Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional

Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional
Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional.svg
Secretario/a generalMedardo González
Fundación10 de octubre de 1980
Legalización1 de septiembre de 1992[b]
IdeologíaSocialismo
Progresismo
Sindicalismo
Anteriormente
Marxismo-Leninismo
PosiciónIzquierda
Anteriormente
Extrema Izquierda
Sede27ª Calle Poniente, #1316, San Salvador, El Salvador
PaísEl Salvador
Afiliación internacionalForo de São Paulo
Congreso Bolivariano de los Pueblos
Coordinación Socialista Latinoamericana
Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina
Grupo ParlacenIzquierda Parlamentaria
Asamblea Legislativa
23/84
Alcaldes
63/262
Parlacen
8/20
Cabeceras Departamentales
2/14
Sitio webwww.fmln.org.sv
  1. Decreto Legislativo para su legalización como partido político
  2. Inscripción y otorgamiento de la personería jurídica por parte del Tribunal Supremo Electoral de El Salvador

El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) es un partido político de izquierda; fue la principal fuerza política de oposición de El Salvador entre 1992 y 2009. El FMLN se proclamó la primera fuerza política del país tras obtener 35 diputados de los 84 que conforman la Asamblea Legislativa luego de las elecciones legislativas y municipales del 18 de enero de 2009, pero descendió a 31 diputados tras las elecciones de año 2012 y la misma cantidad de escaños en los comicios del 2015 ubicándose como segunda en dicho apartado. Actualmente es el partido gobernante de la República de El Salvador, luego de haber accedido al Poder Ejecutivo con el expresidente Mauricio Funes en las elecciones de 2009 y, nuevamente, tras haber resultado electo como jefe de Estado Salvador Sánchez Cerén en las elecciones presidenciales de 2014.

El FMLN fue creado el 10 de octubre de 1980 como un organismo de coordinación de las cinco organizaciones político-guerrilleras que participaron en la guerra civil entre 1980 y 1992, contra el gobierno militar de la época, las cuales se constituyeron en partido político legal a partir de la firma de los Acuerdos de Paz en 1992.

Desde las elecciones generales de 1994, las primeras después de la guerra civil, existe un escenario político dominado por dos fuerzas antagónicas: el izquierdista FMLN y la derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), surgida en 1981.[1]

Historia y evolución organizativa del FMLN

Inicios

Fue fundado el 10 de octubre de 1980 por las Fuerzas Populares de Liberación "Farabundo Martí" (FPL), el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), la Resistencia Nacional (RN), el Partido Revolucionario de los Trabajadores Centroamericanos (PRTC) y el Partido Comunista Salvadoreño (PCS). Hubo varios antecedentes de unidad guerrillera al FMLN. El 19 de diciembre de 1979 se formó la Coordinadora Político Militar, integrada por las FPL, la RN y el PCS. El ERP fue excluido, a pesar de que era el segundo grupo con mayor poder y antigüedad, después de las FPL, por exigencia de la RN. En 1975, el ERP se había dividido por discusiones acerca de la estrategia política y militar a seguir, y de allí surgió la RN. La dirigencia del ERP ordenó y ejecutó la muerte de dos de sus militantes: el poeta Roque Dalton y el obrero Armando Arteaga (Pancho).[2]

Roque Dálton en Praga, en 1966.

El 22 de mayo de 1980 se formó la Dirección Revolucionaria Unificada (DRU), en el cual participaron las FPL, el ERP, la RN y el PCS. En septiembre de 1980 la RN abandonó la DRU, a causa de las pugnas con el ERP. Se reintegró poco antes de la creación del FMLN. Este originalmente era dirigido por la DRU, y luego esta desapareció y se formó un comando central.

La primera acción de peso del FMLN fue el lanzamiento, el 10 de enero de 1981, de una ofensiva final en contra del gobierno salvadoreño, conformado por la llamada Junta Revolucionaria de Gobierno, una alianza de militares y civiles que duró de octubre de 1979 a principios de 1982, en tres etapas. La ofensiva no logró su objetivo y, aunque junto con ella desapareció el auge de la lucha de masas que vivía el país, el FMLN se fortaleció militarmente y condujo la guerra, desde el lado de la izquierda, hasta la firma de los Acuerdos de Paz de enero de 1992.

El FMLN tomó su nombre del dirigente comunista Agustín Farabundo Martí (fusilado en el levantamiento campesino de 1932 por la Policía Nacional dirigida por Osmín Aguirre y Salinas durante el Gobierno del General Maximiliano Hernández Martínez), delegado del Socorro Rojo Internacional y uno de los organizadores de la insurrección campesina e indígena de 1932. El levantamiento fue controlado por la Guardia Nacional, organismo de represión interna creado en 1912, bajo el gobierno del general Maximiliano Hernández Martínez. Durante las operaciones de represión, miles de campesinos e indígenas fueron fusilados. Los historiadores aún debaten, las cifras de muertos. Estas difieren según los autores, y van desde 7,000 hasta 30,000 personas.[5]

Origen y período preinsurreccional: 1970 – 1980

El origen de lo que sería el FMLN de la guerra revolucionaria se remonta al 1 de abril de 1970, cuando Salvador Cayetano Carpio renunció como Secretario General del PCS y junto a otros seis militantes formó las Fuerzas Populares de Liberación “Farabundo Martí” (FPL). Carpio adquirió el pseudónimo de “Comandante Marcial”. La razón con la que Carpio justificó sus acciones fue la decadencia del PCS mediante lo que llamó como “burocratización” o uso de métodos burocráticos de lucha. El burocratismo llevó al PCS a rechazar la vía armada para la toma del poder y a mantener la vía electoral. En realidad, en ese tiempo el PCS, así como la mayoría de los partidos comunistas prosoviéticos, estaba enfocado en la vieja y tradicional estrategia antifascista del Frente Popular diseñada por José Stalin y el comunista búlgaro Giorgi Dimitrov, coordinador de la (Tercera) Internacional (Comunista) en la década de los años 30. Dicha estrategia promovía la alianza de los partidos comunistas con las burguesías liberales en contra del fascismo y el nazismo.


Ofensiva final (insurrección), por un gobierno democrático revolucionario: 1981
Bandera usada por el FMLN durante el periodo revolucionario.

El 10 de enero de 1981 fuerzas guerrilleras clandestinas del FMLN lanzaron la mal llamada “Ofensiva Final”. El evento no fue final ni fue ofensiva únicamente, sino un híbrido de ofensiva militar e insurrección. La Ofensiva fue liderada por el FMLN y sus tropas guerrilleras paramilitares, mientras la insurrección fue organizada por fuerzas populares provenientes de la Coordinadora Revolucionaria de Masas (CRM). La insurrección llevaba la plataforma programática del Gobierno Democrático Revolucionario (GDR) en el cual se establecía no sólo derrocar a la dictadura neofascista sino establecer un gobierno de corte socialista-revolucionario (a diferencia de una Dictadura del Proletariado comunista). La Ofensiva de 1981 se llevó a cabo en ciudades principales del país como Santa Ana, Sonsonate, el Gran San Salvador, Santa Tecla, San Vicente, Usulután, San Miguel, y secundarias del país como Metapán, Chalatenango, Ciudad Arce, Sensuntepeque y Zacatecoluca.

La derrota de la insurrección fue atribuida a la inmadurez y a la insuficiente experiencia en cuestiones militares prevaleciente en las fuerzas revolucionarias. Un ejemplo de esta observación fue el levantamiento en el interior del cuartel de la Segunda Brigada de Infantería en Santa Ana dirigido por el Capitán Francisco Mena Sandoval, quien logró el apoyo de una compañía completa, pero luego se declararon en retirada al verse copados. Este episodio es particularmente trágico debido a que Sandoval y su compañía sublevada fueron perseguidos y acorralados a la altura del Cantón Cutumay Camones, un lugar ubicado al norte de Santa Ana. Como resultado del acorralamiento murieron 97 combatientes. Jorge sobrevivió la cruenta batalla para integrarse al ERP. Un ejemplo de la combinación de fuerzas populares y revolucionarias es la ocurrida en Chalatenango donde las fuerzas populares contaban con alrededor de 300 personas mientras que la tropa del FMLN consistía más o menos en 200. Esa fue la fuerza popular-revolucionaria que condujo la insurrección en Chalatenango: 500 personas.

Transición a la guerra revolucionaria: 1981 – 1983

Después de la Ofensiva-Insurrección de 1981 y su derrota, el FMLN como organización político-militar pasó a la total clandestinidad y sus estructuras así como sus diferentes mandos fueron trasladados a las montañas en diferentes regiones del país. El FMLN debió pasar de la organización de simples células y comandos guerrilleros urbanos a organizar formaciones militares mucho más complejas, pasando por la estructuración de milicias y colaboradores a brigadas como la Rafael Arce Zablah en Morazán y la Rafael Aguiñada Carranza, el destacamento "Luis Adalberto Díaz", los batallones "Carlos Arias", y la agrupación de batallones "Felipe Peña", hasta lograr engranar todas sus fuerzas en los Frentes de Guerra siguientes:

  • Occidental “Feliciano Ama” (consolidado en 1985),
  • Paracentral “Clara Elizabeth Ramírez”, sustituido por el “Anastasio Aquino”
  • Central "Modesto Ramírez”,
  • Norte-Central “Felipe Peña” y el
  • Norte-Oriental "Apolinario Serrano”.

Las prisioneras y prisioneros de guerra en la cárcel de Mariona, ubicada al norte de San Salvador, y la cárcel de mujeres en Ilopango eran considerada(o)s parte del Quinto Frente de Guerra “Pedro Pablo Castillo”. Todavía un sector que nunca se consideró un Frente fue el de las estructuras en el exterior formadas por Comités de Apoyo de exiliados y amigos solidarios en ciudades de México, Estados Unidos, Canadá, Costa Rica, Panamá, Australia, y Suecia. Este “Frente Exterior” funcionaría continuamente desde mediados de los 1980 hasta 1994 para luego ser reactivado y consolidado en el 2000 con la participación de delegados en las Convenciones Nacionales de partido, como el caso de Estados Unidos y Canadá.

Cada organización político-militar tenía un área de influencia específica al inicio de la guerra, pero con el desarrollo de la guerra y la constante reorganización del ejército guerrillero, surgieron fuerzas así como estructuras de conducción combinadas. En este período las FPL y el ERP siguen la modalidad de separar las estructuras militares (ejércitos revolucionarios) de las estructuras como partidos propiamente. Las FPL denomina su ejército “Fuerzas Armadas Populares de Liberación” (FAPL) y el ERP se constituye en el brazo armado del Partido de la Revolución Salvadoreña (PRS). Las FARN también se convierten en el brazo armado de la Resistencia Nacional (RN).

Combatientes ERP En Santa marta (1990)

El FMLN construyó en este período de transición a la guerra toda su infraestructura de guerra como talleres de fabricación y reparación de armas, hospitales, centros de acopio de avituallamientos, y las dos radios revolucionarias: la “Farabundo Martí” de las FPL que fue fundada el 22 de enero de 1982 y operó desde Chalatenango, y la Radio Venceremos, que operó desde Morazán y fue convertida más tarde en la “Voz Oficial del FMLN” en la voz del internacionalista venezolano Santiago (nombre real: Carlos Consalvi, que ahora dirige el Museo de la Imagen y la Memoria) y de Mariposa. Ambas radios transmitían en onda corta (SW) y más tarde en frecuencia modulada (FM).

El FMLN logró el 26 de agosto de 1981 el reconocimiento de la Declaración Franco-Mexicana como fuerza política legítima y representativa del pueblo salvadoreño. Al interior del FMLN, sin embargo, se había formado una división relacionada a los objetivos y estrategia de la revolución. Esta división estuvo expresada en dos visiones distintas de la guerra: por un lado, Carpio lideraba la posición que planteaba el gobierno de la alianza obrero-campesina y la toma del poder por la vía armada mediante la estrategia militar de la Guerra Popular Prolongada. Handal, por su parte, proveniente de su reciente ruptura con la burguesía liberal del PDC y la UNO, planteaba la formación de una alianza con esas mismas fuerzas de izquierda y la solución político-negociada de la guerra. Entre consensos legítimos y maniobras conspiradoras,* la posición de Handal llegó a predominar en la mayoría de las fuerzas del FMLN y luego influenció a un sector magisterial de las mismas FPL de Carpio*.

Esta división vino a explotar el 6 de abril de 1983 con el asesinato de la Comandante Ana María (nombre real: Mélida Anaya Montes), segunda responsable de las FPL después de Marcial. La comandante fue ejecutada mientras se encontraba en Managua, Nicaragua, por un comando dirigido por Marcelo (nombre real: Rogelio Bazaglia). Un juzgado nicaragüense determinó que Marcelo y sus colaboradores actuaron por cuenta propia y absolvió de culpa al Comandante Marcial. Este, sin embargo, se suicidó el 12 de abril. Tras el suicidio de Marcial, un grupo de sus seguidores -a quienes se les nombró “los Renegados” o “Moros” dentro del FMLN- renunciaron a las FPL y al FMLN para formar en diciembre una nueva organización bajo el nombre de Movimiento Obrero Revolucionario “Salvador Cayetano Carpio” (MOR). Así mismo, el MOR también se llevó consigo las estructuras del Frente Paracentral “Clara Elizabeth Ramírez” (CER). Se rumoraba que los “Moros” eran trotskistas, pero en realidad la existencia de este grupo era sólo una reacción a la muerte de su líder.

El cuerpo dirigente del FMLN después de la muerte de Marcial fue la Comandancia General compuesta por los comandantes Leonel González (nombre real: Salvador Sánchez Cerén, de las FPL-FAPL), Schafik Jorge Handal Handal (Comandante Simón, del PCS-FAL), Fermán Cienfuegos (nombre real: Eduardo Sancho, de la RN-FARN), Roberto Roca (nombre real: Francisco Jovel, del PRTC), y Joaquín Villalobos (nombre real: René Cruz, del PRS-ERP)(involucrado en el asesinato del empresario Roberto Poma y del escritor Roque Dalton). Sería esta misma Comandancia General la que dirigiría la guerra revolucionaria hasta su final en 1992.

La transición a la guerra finalizó con la conversión de las masas insurrectas captadas en la ofensiva de 1981 en un ejército revolucionario (1983) que se nutría de las armas incautadas al Ejército y a los cuerpos represivos y que además fue adquiriendo capacidad de propinar golpes grandes a guarniciones completas y sofisticadas así como causar cientos de bajas al Ejército. El arma larga de uso oficial del FMLN fue el M-16 de fabricación estadounidense y el uniforme militar usado por los combatientes era verde olivo similar al del Ejército. Con esta logística y avituallamiento el FMLN buscaba neutralizar la campaña del gobierno acerca de la alegada intervención soviética en el conflicto que nunca fue comprobada.

Las fuerzas de las FPL, En Santa Marta (1988)

Un elemento muy importante que obligó al FMLN a desarrollar en forma acelerada sus tácticas y estrategias de guerra fue el escalonamiento de la guerra provocada por la intervención de Estados Unidos al financiar en su totalidad la guerra al Gobierno y enviarle pertrechos de guerra y asesores militares, aunque también el FMLN era propiamente financiado por la presidencia de Nicaragua hasta 1982.

Other Languages
Esperanto: FMLN
euskara: FMLN
svenska: FMLN