Francisco Urcuyo Maliaños

Francisco Urcuyo Maliaños

Presidente de Nicaragua
17- 18 de julio de 1979
Predecesor Anastasio Somoza Debayle
Sucesor Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional

Información personal
Nacimiento 30 de julio de 1915
Bandera de Nicaragua Rivas, Nicaragua
Fallecimiento 14 de septiembre de 2001 (86 años)
Bandera de Nicaragua Managua, Nicaragua
Nacionalidad Nicaragüense Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Cónyuge María Luisa Muñoz
Hijos Francisco, Bayardo, Roberto y Mario
Información profesional
Ocupación Político Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Francisco Urcuyo Maliaños[4]​ fue un político nicaragüense que ocupó por algunas horas la Presidencia de la República de Nicaragua, luego que se desplomó el régimen somocista.

Biografía

Nacimiento y política

Nació en Rivas en 1915. Hizo sus estudios superiores en el extranjero. Se graduó de la Universidad Nacional Autónoma de México como médico cirujano en 1944. Inició su vida política en 1954. Fue viceministro de Salud en dos ocasiones, vicepresidente de la República dos veces, diputado, presidente del Congreso y por último presidente de la República por 43 horas, en 1979, antes de huir a Guatemala.

Se casó con María Luisa Muñoz y tuvo cuatro hijos.

Presidente constitucional (julio de 1979)

cuando el dictador Anastasio Somoza Debayle huyó del país el martes 17 de julio de 1979, Urcuyo Maliaños fue investido como nuevo Presidente constitucional, con mandato hasta el 1º de mayo de 1981, de acuerdo a lo establecido en la Constitución de 1974. Durante su breve presidencia, declaró la legalidad de su mandato, y rápidamente empezó a entablar el diálogo con las varias fuerzas políticas del país. Pero rechazó entregar el poder a la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional con el argumento de que no estaba preparado. También, comenzó a reemplazar con jóvenes oficiales afines las posiciones más importantes del Ejército.

Ese mismo día, los cancilleres del Pacto Andino reunidos en San José de Costa Rica rechazaron públicamente la maniobra de Urcuyo: "Conminamos a Urcuyo a que acate la obligación de transferir el poder, único motivo por el cual lo ocupa. Pues su permanencia en él sólo contribuirá a que la contienda actual adquiera nuevas y más violentas dimensiones bélicas."

En la mañana del 18 de julio, los tres miembros de la Junta, Sergio Ramírez, Alfonso Robelo, y Violeta Barrios de Chamorro, dejaron San José, Costa Rica, hacia León, donde se reunieron con Daniel Ortega Saavedra y Moisés Hassan Morales. Se proclamó a León como la nueva capital provisional, y la comunidad internacional los reconoció como el gobierno legítimo de la República. Poco después, Urcuyo huyó un avión rumbo a Guatemala.