Francisco Gómez-Jordana Sousa

Francisco Gómez-Jordana
Conde de Jordana 1940.jpg
Retrato a carboncillo de Jordana

Alto Comisario de España en Marruecos
4 de nov. de 1928-23 de abril de 1931

Presidente de la Junta Técnica del Estado
3 de junio de 1937-30 de enero de 1938

Ministro de Asuntos Exteriores
30 de enero de 1938-9 de agos. de 1939

Vicepresidente del Gobierno
30 de enero de 1938-9 de agosto de 1939

Ministro de Asuntos Exteriores
3 de sept. de 1942-3 de agosto de 1944

Información personal
Nacimiento 1 de febrero de 1876
Madrid, España
Fallecimiento 3 de agosto de 1944 (68 años)
San Sebastián, España
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Católico
Familia
Padre Francisco Gómez Jordana Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Militar, diplomático
Rango General
Participó en
[ editar datos en Wikidata]

Francisco Gómez-Jordana Sousa ( Madrid, 1 de febrero de 1876 - San Sebastián, 3 de agosto de 1944) fue un militar y diplomático español que ocupó importantes cargos durante la Guerra Civil y los primeros años de la Dictadura franquista.

Era hijo del también teniente general y alto comisario en Marruecos, Francisco Gómez Jordana.

Fue presidente de la Junta Técnica del Estado durante la contienda, organismo que ejercía las funciones de gobierno en la zona zona sublevada. Tras la formación del primer gobierno franquista, en 1938, Gómez-Jordana ocupó el puesto de Vicepresidente del gobierno y ministro de Asuntos Exteriores, dirigiendo la política exterior del incipiente régimen franquista. Cesado tras el final de la contienda, en 1942 volvió a ocupar la cartera de exteriores, en el contexto de la Segunda Guerra Mundial.

Ostentó el título nobiliario de I conde de Jordana.

Biografía

Cuba

Participó en la guerra de Cuba y en las campañas desarrolladas en Marruecos a principios del siglo XX. Era Gentilhombre de cámara con ejercicio del Rey Alfonso XIII desde 1919.

Directorio

Durante la dictadura de Primo de Rivera fue vocal del Directorio Militar,[2]

Como miembro del Directorio Militar, con el rango de general, tuvo responsabilidades sobre Marruecos y Colonias. En su calidad de miembro del Directorio fue el estratega en la planificación y ejecución del Desembarco de Alhucemas[ cita requerida]. El rey Alfonso XIII le concede en 1925 el condado de Jordana por su actuación destacada en el Desembarco de Alhucemas. Tres años más tarde fue nombrado Alto Comisario Español en Marruecos, ya como teniente general.

Fue encarcelado tras la proclamación de la Segunda República.[3]

Segunda República y Guerra Civil

Con la proclamación de la República, coherente con su condición de monárquico[ cita requerida], presentó su dimisión al presidente Alcalá Zamora y se retiró del servicio activo acogiéndose a la Ley Azaña. Un tribunal de la República[ ¿cuál?] lo inhabilitó para el ejercicio de cargos públicos[ cita requerida]. Miembro de la Unión Militar Española, siendo el militar de mayor rango del ejército español que no se unió al golpe militar que dio lugar a la Guerra Civil. Sin embargo, durante el conflicto tuvo un papel relevante.

En junio de 1937, tras la muerte del general Mola, el general Fidel Dávila asumió el mando del Ejército del Norte y en su lugar, Gómez-Jordana asumió la Presidencia de la Junta Técnica del Estado.[9]

Dictadura franquista

Jordana acompañando a Ciano en su visita a San Sebastián en 1939.

Al finalizar la Guerra Civil cesa en el Gobierno pasando a ocupar la Presidencia del Consejo de Estado. Unos años después, durante la Segunda Guerra Mundial, el general Franco le nombra nuevamente ministro de Asuntos Exteriores con el objeto de pilotar la neutralidad española en el conflicto y el acercamiento a los aliados.[11]

Su nombramiento se produjo tras la caída en desgracia de Serrano Suñer, que hasta entonces había desempeñado el puesto de Ministro de Exterior. Ramón Serrano Suñer había sido un firme partidario de la Alemania nazi,[14]

Desde el primer momento, Gómez-Jordana dedicó sus esfuerzos a lograr un acercamiento a las potencias aliadas —especialmente Gran Bretaña y los Estados Unidos—, en un contexto en que la evolución de la contienda empezaba a inclinarse en contra de la Alemania nazi y sus aliados. Por ejemplo, en enero de 1943 protestó ante Franco por el viaje que el ministro-secretario seneral de FET y de las JONS, José Luis Arrese, realizó a la Alemania nazi y el cual no le había sido comunicado previamente.[n. 2]

A pesar de su política aliadófila, a comienzos de 1943 Gómez-Jordana suscribió con el embajador alemán Hans-Adolf von Moltke un pacto secreto por el cual España se comprometía a luchar contra los Aliados en caso de que estos atacasen cualquier territorio español, mentras que la Alemania nazi se comprometía a ayudar al régimen franquista con la entrega de material militar.[21]

El Conde de Jordana murió el 3 de agosto de 1944, mientras se encontraba en San Sebastián, en pleno desenlace de la Segunda Guerra Mundial.[22]

Other Languages