Francisco de Ulloa

Ruta del viaje de Francisco de Ulloa en 1539 por la costa occidental de México, desde Acapulco México

Francisco de Ulloa (¿? - desaparecido en la costa del Pacífico de Norteamérica en 1540) fue un navegante español que exploró la costa occidental del actual México por comisión de Hernán Cortés.

Se ignora la fecha y lugar de su nacimiento, aun cuando es seguro que era español. Se sabe que acompañó a Hernán Cortés en el tercer viaje de exploración de la Mar del Sur (océano Pacífico), viaje en el cual Cortés trató de establecer una colonia en la bahía de La Paz (Baja California Sur), que nombró como Bahía de la Santa Cruz. Al retirarse Cortés hacia la Nueva España, lo dejó a cargo del asentamiento, cargo que ostentó hasta que el virrey Antonio de Mendoza y Pacheco ordenó que se abandonara la colonia y regresaran los colonos a la Nueva España.

Exploración del golfo de California

Fue el primer europeo que exploró todo el golfo de California y recorrió ambos litorales del golfo en 1539.

Hernán Cortés, que ya había patrocinado tres viajes fracasados de exploración de la Mar del Sur, decidió enviar un cuarto viaje de exploración al mando de Francisco de Ulloa en 1539. Partió la expedición del puerto de Acapulco el 8 de julio del año citado a bordo de los barcos Santo Tomás, Santa Águeda y Trinidad. A la altura de las islas Marías se vieron obligados a abandonar el navío Santo Tomás, continuando el viaje de exploración en los dos buques restantes.

Llegaron al golfo de California y visitaron en el viaje de ida y vuelta la abandonada población de la Santa Cruz, conocida actualmente como La Paz (Baja California Sur). Llegaron al extremo norte del golfo el 28 de septiembre, a lo que se conoce actualmente como desembocadura del río Colorado y llamaron a la boca del río «Ancón de San Andrés», levantándose una breve acta cuyo texto se transcribe:

Yo Pedro de Palenzia, escribano público desta armada, doy fe e verdadero testimonio a todos los señores que la presente vieren, a quienes Dios nuestro señor guarde de mal, como en veinte e ocho días del mes de septiembre de mil e quinientos e treinta e nueve años, el muy magnífico señor Francisco de Ulloa, teniente de gobernador y capitán desta armada por el ilustrísimo señor Marqués del Valle de Guajaca ( Oaxaca), tomó posesión en el ancón de San Andrés y mar bermeja, que es en la costa desta Nueva España hazia el Norte, que está en altura de treinta y tres grados y medio, por el dicho Sr. Marqués del Valle en nombre del Emperador nuestro rey de Castilla, actual y realmente, poniendo mano a la espada, diziendo que si abía alguna persona que se lo contradijese, que él estaba presto para se lo defender, cortando con ella árboles, arrancando yerbas, meneando piedras de una parte a otra, y sacando agua de la mar; todo en señal de posesión.

Testigos que fueron presentes a lo que dicho es los reverendos padres del señor San Francisco, el padre Fray Raymundo, el padre fray Antonio de Mena, Francisco de Terrazas, veedor Diego de Haro, Gabriel Márquez. Fecho día mes y año susodicho. E yo Pedro de Palenzia, escribano público desta armada, le escribí según ante mi pasó; por ende fize aquí este signo mío, que es tal, en testimonio de verdad.- Pedro de Palencia, escribano público. Frater Ramundus Alilius, Frater Antonius de Mena, - Gabriel Márquez. - Diego de Haro. - Francisco de Terrazas.

Pedro de Palencia

Después de haber desembarcado y tomado posesión de las tierras del extremo Norte del Mar Bermeja (golfo de California) —nombre que le dieron por la coloración rojiza de las aguas que se teñían con las aguas procedentes del río Colorado—, iniciaron el regreso al poblado de la Santa Cruz, doblaron el cabo de San Lucas y entraron en el océano Pacífico. Por la actual bahía Magdalena pasó el día 5 de diciembre sin entrar en ella por estar herido Ulloa, a causa de una escaramuza que sostuvo con los nativos.

Con fecha de 5 de abril de 1540 dirigió a Cortés desde la isla de Cedros una relación de los sucesos de la exploración en el buque Santa Águeda:

He decidido seguir en el Trinidad con las pocas provisiones y hombres, si Dios me otorga buen tiempo, tan lejos como pueda y el viento lo permita, y enviar este barco (el Santa Águeda) y estos hombres a la Nueva España con este informe, Dios quiera que el desenlace sea el que Su Señoría desea (...) beso la mano de Su Señoría.

Francisco de Ulloa

En el buque Trinidad continuó con la exploración: nunca más se supo de Francisco de Ulloa y de sus compañeros de navegación.

Other Languages