Francisco Grandmontagne

Francisco Grandmontagne
Información personal
Nacimiento 30 de septiembre de 1866 Ver y modificar los datos en Wikidata
Barbadillo de Herreros, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 1 de junio de 1936 Ver y modificar los datos en Wikidata (69 años)
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Periodista y escritor Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Francisco Grandmontagne Otaegui ( Barbadillo de Herreros, Burgos, 30 de septiembre de 1866San Sebastián, 1 de junio de 1936) fue un periodista y escritor español. Se le ha considerado uno de los grandes desconocidos de la Generación del 98.[2]

Biografía

Nacido en la noche del 30 de septiembre de 1866. Hijo de Javier Grandmontagne (1832), herrero (según unas fuentes oriundo de la Baja Navarra y para otros francés de Olorón), y de Benita Otaegui (1842), de Cegama (Guipúzcoa). Con solo tres años murió su madre, y él y su hermano se criaron con una ama. Casado de nuevo el padre, aún tuvo otros dos hermanos. Con doce años fue llevado a Fuenterrabía donde quedó a cargo de su tío materno.[nota 1]

Con 21 años emigró a Argentina, donde desembarcó a mediados de diciembre de 1887.[nota 2] Finalmente se instaló en Buenos Aires, en 1890. En esa capital, Grandmontagne creó la revista La Vasconia, dedicada a la colonia vascongada de ese país, publicación que dirigió durante nueve años (hasta el 10 de octubre de 1901). También fue el difusor en el Cono Sur de la obra de "noventaiochistas" como Azorín, Ramiro de Maeztu, José Ortega y Gasset o Ramón Pérez de Ayala.

En 1903 regresó a España e inició sus colaboraciones en rotativos como El País, El Pueblo Vasco, El Sol, La Noche, Euskal Erria; continuó su trabajo en otras publicaciones como Caras y Caretas y El Tiempo, y partir de 1906 fue corresponsal del diario La Prensa de Buenos Aires. Inicialmente instalado en Madrid, pronto se trasladó a San Sebastián, donde contrajo matrimonio el 10 de noviembre de 1905 con Jerónima Echeverria, de Cizúrquil, con la que tuvo dos hijos. Al fundarse en 1910 la Asociación de la Prensa donostiarra, Grandmontagne fue elegido su primer presidente.

En 1923, Primo de Rivera, le ofreció la embajada española en Argentina, premio que Grandmontagne rechazó con parecidos términos: «¿Me ve usted a mí, el ex pulpero martinfierrista, con uniforme de embajador saliendo de la Casa Rosada?».

Retirado en San Sebastián, falleció el 1 de junio de 1936, siete semanas antes del estallido de la Guerra Civil española. Sus restos reposan en el cementerio de Polloe.[3]

Other Languages