Francisco Macías Nguema

Francisco Macías Nguema
Francisco-Macias-Nguema personality cult photo.jpg
Francisco Macías Nguema

Coat of arms of Equatorial Guinea.svg
1er Presidente de Guinea Ecuatorial
12 de octubre de 1968- 3 de agosto de 1979
Predecesor Ninguno
Sucesor Teodoro Obiang

Escudo de la Guinea Portuguesa y Española.svg
Vicepresidente del Gobierno Autónomo de Guinea Ecuatorial
1 de enero de 1964- 12 de octubre de 1968
Presidente Bonifacio Ondó Edu
Predecesor cargo creado
Sucesor cargo abolido

Información personal
Nombre de nacimiento Mez-m Ngueme Ver y modificar los datos en Wikidata
Apodo Tigre de Mongomo,[3]
Nacimiento 1 de enero de 1924
Nsegayong, Río Muni
Bandera de España Guinea Española
Fallecimiento 29 de septiembre de 1979 (55 años)
Malabo, Bandera de Guinea Ecuatorial Guinea Ecuatorial
Causa de muerte Fusilamiento Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Ecuatoguineana Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Ninguna ( Ateo)
Partido político Partido Único Nacional de los Trabajadores
Familia
Cónyuge Clara Angue Osa, Mónica Bindang Ayong y otras
Hijos Más de 5
Información profesional
Ocupación traductor y político
[ editar datos en Wikidata]

Francisco Macías Nguema, cuyo nombre real era Mez-m Ngueme ( Nsegayong, Río Muni, en el actual Mongomo,[8]

Al instaurar su dictadura, impuso un partido único obligatorio al que denominó Partido Único Nacional de Trabajadores (PUNT).

En 1979 fue derrocado mediante un golpe de estado liderado por Teodoro Obiang, siendo juzgado y ejecutado poco después.

Biografía

Primeros años

Nació en 1924[17]

Funcionario de la administración colonial

En 1938 entró a trabajar a la administración colonial[21]

En 1944 entró a trabajar en el Servicio Forestal de Bata, y un año después fue destinado al Departamento de Obras Públicas de Rio Benito.[21]

También se hizo propietario de una finca para el cultivo de café,[20]

En 1960, concedido el estatuto de provincia a los Territorios Españoles del Golfo de Guinea, fue nombrado alcalde de Mongomo por las autoridades coloniales españolas, desempeñando el cargo hasta 1964.[24]

Aprobado el Estatuto de Autonomía para Guinea Ecuatorial en 1964, se le designa vicepresidente del gobierno autónomo de Guinea Ecuatorial (presidido por Bonifacio Ondó Edu), cargo que ocuparía hasta su llegada a la presidencia en 1968. Paralelo a su cargo de vicepresidente también se desempeñó como Consejero de Obras Públicas[14] A pesar de esto, nunca renunció a sus importantes cargos en el gobierno autónomo.

Durante su etapa como funcionario colonial fue condecorado con la Orden de África[35]

Representante nacionalista y candidato presidencial

Participó en la Conferencia Constitucional de Madrid de 1967-1968, preparatoria de la Constitución de 1968, donde se caracterizó por sus intervenciones marcadamente nacionalistas y anticolonialistas,[38]

Para el proceso de independencia de Guinea Ecuatorial, fue escogido por un grupo de cuadros guineanos constituidos en el "Secretariado Conjunto" (grupo establecido durante la Conferencia Constitucional bajo la coordinación de Antonio García-Trevijano), para encabezar un proyecto nacionalista, siendo propuesto por este grupo candidato a la presidencia de la futura república, sin adscripción a ningún partido. Esta coalición electoral ( Idea Popular de Guinea Ecuatorial) se presentó a las elecciones e hizo que alcanzara la Presidencia de la nueva República de Guinea Ecuatorial en octubre de 1968, tras una segunda vuelta en la que compitió con el otro candidato importante, Bonifacio Ondó Edu, quien había sido presidente del anterior gobierno autónomo. Para aquel entonces, Macías ya no profesaba la religión católica, y era muy crítico de la Iglesia.[39]

Presidencia

Después de asumir la presidencia del nuevo Estado, se le sometió a una desestabilización por parte del almirante Luis Carrero Blanco, vicepresidente del Gobierno español. Entre otras maniobras desestabilizadoras, se vaciaron las arcas de los dos únicos bancos que había en Guinea: El Banco Exterior de España y el Banco de Crédito, por lo que el nuevo gobierno no podía pagar a los funcionarios. El nuevo Estado no disponía de moneda propia ni de banco nacional, y seguía en circulación la peseta española. Además, el nuevo Estado iba a utilizar los presupuestos aprobados por el Estado Español (la metrópoli) para las dos provincias africanas, bianuales, según los acuerdos de transición firmados. Pero España se negó a cumplir esos acuerdos, acusando Macías a España de crear un bloqueo económico y declarando que no acataría la "impuesta por España" Constitución de 1968.[47]

Tras hacer frente a un supuesto intento de golpe de Estado el 5 de marzo de 1969, encabezado por Atanasio Ndongo, Macías (quién responsabilizó a España de la intentona golpista y calificó a esta como "imperialista y colonialista")[54]

Prohibió en 1970 todos los partidos políticos y en su lugar estableció como partido único el Partido Único Nacional de los Trabajadores (PUNT).[59]

También le cupo el dudoso honor de ser declarado "Líder de Acero",[75]

Macías reprimió con gran dureza a la población, que fue considerada sospechosa de militar en su contra. En sus discursos, Macías amenazaba frecuentemente a sus adversarios,[80]

Las continuas y graves violaciones de los derechos humanos cometidas por el régimen de Macías provocaron el exilio hacia los países vecinos ( Camerún y Gabón) y Europa ( España y Francia) de más de un tercio de la población total del país (alrededor de 150.000 personas).[82]

El número de muertos bajo la dictadura de Macías depende de las fuentes que se consulten, pero se ha establecido entre 20.000 y 50.000 (siendo esta última la cifra más consensuada), o, dicho de otro modo, entre un 6% y un 15% de una población aproximada de unas 350.000 personas, siendo esta cifra proporcionalmente mayor a la cantidad de víctimas de los nazis en Europa.[24]

En 1976, unos 25.000 trabajadores del cacao nigerianos fueron evacuados del país producto de las amenazas y los ataques físicos a estos trabajadores por parte de las fuerzas del gobierno de Macías.[8] Ese mismo año, se produjo un intento de golpe de estado que desató una gran represión.

Todo el aparato represivo del estado ecuatoguineano (ejército, guardia presidencial y milicias populares) estaban controlados de modo absoluto por la familia y los parientes de Francisco Macías y por otros miembros de su clan, el llamado clan Esangui,[93] En consecuencia, la etnia fang adquirió gran poder.

Entre las muchas acciones paranoicas del presidente Macías hay que señalar la prohibición de usar la palabra intelectual en 1973[95]

"Africanizó" su nombre como Masie Nguema Biyogo Ñegue Ndong en 1976, después de exigir lo mismo al resto de la población.[96] Las condiciones llegaron a ser tan nefastas (se llegaron a prohibir medicamentos y alimentos traídos de Europa) que hasta su propia esposa huyó del país. Desarrolló un extremado culto de la personalidad.

Su política de antiintelectualismo se vio reflejado en la educación: entre 1969 y 1976, unos 75 profesores o funcionarios de educación fueron ejecutados, entre ellos tres de sus ministros. También centenares de maestros fueron despedidos, lo que obligó el cierre de cientos de escuelas.[24]

Los estadísticos también fueron muy reprimidos, y como consecuencia, se generaron escasos datos económicos sobre Guinea Ecuatorial durante la década de los setenta.[8]

“Los denominados intelectuales representan los mayores problemas con que se encuentra el África de hoy. Están polucionando nuestro clima con su cultura extranjera”

Macías sobre los intelectuales.[58]

Macías también consideraba a los madereros (que en las elecciones de 1968 habían apoyado a Bonifacio Ondó) como su enemigos, y estaba convencido de que deseaban derrocarlo.[98]

Con el inmenso deterioro del país, medios de comunicación masivos como la televisión y los periódicos dejaron de funcionar.[24]

Durante el régimen de Macías Nguema, el país no tenía ni un plan de desarrollo ni un sistema de contabilidad para gasto público. Después de matar al gobernador del Banco Central en 1976,[62] cuando aún no había sido capturado.

Macías en una peseta ecuatoguineana.

Durante el régimen de Macías, no se dictaron leyes financieras o económicas y a partir de 1973, no se elaboró ningún tipo de presupuesto (según Macías, por carecer el país de imprenta).[58] Cuando Macías comenzó a ser cuestionado por esto, declaró:

“Que nos dejen de hablar de pan, leche, azúcar, tomate, que no son alimentos típicamente africanos”[58]

Por otra parte, la crisis causó que solamente el presidente Macías, el ejército y la policía pudieran cobrar un sueldo regularmente.[97]

Además, el gobierno estableció una política de expropiación forzosa de bienes privados y colectivos, incluyendo coches particulares, viviendas, dinero y fincas.[14]

En general, durante la dictadura de Macías se abandonaron todas las funciones de gobierno excepto la seguridad interna.[8]

Conflicto con Gabón

En 1972, las tropas de Gabón se infiltraron en territorio ecuatoguineano, provocando un conflicto entre ambos países.[73]

Ambos países intentaron en diversas ocasiones llegar a un acuerdo, pero la continua infracción de lo acordado por parte de Gabón hizo difícil las buenas relaciones entre ambas partes. El 13 de septiembre de 1972, en una reunión celebrada en la República Popular del Congo (otras fuentes citan que se celebró en Kinsasa, Zaire)[109]

Inicialmente el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas también intervino en la resolución del conflicto.[104]

Derrocamiento y muerte

El 3 de agosto de 1979, su sobrino Teodoro Obiang Nguema organizó, con la ayuda de antiguos compañeros de armas encarcelados ( Eulogio Oyó y otros), un golpe de estado que derrocó a Macías. Tras las refriegas militares que duraron una semana, el dictador se refugió en la selva, y allí fue detenido poco tiempo después.

Su sobrino, Teodoro Obiang, que acabaría siendo a su vez el nuevo dictador, le sometió a un juicio sumarísimo utilizando el Código de Justicia Militar español, en el que fue acusado, entre otras cosas, de genocidio, deportaciones masivas y apropiaciones indebidas. Fue condenado a muerte el 29 de septiembre de 1979 y fusilado inmediatamente.[110]

Hoy en día, Francisco Macías Nguema está considerado como uno de los líderes más cleptocráticos, sangrientos y crueles en la historia del África post-colonial. Ha sido comparado a Pol Pot por la naturaleza violenta, imprevisible y anti-intelectual de ambos regímenes.[99]

Other Languages
Bahasa Indonesia: Francisco Macias Nguema
srpskohrvatski / српскохрватски: Francisco Macías Nguema