Francisco García Calderón Landa

Francisco García Calderón
Garcia Calderon.jpg

Gran Sello de la República del Perú.svg
Presidente Provisional de la República del Perú
12 de marzo de 1881- 6 de noviembre de 1881
Vicepresidente 1.º Lizardo Montero
2.º Andrés Avelino Cáceres
Predecesor Nicolás de Piérola
Sucesor Lizardo Montero

Gran Sello de la República del Perú.svg
Presidente del Senado de la República del Perú
28 de julio de 1886- 28 de julio de 1887
Predecesor Francisco Rosas Balcázar
Sucesor Francisco Rosas Balcázar

Gran Sello de la República del Perú.svg
Ministro de Hacienda y Comercio del Perú
4 de agosto de 1868- 15 de diciembre de 1868
Presidente José Balta
Predecesor Juan Ignacio Elguera
Sucesor Nicolás de Piérola Villena

Gran Sello de la República del Perú.svg
Presidente del Congreso Constitucional del Perú
15 de septiembre de 1867- 15 de noviembre de 1867
Predecesor José Jacinto Ibarra
Sucesor Receso del Congreso

Información personal
Nacimiento 2 de abril de 1834
Flag of Peru.svg Perú, Arequipa
Fallecimiento 21 de septiembre de 1905 (71 años)
Flag of Peru.svg Perú, Lima
Nacionalidad Peruana Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Cónyuge Carmen Rey y Basadre
Hijos Francisco García Calderón Rey
Ventura García Calderón Rey
Educación
Alma máter Universidad Nacional de San Agustín
Universidad Nacional Mayor de San Marcos
Información profesional
Ocupación Abogado
Empleador
[ editar datos en Wikidata]

Francisco García-Calderón Landa ( Arequipa, Perú, 2 de abril de 1834 - Lima, Perú, 21 de septiembre de 1905) fue un jurista, militar, político y diplomático peruano, que llegó a ser Presidente del Perú durante un breve periodo, desde marzo hasta noviembre de 1881, conocido como el Gobierno de La Magdalena, en plena Guerra del Pacífico.

Figura notable de la jurisprudencia peruana, fue autor de un célebre Diccionario de la Legislación Peruana y brilló tanto en el foro cuanto en la cátedra universitaria. Fue presidente del Congreso Constituyente de 1867, Ministro de Hacienda en 1868, decano del Colegio de Abogados de Lima de 1874 a 1876 y senador por Arequipa de 1876 a 1879.

Tras la ocupación chilena de Lima, una «Junta de Notables» lo reconoció como Presidente Provisorio del Perú, estableciendo la sede de su gobierno en La Magdalena, en marzo de 1881. Desde allí inició gestiones de paz con Chile, pero sin aceptar una desmembración territorial, hecho que no fue del agrado de los chilenos que lo apresaron y lo confinaron a Chile, donde continuaron presionándole para firmar la paz con cesión territorial.

Firmado el Tratado de Ancón en 1883, se le impidió regresar inmediatamente al Perú, por lo que inició un periplo por Buenos Aires y Europa. A su retorno, asumió el rectorado de la Universidad de San Marcos ( 1886) y se incorporó al Congreso, pues había sido elegido en ausencia senador por Arequipa. Llegó a ser presidente del Senado (1886-1887). Fue asimismo, el primer presidente de la Academia Peruana de la Lengua ( 1887).

Primeros años

Hijo del notable juez arequipeño, Eduardo García-Calderón y Crespo, y de Ventura Martínez-Landa y Guerola, estudió en la emblemática Institución Educativa Glorioso Colegio Nacional de la Independencia Americana, de su ciudad natal. Sus estudios superiores los hizo en la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa, donde se doctoró en Derecho en 1850 y se recibió de abogado en 1852, cuando tenía 18 años, aunque solo podía ejercer su profesión después de cumplir 21 años de edad.

Simultáneamente se inició en la docencia, como profesor de filosofía y matemáticas en el colegio de la Independencia Americana, así como regentando las cátedras de Derecho Civil, Natural, Canónico e Internacional en la Universidad de San Agustín. En la Universidad de San Marcos se doctoró en Jurisprudencia con una tesis sobre La frenología en sus relaciones con la Medicina, el Derecho y la Educación ( 1864).

Por entonces hizo su más importante contribución académica al Derecho peruano: su monumental Diccionario de la Legislación Peruana, cuya primera edición es de 1860-62 (2 volúmenes); incluyó un pormenorizado análisis jurídico de cada figura legal, apoyándose en la doctrina de los juristas y en la legislación entonces vigente. Esta obra mereció en 1862 una medalla de oro del Congreso.

En 1864 fue nombrado oficial primero de la Dirección General de Hacienda y en 1865 fue promovido a la Dirección de Administración. Renunció entonces para dedicarse a su profesión, convirtiéndose en uno de los prominentes miembros del foro limeño.

En 1867 fue elegido diputado por Arequipa y llegó a ser presidente del Congreso Constituyente. Ese mismo año colaboró en la organización de la Academia Peruana de Ciencias y Bellas Letras, entidad de corta existencia. Ante el avance de la revolución de 1867 contra el gobierno de Mariano Ignacio Prado, solicitó a este presidente su renuncia.

En 1868, al inaugurar el coronel José Balta su gobierno constitucional, integró el gabinete ministerial asumiendo la cartera de Hacienda. Dicho gabinete estaba compuesto por diversas personalidades como Pedro Gálvez Egúsquiza (ministro de Gobierno), José Antonio Barrenechea (Relaciones Exteriores) y Luciano Benjamín Cisneros, otro prominente abogado de la época (Justicia). Pero su gestión como ministro fue efímera (del 4 de agosto al 15 de diciembre de 1868); ante la grave crisis hacendaria que parecía irresoluble, tuvo que renunciar y dar pase al entonces joven Nicolás de Piérola, que se haría célebre por negociar el llamado Contrato Dreyfus.

Fue elegido decano del Colegio de Abogados de Lima (entre 1874 y 1876) y presidente del Círculo Literario ( 1875). En 1876 fue elegido senador por Arequipa, función que desempeñó hasta 1879.

También tuvo una importante carrera empresarial. Fue director y presidente desde 1874 del Banco de la Providencia y gerente del Banco de Crédito Hipotecario desde 1873.

En 1874, el empresario estadounidense Henry Meiggs constituyó la Compañía de Obras Públicas y Fomento del Perú, en donde García Calderón ocupó el cargo de vicepresidente y según el historiador Alejandro Salinas "... tuvo un papel primordial en las conversaciones con el Presidente Pardo para arreglar las cuentas de los ferrocarriles" y "desde 1877 defendió en el Senado los intereses de Meiggs".[1]

Fue uno de los fundadores de la Compañía Salitrera del Perú en 1878 de la cual fue presidente del directorio. Esta empresa tenía la consignación del salitre del Estado.[2]

Other Languages