Francisco Piria

Francisco Piria
FranciscoPiria1900.jpg
Francisco Piria hacia 1900
Información personal
Nacimiento 21 de agosto de 1847
Montevideo, Uruguay
Fallecimiento 11 de diciembre de 1933 (86 años)
Montevideo, Uruguay
Nacionalidad Uruguayo
Familia
Padres Serafina de Grossi y Lorenzo Piria
Cónyuge Magdalena Rodino
Hijos Francisco José, Adela, Lorenzo y Arturo.
Información profesional
Ocupación Empresario
[ editar datos en Wikidata]

Fernando Juan Santiago Francisco María Piria de Grossi ( Montevideo, 21 de agosto de 1847 - 11 de diciembre de 1933) fue un empresario uruguayo, famoso por crear el balneario Piriápolis.

Orígenes

Hijo de los emigrantes genoveses Lorenzo Piria y Serafina de Grossi. Hizo la escuela en Italia. Después regresó a Uruguay y, a los 16 años entró en el ejército. Posteriormente comenzó a trabajar en múltiples oficios, destacándose como rematador.[1]

El 25 de diciembre de 1866 se casó con Magdalena Rodino, madre de sus cuatro hijos: Francisco José, Adela (hijastra), Lorenzo Piria y Arturo Piria. Se casó por segunda vez en 1894. La tercera mujer fue Carmen Piria, una argentina protagonista de un conocido escándalo. En 1933, casi al borde de la muerte, Piria la declaró hija natural.

A la edad de 20 años ejercía actividades de rematador en el Mercado Viejo, ubicado dentro de la Ciudadela de Montevideo que fuera luego demolido para dar lugar a la ampliación de la Plaza Independencia. Allí Piria tenía una tienda de remates permanente que funcionaba desde las primeras horas de la mañana hasta las 22. En 1870, cuando tenía 23 años, el Mercado Viejo se quemó, y Piria, que experimentó grandes pérdidas, debió trasladar su "Exposición Universal" a la calle 18 de Julio esquina Andes (que entonces se llamaba Los Andes).

Más adelante abrió un taller donde vendía ropa de confección en la esquina de las calles Treinta y Tres y Rincón. Dotado de una excepcional lucidez para los negocios a la cual no iba en zaga su inventiva publicitaria, compró miles de yardas de una tela gruesa y mandó hacer una suerte de capotes largos a los cuales bautizó Rémington.

Como en ese momento Montevideo vivía bajo la permanente zozobra de los motines militares y ya habían comenzado a divulgarse los fusiles de aquel mismo tipo, Piria mandó imprimir unos boletines que decían: "todos los orientales deben ir a buscar su Rémington" y debajo puso la dirección de su comercio. Quienes fueron, en vez de un fusil encontraron una levita a buen precio. El recurso de venta lo llevó a colocar, de acuerdo a sus palabras, 5000 Rémington.[2]

Other Languages
italiano: Francesco Piria