Francisco Huanca Flores

Francisco Huanca Flores, «Pablo» o «Pablito», ( Laja, La Paz, Bolivia; 17 de septiembre de 1945 - Cajones, Bolivia; 12 de octubre de 1967) fue un político, minero, sindicalista y guerrillero boliviano que integró la Guerrilla de Ñancahuazú comandada por Ernesto Che Guevara en 1966-1967 en el sudeste de Bolivia. Murió en combate el 12 de octubre de 1967.

Biografía

Con 18 años comenzó a trabajar en las minas de Corocoro, en el departamento de La Paz donde se desempeñó como activista sindical. Simultáneamente ingresó al Partido Comunista Boliviano pero comenzó a manifestar su disconformidad con la línea oficial, lo que lo llevó a acercarse al grupo maoísta encabezado por Moisés Guevara, que terminó lléndose del partido para fundar en 1965 el Partido Comunista Marxista-Leninista de Bolivia (PCML), que sostuva una posición favorable a la lucha armada.

Guerrilla de Ñancahuazú y muerte

Luego de la fallida experiencia del Congo, el Che Guevara organizó un foco guerrillero en Bolivia, donde instaló a partir del 3 de noviembre de 1967, en una zona montañosa cercana a la ciudad de Santa Cruz, en una área que atraviesa el río estacional Ñancahuazú, afluente del importante río Grande (Bolivia).

El grupo guerrillero tomó el nombre de Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Bolivia con secciones de apoyo en Argentina, Chile y Perú. Francisco Huanca Flores fue uno de los 26 bolivianos que combatieron en Ñancahuazu, formando parte del grupo que ingresó con Moisés Guevara.

Huanca fue uno de los diecisiete sobrevivientes que llegaron el 8 de octubre de 1967, comandados por Ernesto Guevara, hasta la Quebrada del Yuro, donde este último sería herido y capturado y asesinado al día siguiente. De la Concepción se encontraba entonces muy enfermo, motivo por el cual Guevara y lo envió con un grupo de enfermos heridos, entre los que estaban Octavio de la Concepción de la Pedraja («Moro»), Lucio Edilverto Garvan Hidalgo («Eustaquio») y Jaime Arana Campero («Chapaco»), que su pelotón cubriría.

El grupo logró llegar hasta Cajones donde fueron alcanzados por las tropas del ejército boliviano y ultimados el 12 de octubre de 1967, siendo enterrados clandestinamente.

Sus restos fueron hallados el 15 de marzo de 1996.[2]

Other Languages