Francisco Manuel de Melo

Francisco Manuel de Melo.

Francisco Manuel de Melo ( Lisboa, 23 de noviembre de 160824 de agosto de 1666) fue un escritor, político y militar portugués. Historiador, pedagogo, moralista, dramaturgo y poeta bilingüe en portugués y español, fue un representante importante de la literatura barroca peninsular. Formó parte igualmente de la historia literaria, política y militar de España, al frente de cuyo ejército sirvió tanto en la guerra de Flandes como en la sublevación de Cataluña de 1640.

Biografía

Francisco Manuel de Melo. Obras métricas. Lyon, 1665

Nació en Lisboa en una familia de alta hidalguía. Su padre era el militar Luís de Melo y murió en 1615 en la isla de São Miguel, dejando dos hijos: Francisco, de siete años de edad, y una hija, Isabel de Melo. La madre, María de Toledo de Maçuellos, era española, hija de un alcalde mayor de Alcalá de Henares y nieta del cronista y gramático portugués Duarte Nunes de Leão. Se cree que Francisco estudió Humanidades en uno de los colegios de la Compañía de Jesús, probablemente el de Santo Antão; en todo caso, adquirió una erudición notable que se hizo patente en sus obras. Siguió la carrera militar a ejemplo de su padre y estudió además matemáticas, frecuentando desde temprano la Corte. Fue hidalgo de la Casa Real y estuvo al servicio de la armada española en Flandes y Cataluña.

El episodio más famoso de esta etapa fue tal vez el que ocurrió en 1627 y describe en su Epanáfora trágica: sirviendo en la escuadra comandada por Manuel de Meneses, estuvo a punto de naufragar en el Golfo de Vizcaya, pero lograron llegar a la costa francesa. Poco después, en 1629, combatió victoriosamente a los corsarios berberiscos en una batalla naval en el Mediterráneo y fue armado caballero. En 1631 recibió la Orden de Cristo de manos del mismísimo Felipe IV y su presencia en la Corte madrileña se volvió constante. Capital del imperio más grande que se había visto hasta entonces, la ciudad asumía haberse vuelto centro político y cultural de la Península y las colonias hispanoportuguesas. Francisco Manuel de Melo entró así en contacto con eminentes intelectuales, entablando particular amistad con el célebre Francisco de Quevedo, al que hizo intervenir como personaje en su Hospital de letras.

En 1637 participó en la pacificación de la revuelta de Évora, acontecimiento que venía a preparar la restauración portuguesa. Cuando esta fue declarada por Juan IV de Portugal, la corona española mandó prenderlo por sospechas de que había participado en la revolución en suelo luso. Y como tenía autorización para desplazarse a Flandes, huyó a Iglaterra y desde allí regresó a Portugal. Al rebelarse Cataluña contra Felipe IV y su valido el Conde-Duque de Olivares en 1640, luchó al mando de las fuerzas castellanas y reunió los datos que luego le sirvieron para escribir su Historia de la guerra de Cataluña, que solo abarca el primer año.[2]

Other Languages