Francmasonería en Uruguay

La escuadra (símbolo de la virtud) y el compás (símbolo de los límites de comportamiento con los que debe mantenerse el masón respecto a cualquier persona, sobre todo respecto a los demás hermanos) son quizá los dos símbolos masónicos más conocidos mundialmente. Aquí aparece también la letra «G», que representa al Gran Arquitecto del Universo.

La sociedad de la Francmasonería tiene una larga historia en el Uruguay, que se inicia a finales del siglo XVIII y ha influido visiblemente en la historia política, social y económica del Uruguay desde sus comienzos. Buena parte de los fundadores de este país han pertenecido a esta fraternidad, y su visión del mundo se ha plasmado en varios aspectos sociales del país.

Masonería en la época colonial

La historia de la Masonería en el territorio que hoy corresponde al Uruguay comienza a finales del siglo XVIII con la llegada de los primeros pobladores a la, entonces conocida como, Banda Oriental y su capital Montevideo.

Esta presencia masónica se vio incrementada en 1807 durante las Invasiones Inglesas en el Río de la Plata que trajeron junto con sus tropas, principalmente las divisiones de "Dragones" irlandeses, las logias civiles que casi siempre acompañaban a estas.

Tras el devenir de las décadas en 1856 se funda oficialmente con Carta Patente y apoyo del Gran Oriente del Brasil, la llamada "Gran Logia del Uruguay" que posteriormente cambiará su nombre a la actual, " Gran Oriente del Uruguay" en 1990, primera fraternidad del país.

Other Languages