derrocamiento de Augusto Pinochet
Regiones activas Bandera de Chile  Chile
Ideología Marxismo-leninismo, patriotismo socialista
Brazo político Partido Comunista de Chile (hasta 1987)
Principales atentados Atentado contra Augusto Pinochet, asesinato del senador Jaime Guzmán, secuestro de Cristián Edwards, Operación Vuelo de Justicia
Tamaño 1.000 a 1.500 militantes.
[ editar datos en Wikidata]

El Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) fue un grupo armado chileno de ideología marxista-leninista y de orientación revolucionaria, que inició sus actividades el 14 de diciembre de 1983 para luchar contra la dictadura encabezada por el general Augusto Pinochet.

Esta organización —bautizada en honor al héroe homónimo de la independencia, considerado el primer guerrillero en la historia del país— fue inicialmente el aparato paramilitar en la lucha armada contra el Régimen Militar dentro de la política de rebelión popular de masas impulsada por el Partido Comunista de Chile.

El FPMR/Autónomo fue considerado como terrorista por el Departamento de Estado de los Estados Unidos de América hasta 1999, año en que fue removido de su lista debido al cese de sus actividades.[1]

Historia

Murales en homenaje al FPMR, ribera norte del río Mapocho.

Tras el golpe de Estado encabezado por el general Augusto Pinochet contra el socialista Salvador Allende el 11 de septiembre de 1973, el Partido Comunista de Chile (PCCh) entró en un proceso de crítica interna por la carencia de una política militar eficaz, lo que llevó a una revisión de su acción política en la nueva etapa que se abrió con la instauración del régimen militar. El PCCh —contando con apoyo logístico y económico de países como Cuba,[2] la Unión Soviética, Bulgaria y Alemania Oriental— concluyó que la vía armada era una opción legítima para acabar con la dictadura, y en 1974 surgió la idea de crear el FPMR, que se convertiría en su brazo armado. Sin embargo, pasaría casi un decenio antes de que este comenzara a actuar.

En septiembre de 1980, el secretario general del PCCh Luis Corvalán declaró desde su exilio en la URSS que «la rebelión popular contra la tiranía de Pinochet es legítima», con lo que justificaba la lucha armada para terminar con el régimen[4]

Tras un largo período de instrucción guerrillera y política en Cuba y otros países de América Central,[5]

Con el fin de lograr la caída del régimen de Pinochet, el Frente introdujo modalidades de guerrilla sistemática desconocidas en la historia chilena y tácticas como los secuestros y los coches bomba. Contaba con una rígida estructura compuesta por colaboradores, asesores, militantes, jefes de destacamento, jefes zonales y comandantes, la mayoría de ellos cuadros selectos de las Juventudes Comunistas de Chile e hijos de militantes de izquierda en el exilio.[ cita requerida] De entre estos surgió Raúl Pellegrin quien, formado militarmente en Cuba y con práctica en la guerrilla de Nicaragua, entró clandestinamente al país a mediados de 1983 para convertirse en el principal cerebro político y militar de la organización adoptando el nombre de guerra de comandante José Miguel.[6]

Other Languages