Francisco Vidiella

Francisco Vidiella 1820- 1884, horticultor español, llegado al Uruguay en 1837, donde inició la industria vitivinícola, en gran escala, en la zona sur de la Uruguay. Radicado primeramente en la villa del Salto, donde abrió un pequeño negocio de pulpería, en 1857 trasladóse a Montevideo, continuando en el comercio.

Luego de un viaje a Europa, entre los años 1873-74, regresó decidido a emprender el ramo de la vitivinicultura, tal como lo viera en sus recorridas por algunos de los países más adelantados en esta industria.

En 1874 fundó una granja en el pueblo de Colón, convertido en el siglo XX en un barrio más de Montevideo, y desde entonces hasta 1883 sostuvo una verdadera lucha para conseguir cepas que, por su resistencia y producción, mejor se adaptaran al clima uruguayo; lo que le costó siete años de constante dedicación y laborioso trabajo, en el que invirtió una muy importante suma de dinero.

Al cabo, dejó una clase de uva que lleva su nombre, muy acreditada para la producción de vino (por la uva Folle Noir). El 25 de febrero de 1883 se realizó la primera vendimia en la granja Vidiella, en medio de una fiesta popular; para dicha fecha tenía cultivadas cerca de 30 cuadras, con más de 120.000 pies de viñas, y 3.500 olivos.

Su estatua, inaugurada en la plaza de Villa Colón, en 1891 -obra de Juan Luis y Nicanor Blanes, hijos de Juan Manuel Blanes-, consagra los méritos de este progresista ciudadano. El monumento es el primero que se levantara en el Uruguay en homenaje a un extranjero que no era ni político, ni militar, ni héroe nacional, sino un emprendedor productor y trabajador rural.

  • referencias

Referencias


Other Languages